x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de la monarquía

Los deberes de Felipe VI para dejar atrás el juancarlismo: transparencia, honores a raya y comunicación cercana

  • "La transparencia es la mejor salvaguarda para la supervivencia de la Corona. Si no, siempre va a existir la duda de si se está incurriendo en las mismas prácticas", sostiene el politólogo Pablo Simón
  • Ernesto Pascual sostiene que la Corona está en una posición endiablada por el título de emérito: una retirada se puede entender como asunción de culpabilidad y un mantenimiento seguiría desgastando a la institución

Publicada el 09/08/2020 a las 06:00 Actualizada el 09/08/2020 a las 13:32
El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

EFE

Las dudas sobre conductas cuestionables de Juan Carlos de Borbón han existido siempre. Sólo hay que recordar aquella carta enviada al Sha de Persia en 1977 pidiéndole 10 millones de euros para hacer frente al “marxista” PSOE. Sin embargo, han sido necesarias más de cuatro décadas y una investigación suiza para que esas sombras hayan terminado convirtiéndose en serias sospechas y poniendo a la Corona ante el que probablemente sea su momento más delicado desde la recuperación de la democracia. A medida que aparecían nuevos datos, la situación se volvía cada vez más insostenible. Eran conscientes de ello en la Casa del Rey y en el Gobierno. Por eso, ambas instituciones se pusieron a trabajar codo con codo para tratar de buscar una salida para un monarca en cuestión que todavía ocupaba las dependencias del Palacio de la Zarzuela. El resultado final fue el autoexilio forzado de Juan Carlos de Borbón. Nadie sabe a ciencia cierta el destino. Tampoco si será definitivo o transitorio. Ni el Ejecutivo ni la Casa del Rey han facilitado esta información. La opacidad ha reinado en todo momento.

La carta de despedida del emérito deslizaba que la salida del país era una decisión propia. Sin embargo, el comunicado de Zarzuela evidenciaba que la operación contaba con el visto bueno de Felipe VI al trasladar al padre su “sentido agradecimiento y respeto” por el paso dado. Y a nadie se le escapa que también con el beneplácito del Ejecutivo –o, al menos, de una parte de él–. Con el cortafuego levantado, empezó a deslizarse la idea de que el caso estaba cerrado. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alabó la decisión del rey de “distanciarse” de las “supuestas conductas cuestionables y reprobables”. Sin embargo, todavía le quedan muchas asignaturas pendientes para cortar con el juancarlismo. ¿Qué garantiza a los ciudadanos que hechos como los conocidos hasta la fecha no volverán a repetirse? Las lagunas en la rendición de cuentas que existen todavía alrededor de la Casa del Rey está claro que no. Tampoco ayuda a la institución el hecho de que Juan Carlos de Borbón continúe manteniendo el título de emérito, como tampoco lo hace la política comunicativa seguida. Una lista de tareas de las que son corresponsables Moncloa y Zarzuela.

rENDICIÓN DE CUENTAS

La falta de transparencia de la Corona es algo que siempre ha sido objeto de críticas. Es cierto que en los últimos años, bajo el reinado de Felipe VI, se han ido dando tímidos pasos para corregir este problema. Por ejemplo, con la inclusión de la institución en la Ley de Acceso a la Información Pública, con la publicación de contratos y convenios o con la revelación con carácter anual de todos los regalos que recibe la familia real. Esta última decisión se adoptó en 2015 y vino acompañada de un código de conducta que impide aceptar obsequios que superen los usos habituales, sociales o de cortesía o que por su alto valor económico “puedan comprometer la dignidad de las funciones institucionales”. Con estos pasos, Felipe VI parecía dispuesto a concretar su promesa de una Corona con una conducta “íntegra, honesta y transparente” que había puesto sobre la mesa durante su discurso de proclamación pocos meses antes. Cinco años más tarde, sin embargo, los agujeros de opacidad que quedan por tapar todavía son enormes.

“Tiene que mejorar en materia de transparencia. Es la mejor salvaguarda para la supervivencia de la Corona. Si no, siempre va a existir la duda de si se está incurriendo en las mismas prácticas”, sostiene Pablo Simón, profesor de Ciencia Política de la Universidad Carlos III de Madrid. Coincide con él su homólogo en la Universitat Oberta de Catalunya, Ernesto Pascual, que no ve con malos ojos que los ciudadanos pudieran conocer el patrimonio del monarca para poder controlar fácilmente que no se repitan hechos como los destapados con Juan Carlos de Borbón. De hecho, esta es una de las propuestas que Unidas Podemos pondrá sobre la mesa del Congreso de los Diputados en el próximo curso político. En la actualidad, el jefe del Estado no está obligado por ley a ofrecer dicha información, a diferencia de lo que ocurre con los miembros del Poder Ejecutivo y Legislativo. Tampoco lo está el Poder Judicial, si bien en su caso lleva desde 2015 haciendo públicos los datos relativos a bienes inmuebles, cuentas bancarias, acciones o automóviles de su presidente, de los vocales de la Comisión Permanente o del secretario general.

El politólogo de la Universidad Carlos III considera que el mecanismo adecuado para arrojar luz sobre la Casa del Rey sería a través de una ley orgánica que regule y marque aquellos actos relativos a la Corona sobre los que tienen que ser más abiertos. Para Pascual, uno de ellos es, sin duda, el uso que la institución da a los fondos públicos que percibe anualmente –7,88 millones de euros en 2020–. “Es necesario conocer con mayor detalle los gastos que se hacen”, apunta Pascual. En el estado de liquidación que publica la Casa del Rey, se detallan los de personal o en bienes y servicios, pero con conceptos amplios como “atenciones protocolarias” o “material, suministros y otros”. Menos detalle ofrecen sobre lo que recibe directamente la familia: sólo dan la cifra inicial y la ejecutada. La institución, por tanto, está a un mundo de la británica en cuestión de transparencia. Buckingham informa pormenorizadamente de todos los desembolsos. Por bebida y comida –1,7 millones de libras en 2019–, por ordenadores, por uniformes y hasta por la peluquería de la reina Isabel II.

No son las únicas cuestiones en las que se considera necesaria una mayor transparencia. “También en temas de agenda, tanto a nivel público como privado. O en cuestiones relacionadas con los viajes”, sostiene Pascual. Esta última es otra de las lagunas existentes. En Reino Unido, se publican anualmente todos los desplazamientos oficiales que realizan los miembros de la familia real. Se detalla el medio de transporte, la fecha, el itinerario seguido, una descripción de las reuniones y el coste. En el caso de la monarquía española, toda esa información permanece oculta. De hecho, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno dictaminó el pasado mes de junio que el Ejecutivo, que es quien se encarga de resolver las peticiones de información que afectan a la Corona, tenía que facilitar a Maldita.es el listado de viajes oficiales de los cinco últimos años, detallando cuestiones como el origen y destino del vuelo, el avión usado, los miembros de la institución que formaba parte de la comitiva o el resto de acompañantes. Moncloa no ha cumplido todavía con lo dictado por el organismo.

La periodista Victoria Prego pone el acento también en los viajes. “Es necesaria una transparencia más amplia en relación con los movimientos de la familia real. No me hace gracia que desaparezcan de vez en cuando. Tienen derecho a vacaciones y a descansar, yo eso no lo discuto. Lo que discuto es la opacidad de sus periodos de descanso. No sabemos dónde están nunca”, apunta. Además, considera que es necesario aumentar la visibilidad de la princesa Leonor y la infanta Sofía. “Los españoles tienen derecho a que sus hijas aparezcan más. No participan en ningún acto propio de su edad. Deberían sacarlas más a la luz. Ya pasó el tiempo en el que tenían 3, 4 o 5 años”, continúa. En este sentido, pone como ejemplo la monarquía holandesa.

Control parlamentario

Un aumento de la transparencia permitiría, a ojos de Simón, que se pudieran “fiscalizar” las cuentas reales “de manera más pormenorizada”. Hace un par de años, tras el estallido de las grabaciones de Corinna Larsen y el comisario jubilado José Manuel Villarejo, Compromís registró en el Congreso una proposición de ley que recogía la posibilidad de que la Cámara Baja pudiera auditar las cuentas de la Casa del Rey. La iniciativa fue tumbada por la Mesa. Tampoco el recurso ante el Tribunal Constitucional prosperó por un defecto de forma. “No necesariamente tiene que hacerse con control parlamentario, puede llevarse a cabo también a través del Tribunal de Cuentas”, continúa el politólogo. Por lo general, en la mayoría de monarquías europeas su contabilidad se somete a una auditoría externa. En España, las audita la Intervención General del Estado. En Reino Unido, se revisan en la Comisión de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes, donde también dan explicaciones sobre sus gastos los altos cargos al servicio de la reina.

Cuando se pone sobre la mesa la posibilidad de comparecencias en el Parlamento español, Simón recuerda que en ninguna monarquía europea los jefes de Estado se sientan en comisiones. “Tiene que quedarse al margen de la diatriba parlamentaria”, apunta. Sin embargo, no ve con malos ojos que pueda acudir el jefe de la Casa Real, en este caso Jaime Alfonsín, a aclarar aspectos relacionados con la institución. “Si esto lo regulamos a través de una ley de la Corona, podemos habilitar un sistema por el cual se establezca una suerte de memorando anual o una comparecencia para informar de cuáles han sido las actividades de la jefatura del Estado o dar cumplimiento de la información básica. Eso puede ser sensato”, sostiene el politólogo de la Universidad Carlos III de Madrid.

El lastre de los honores

A medida que se han ido conociendo nuevos detalles sobre los negocios, cuentas ocultas y fundaciones en paraísos fiscales de Juan Carlos de Borbón, Felipe VI ha soltado amarras. El primer paso llegó en marzo, cuando renunció a la herencia de su padre y le retiró la asignación salarial de 194.232 euros anuales, lo que suponía una primera ruptura con su predecesor en el trono. Y el segundo a comienzos de esta semana, cuando se anunció que el padre ponía tierra de por medio a pesar de no haber todavía ninguna causa abierta formalmente contra él. Sin embargo, todavía queda una amarra que no se ha soltado. Juan Carlos de Borbón sigue conservando la condición de rey emérito, la única dignidad que mantiene el monarca en estos momentos. Este título no conlleva ningún privilegio. Simplemente le otorga honores análogos a la princesa de Asturias y precedencia protocolaria tras las hijas de Felipe VI. Además, sigue siendo todavía miembro de la familia real.

Para Pascual, la situación que tiene ahora mismo la institución con esta cuestión es endiablada. Mantener los honores implica que la Corona siga señalada y el desgaste continúe. Retirarlos, “supondría una mancha también” en tanto deslizaría un reconocimiento de los hechos bajo la lupa. Coincide Simón. No obstante, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III cree que esta salida va a ser “inevitable”. Dar este paso no es para nada complicado. Bastaría con la derogación o modificación del Real Decreto 470/2014, aprobado en su día por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. La retirada por la fuerza del título honorífico sería traumática para Felipe VI, en tanto que tendría que rubricar la caída definitiva en el olvido de su padre. Por el momento, el Gobierno no parece dispuesto a soltar esta amarra.

Prego considera que eso, al igual que la salida del monarca de Zarzuela, es algo que se debería haber hecho hace tiempo. Ahora, dice, “es tarde”. “Parecería entonces una persecución y una venganza. Esto se tendría que haber hecho de manera muy sosegada. Estamos hablando de asuntos de Estado, no de una discusión familiar. Estas cosas se hacen con fundamento, con acuerdo del Gobierno, de la Casa del Rey y del propio viejo rey”. El profesor de Ciencias Políticas de la UOC, por su parte, no cree que por el momento se vaya a apretar ese “botón nuclear” que terminaría por “arrastrar” toda la “herencia” de Juan Carlos de Borbón. “Yo creo que sólo es algo que se hará si se tiene sobre la mesa una sentencia firme o en caso de que el procedimiento empiece a arrojar claras muestras de delito”, apunta Pascual.

Una comunicación del siglo XXI

Si hay algo en lo que coinciden todos los expertos consultados es en la necesidad de que la institución mejore en materia comunicativa. “Es obsoleta. Se necesita algo más fresco, con una mayor agilidad a la hora de acercar la Corona al pueblo”, considera el politólogo de la UOC. En la misma línea se pronuncia la periodista de El Independiente, que cree que es necesaria una “comunicación más moderna”, aunque reconoce que es “difícil” llevar a cabo este lavado de cara “cuando se está rodeado” de casos que “le afectan”. Dentro de esa estrategia, Prego dice que se tiene que aumentar la presencia pública de la familia, dándose a conocer más allá de los actos oficiales. “Es necesaria una comunicación más dinámica, están tremendamente anquilosados”, dice Simón, quien no se olvida de los errores cometidos en la gestión del caso Juan Carlos. En concreto, del comunicado, el primero, el que se lanzó con nocturnidad exactamente el mismo día en el que todo el país estaba atento a la declaración del estado de alarma. “Hace treinta años utilizar esos trucos igual colaba. Ahora ya no”, sostiene.

En opinión del politólogo, la crisis del emérito ha puesto en evidencia que la Casa del Rey tiene un “problema grave” a nivel comunicativo. Considera que las giras de Felipe VI no son suficientes para restituir el prestigio dañado. “Tiene que salir, hablar al pueblo, dar certidumbre y explicarse ante los españoles”, dice. En este sentido, pone sobre la mesa como posible formato una entrevista. Prego, sin embargo, cree que sería un error. “Toda pregunta que quedara sin respuesta sería una auténtica bomba de relojería”, señala. “El argumento de que no por ser el hijo tenía que conocer absolutamente todo sobre su padre quizá no se entienda bien”, dice Pascual, que tampoco tiene del todo claro que pudiera salir bien parado.

Más contenidos sobre este tema




48 Comentarios
  • Raul Raul 10/08/20 18:36

    CHORIZOS PUTEROS Y LADRONES, ABAJO LOS BORBONES!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • pasarratos pasarratos 09/08/20 23:39

    Seamos serios y adultos. Zarzuela, S.A., va seguir como hasta ahora, sin mover una coma ni un músculo. Si la empresa va bien, si el negocio es redondo, para que cambiar nada?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • JIRS JIRS 09/08/20 19:53

    En youtube, están disponibles 5 vídeos muy interesantes sobre la dinastía borbónica : "BORBON, LA MALDICIÓN DE UN APELLIDO". Pues ahí está todo el historial y las cualidades éticas , morales y gubernativas de los regentes del país............. A ver quien endereza a estas alturas un roble de 500 años torcido.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • JIRS JIRS 09/08/20 19:40

    ¿Tener confianza en el nuevo monarca y actual Jefe del Estado?. Pues si nos dicen que él no sabía nada de las cuentas del padre y nos lo creemos, y seguimos rodeados de las mismas amistades ,el "compiyogui" de la reina y yerno de Villar Mir, entre otros.....¡ pues ya hay que tener fe!.
    Los que ya tenemos algunos años hemos conocido, aunque no con las evidencias de hoy, escándalos parecidos, donde la monarquía, el dinero y la corrupción estaban fuertemente imbricados (KIO, De la Rosa, compra del petróleo de la nación........), vamos , que la cosa no es nueva. ¿Y que opinamos de esas cabeceras de prensa El País, ABC, La razón, OK diario, etc, etc.... ) palmera y cómplice de todas estas corruptelas, callándolas, ocultándolas y "liquidando" a aquellos periodistas que alguna vez hicieron intentos tímidos de hablar de esos temas? ¿ Y de esa clase empresarial (los De la Rosa, los Cortina, los Conde, los Alierta, los Villalonga, etc, etc...) modélica siempre dispuestos a corromper, sabiendo que se dejarán, claro, a cualquiera? ¿Y esa Jerarquía eclesiástica alabando cual becerro de oro siempre a la monarquía, sabiendo de la corrupción existente, poniendo a parir al ciudadano corriente si se divorciaba, pero alabando y riendo las gracias a los "adúlteros reales", con el fin de no perder sus p`rivilegios, especialmente los económicos ...........
    Y por no hablar de lo de la inmunidad para temas ajenos a los refrendos de las leyes !!!!. No me imagino al presidente de Alemania, de Francia, Bélgica , etc, que hubieran asesinado a un ciudadano por la calle y no se les juzgara por esa supuesta inmunidad para cualquier tipo de delito.
    Vamos, ..... que si hay que tener fe, si........................

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/08/20 19:30

    Sï que Pablo Iglesias ha dicho en esos 10 ultimos dîas que se necesita una opcion republicana en la derecha.

    El Partido Republicano Conservador fue creado por Miguel Maura en 1932.
    Pones "Partido Republicano Conservador" para buscar y entre las respuestas, la de Wikipedia:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Republicano_Conservador

    Algo mâs ?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • JIRS JIRS 09/08/20 20:22

      Pues si, Thierry. Si se tiene poco interés por la historia del propio país, pues mucha gente identifica República con "izquierda", por llamarlo de alguna manera. La ignorancia, y lo que es peor, las pocas ganas ganas de aprender, es lo que hace que seamos el pueblo que somos. Además del partido republicano que indicas, han habido en España en el siglo XX ,entre otros, estos partidos de derechas partidarios de la República : Derecha Liberal Republicana, Partido Republicano Progresista (ambos de Alcalá-Zamora y Maura), el Partido Republicano Conservador (Maura), el Partido Republicano Radical (Lerroux)........ También hay republicanos fascistas; hasta Franco, antes de traicionar el juramento de lealtad que hizo a los principios de la República, era republicano. Eso si, hay que reconocer que en este último caso la traición a sus propios principios personales y militares tuvieron una justificación, plasmada en el slogan : "TODO POR LA PASTA" (si no, de qué iba a haber hecho la fortuna que hizo).

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/08/20 21:06

        Me parece que actuamente no hay partido de derecha que sea republicano. Es una gran diferencia con los años 30. Buenas noches.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/08/20 19:30

    Sï que Pablo Iglesias ha dicho en esos 10 ultimos dîas que se necesita una opcion republicana en la derecha.

    El Partido Republicano Conservador fue creado por Miguel Maura en 1932.
    Pones "Partido Republicano Conservador" para buscar y entre las respuestas, la de Wikipedia:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Republicano_Conservador

    Algo mâs ?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • jagoba jagoba 09/08/20 20:20

      ¿Estas justificando que un rey pueda cometer delito y sea inviolable?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • pasarratos pasarratos 09/08/20 14:59

    Felipe es un Borbón, y los Borbones son una estirpe corrupta, ladrona y cobarde. Porqué iba a ser Felipe distinto?. Lo que ha demostrado hasta ahora, es que esta "preparao " para seguir la senda del padre, e incluso superarle. Los indicios, así lo indican.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    1

    6

    • Ozaez Ortega Ozaez Ortega 09/08/20 15:06

      La corona si se hereda de padre a hijo ; la genetica no

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      5

      1

      • GRINGO GRINGO 09/08/20 18:22

        Léelo por favor....., de padre a hijo lo que heredamos todos es la genética, los Borbónes además la Jefatura del Estado.

        Tú eres "monárquico o Juancarlista" ??,...médico no.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        4

        • 30junio 30junio 09/08/20 19:05

          Puede q no esté en lo cierto, pero la genética transmite rasgos físicos. La educación, el entorno familiar y social son los q arman nuestra arquitectura como personas, la ética, el sentido de responsabilidad, la empatía, la sensibilidad, etc. etc. Yo tengo confianza 0 patatero en el sujeto llamado Felipe VI, xq lo q ha mamado es q hay 1 país q le enriquece, q le consiente, q le encumbra y q le ofrece 1 trono sin q tenga q rendir cuentas a nadie. Bueno, sí, a dios y a la historia... y con esa base tenemos servido el q se rían de nosotros, nos roben y nos desprecien y nos avergüencen, llámense Fernandos, Isabeles, Alfonsos, Juan Carlos, Felipes, Leonores o Vanessas.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          4

      • micanuto micanuto 09/08/20 17:03

        No sé qué diría Fernando VII .....
        ....

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Ciudadano, no súbdito Ciudadano, no súbdito 09/08/20 14:44

    Leyendo a Rebeca Quintans, una autora imprescindible, es muy probable que a lo que estemos asistiendo en realidad,  es a una guerra entre las dos facciones de la Real Casa. Felipe y Sofía por un lado, obsesionados con la continuidad y Juan Carlos en retirada desde que le convencieron de que abdicara En 2014, y con mucho pasado difícil de digerir y de justificar . Como no hay condiciones de opinión publica todavía para una republica, sería una arriesgada operación en sentido contrario a lo que  nos parece en estos momentos. Todo lo que está ocurriendo no ayudaría a superar el régimen actual, sino que es una calculada operación para consolidar la monarquia con un lavado de cara que llegaría  en su momento. Tal vez lo que dice Pedro Sanchez de las personas y de las instituciones va en esa dirección y una vez más nos están utilizando a los ciudadanos  en un espectáculo que aparenta un ajuste de cuentas con el pasado para que todo siga igual con algunos cambios cosméticos  como el fin de la inviolabilidad y poco más. Sería una operación arriesgada y desesperada, pero para algunos hay mucho en juego en este desgraciado y corrupto país....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    9

    • GRINGO GRINGO 09/08/20 18:38

      A falta de un 23F, estarán fraguando alguna estrategia para hacerle aparecer a Felipe VI "El Preparao"
      como otro "salvador de la democracia", que se dejen de bobadas y den la voz al pueblo.

      Referéndum YA !!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

    • micanuto micanuto 09/08/20 17:05

      Principio de Lechatelier

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      3

  • GRINGO GRINGO 09/08/20 14:39

    Dudo mucho que haya "democracias que se precien de serlo como la española", y pongan tantas trabas para que la voluntad popular se pueda manifestar libremente, no sirve con votar cada 4 años y quedarse tan tranquilos, las normas que rigen ciertos cambios están ideadas para que nada cambie, o lo que ya conocemos como "atado y bien atado".

    Simulamos tener una libertad que no es tal, y se demuestra con asuntos como el referéndum sobre la Monarquía, algo que la sociedad demanda y que sería bueno conocer cuanto antes, para centrarnos en asuntos más productivos.

    La "Transparencia, Honores a raya y Comunicación cercana", son la base de comportamiento de cualquier institución pública, no sólo de la Casa Real.

    En esas facetas todavía estamos lejos de la media de la UE, pero la Casa Real "ni ha empezado sus deberes".

    Para que ésto pase se ha necesitado y se necesita la colaboración de mucho periodista basura y los partidos de la T78, que como tampoco están limpios de polvo y paja, pues que van a decir....tapemos la mierda, hoy por ti mañana por mí.

    Necesitamos dar un cambio, pero con los partidos tradicionales es imposible, deben demasiados favores y tienen demasiadas deudas históricas....

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    11

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/08/20 12:37

    Pernalonga, yo digo que Pablo Iglesias tiene razon : para su empeño necesita algo parecido al Partido Republicano Conservador de los años 30.

    Despues me permito una broma.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    4

    • GRINGO GRINGO 09/08/20 15:39

      Pero, que chorrada es esa tierry, siempre andas con unas bobadas que nunca entiendo, que es eso de Partido Republicano "Conservador", es eso lo que te sugiere las declaraciones de Pablo Iglesias ???.

      Hay necesidad de remontarse al pleistoceno para hablar de los problemas de hoy ????

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4



 
Opinión