X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de Cataluña

El informe del Supremo aboca al Gobierno a indultos parciales en busca de una solución política al problema catalán

  • La ley no permite aplicar una medida de gracia total cuando el tribunal sentenciador se pronuncia en contra, aunque una rebaja parcial de la condena permite numerosas posibilidades, incluida la libertad
  • El Ejecutivo trabaja ya en la vía de los indultos, que deberá argumentar a fondo ante la amenaza de PP y Vox de recurrir los decretos
  • El propio Supremo ya alegó razones de "conveniencia política" para mostrarse a favor de otorgar la medida a Antonio Tejero doce años después del 23F
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 27/05/2021 a las 06:00
Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Oriol Junqueras en la toma de posesión esta semana como president de Pere Aragonès.

Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Oriol Junqueras en la toma de posesión esta semana como president de Pere Aragonès.

El no del Tribunal Supremo a que se les conceda el indulto a los doce condenados por el proceso independentista catalán no es vinculante, aunque sí preceptivo y, por tanto, sus conclusiones llegarán al Gobierno de Pedro Sánchez, que es el que tiene la última palabra sobre si conceder indultos y cómo. Eso sí, el informe del alto tribunal contrario a la medida de gracia sí permite acotar en cierta medida el pronunciamiento del Ejecutivo: ya no podrá ser un indulto total y además deberá estar muy bien motivado después de que los magistrados hayan descartado por completo que los presos del procés cumplan, en su opinión, ninguna condición para ser indultados. Así, los razonamientos del decreto gubernamental se basarán más en razones de conveniencia política como posible vía para solucionar el conflicto político en Cataluña.

La ley del indulto, que data de finales del siglo XIX y sólo fue reformada una vez a finales de los años ochenta del siglo XX para introducir matizaciones más bien técnicas, establece que "el indulto total se otorgará a los penados tan sólo en el caso de existir a su favor razones de justicia, equidad o utilidad pública, a juicio del tribunal sentenciador". Para el Supremo, no se cumplen estos preceptos en los casos de los líderes independentistas condenados por los hechos del otoño de 2017 al asegurar que ni están arrepentidos ni han asumido que en el otoño de 2017 se saltaron las leyes y la Constitución y fueron incumpliendo todas las resoluciones que fue dictando el Tribunal Constitucional en la que se les iba advirtiendo de la ilegalidad de sus acciones.

Con la negativa del alto tribunal, lo que sí se puede conceder es un indulto parcial, tal y como establece la ley: "En los demás casos se concederá tan sólo el parcial, y con preferencia la conmutación de la pena impuesta en otra menos grave dentro de la misma escala gradual". Bajo esta premisa, caben numerosas posibilidades, según juristas consultados por infoLibre, que el Gobierno deberá plasmar en un real decreto cuando tome la decisión tras deliberación del Consejo de Ministros. Lo que parece ya claro es que habrá indulto y que el Ejecutivo trabaja en ello, dadas las últimas declaraciones del presidente en el Pleno del Congreso: “Hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia”.

Desde el Gobierno no se muestran en ningún caso sorprendidos ni por la negativa del Supremo ni por los argumentos que ofrece. "Era de esperar" es la respuesta de las fuentes consultadas por este periódico, por lo que el Ejecutivo ya contemplaba que el alto tribunal acotaría la posibilidad del indulto a que éste finalmente sólo pueda ser parcial y no total. La pregunta que se despejará en los próximos meses es de qué manera se concederá la medida de gracia y en qué afectará a las penas de prisión, pero también las de inhabilitación, pues la sentencia judicial impide a los presos del procés ejercer cargos públicos durante los años a los que fueron condenados. La medida de gracia también puede incluir condiciones para los penados. Y aunque la pena no se conmute por completo, la rebaja sí puede implicar que el reo pueda esperar en libertad lo que le resta de condena.

Lo que parece claro es que el Gobierno no puede alegar en cada uno de los decretos sobre los presos del procés criterios que ya han sido descartados de plano por el Supremo como razones objetivas para indultarles. La Sala que preside el magistrado Manuel Marchena deja claro que los condenados consumaron un "ataque a la paz pública y a la resoluciones judiciales", que quieren "reincidir en el ataque a los pilares de la convivencia" y que no presentan "una voluntad de reencuentro con el orden jurídico". Tras esto, los magistrados advierten de que el Gobierno no es una segunda instancia ante la que recurrir sentencias judiciales y hacen una versión reducida de la sentencia que el propio tribunal emitió el 14 de octubre de 2019, pues vuelven a recordar, de forma resumida, los motivos por los que los líderes independentistas fueron condenados.

"Lo que hacen es marcar territorio", explican las fuentes del Gobierno consultadas en referencia al tribunal. En su opinión, lo que hace el Supremo con su informe es una "delimitación" de las condiciones del previsible indulto: que éste sea parcial y evitar pronunciamientos del Ejecutivo que expresen una posible reinserción de los presos. Una motivación con argumentos que ya han sido descartados de plano por el alto tribunal y la Fiscalía, y a la luz de lo que los propios condenados declaran públicamente, sería una razón de peso para partidos como el PP y Vox, que ya han adelantado que recurrirán la medida de gracia ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, que es donde se pueden impugnar los decretos del Ejecutivo.

Un requisito formal, la falta de legitimación para acudir al alto tribunal, podría ser el obstáculo que encuentre el partido liderado por Pablo Casado; la posibilidad de que lo haga Vox parece más clara, ya que fue parte en el proceso penal. Fuentes del propio órgano y juristas consultados insisten en la ausencia de antecedentes jurídicos sobre este asunto, ya que habitualmente los indultos son recurridos por las víctimas del delito en cuestión. Este contencioso será, por tanto, un capítulo más en toda esta historia.

Una resolución motivada que puede ser contradictoria con el Supremo

En todo este contexto, lo que cabría esperar del Gobierno sería un decreto que explicara los argumentos políticos que le llevarían a indultar a los presos del procés. Así lo considera el catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo, quien explica que el informe del Tribunal Supremo no puede verse como una nueva versión de la sentencia o un juicio, sino como parte de un "expediente administrativo" que corresponde única y exclusivamente al Ejecutivo resolver. Por eso, subraya que el Gobierno "no tiene que contestar" al alto tribunal ni entrar a valorar los argumentos de este órgano, sino motivar su resolución "aunque sea contradictoria" con el informe de los magistrados, pues lo que "le corresponde" es la "dirección política" del país.

De parecida opinión es el catedrático de Derecho de la Universidad de Sevilla Joaquín Pablo Urías, para quien "el único efecto" del informe del Supremo es que no puede haber indulto total. A su juicio, lo que ha hecho el alto tribunal, más que un informe preceptivo, es un "documento político" que excede a lo que suele ser un pronunciamiento del tribunal sentenciador en casos de solicitud de indulto, pues se dedica a hacer "valoraciones políticas más que jurídicas". Según asegura, los informes sobre las medidas de gracia suelen ser de una página en los que se valoran factores como el tiempo que lleva el reo en prisión en relación con la gravedad del delito cometido o su comportamiento.

Y lo que aseguran tanto Pérez Royo como Urías es que el arrepentimiento del preso "no es requisito" ineludible para conceder un indulto. Otra cosa es que sea habitual que quienes solicitan el perdón gubernamental lo muestren, pero en ningún caso es un condicionante. Y recuerdan que el indulto no es una amnistía: la sentencia sigue siendo firme y los antecedentes penales se mantienen para el preso.

Por su parte, el catedrático de Derecho Constitucional de la UNED Carlos Vidal considera que ahora, tras las resoluciones del Supremo y de la Fiscalía, con "argumentos tan negativos" ante la petición de indulto, el escenario para el Gobierno no va a ser fácil, pues deberá hacer un "esfuerzo extra" y razonar ampliamente el por qué de una medida de gracia, sea en las condiciones que sea.

Lo que no puede ser es que el decreto esté falto de motivación, pues el riesgo es que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo lo eche abajo. Ya lo hizo en 2013 con el indulto que el Gobierno concedió a un conductor kamikaze que fue condenado a trece años de prisión por causar la muerte de un joven. La mayoría de la Sala argumentó que la decisión del Ejecutivo adoleció en este caso de una total falta de motivación que la hizo arbitraria, y recordó que la Constitución prohíbe "la falta de sustento o fundamento jurídico objetivo de una conducta administrativa".

La "conveniencia política" de indultar a Tejero

Aunque parezca extraño, el propio Tribunal Supremo ya alegó razones de "conveniencia política" en uno de sus informes sobre la petición de un indulto. Fue en el caso del ex teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, cuando la Archicofradía de la Celeste, Real y Militar Orden de Nuestra Señora de la Merced solicitó la medida de gracia para el golpista del 23F. Fue en 1993 cuando la Sala Quinta (de lo Militar) del alto tribunal se pronunció a favor de conceder el indulto a pesar de la evidente falta de arrepentimiento del condenado.

Lo que no veía el Supremo eran "motivos de justicia que aboguen favorablemente el indulto", ya que la pena impuesta no resultaba "penalmente excesiva dados los hechos delictivos perpetrados". Así, los magistrados que se pronunciaron a favor –tres militares y dos civiles– lo hicieron "por razones de igualdad y equidad", admitiendo incluso motivos "extrajurídicos" y "de conveniencia pública" que, en su opinión, se traducirían en "una aceptación social que contribuiría al olvido de unos hechos que deben quedar ya en el pasado"

También tuvieron en cuenta "las vicisitudes de la condena" de Tejero, "el tiempo transcurrido –más de diez años– y la aceptación de un régimen severo sin haber tenido acceso a determinados beneficios penitenciarios", y mencionaron "la buena conducta observada por el penado" en la cárcel y el hecho de ser el último de los condenados del 23-F y no el de mayor empleo. Y, para colmo, destacaban que el militar golpista era "frecuente y periódico donador de sangre" y recogían una redención de penas por el trabajo, de cuatro años de cárcel, "por producciones artísticas, en relación con la obra pictórica de 300 lienzos". Este último beneficio fue recurrido por la Fiscalía, lo que llevó a que fuese revocado y quedara sin efecto.

El Gobierno de Felipe González no indultó a Tejero, que salió de prisión en 1996 tras cumplir la mitad de la condena de 30 años. Quien sí obtuvo la medida de gracia fue Alfonso Armada, con informe favorable del Supremo también. Había solicitado la medida de gracia él mismo y los magistrados remarcaron que "a lo largo del tiempo que lleva cumpliendo la pena de reclusión que se le impuso, ha manifestado, de forma reiterada, su lealtad a la Corona y al ordenamiento constitucional, lo que autoriza a tenerlo por corregido".

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




27 Comentarios
  • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/05/21 12:44

    El comienzo del articulo está mal redactado porque viene a decir que el "No del Tribunal Supremo no es vinculante aunque si preceptivo" y es un error porque el informe del Tribunal Supremo es preceptivo y no vinculante pero el NO del TS ni es preceptivo ni vinculante.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • Mascarat Mascarat 27/05/21 21:12

    No queda claro en el artículo la diferencia entre un indulto total o parcial. Habiendo cumplido en algunos casos más de un tercio de la pena… el indulto total es ya imposible.
    Por otro lado lo que procede es una amnistía, para parar la represión y que sea extensible al resto de represaliados, y un referéndum de determinación acordado.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Tonimar Tonimar 27/05/21 21:03

    Tribunal supremo y justicia completamente reñidos, espero verlos algún día sentados en el banquillo

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • chono chono 27/05/21 17:04

    Es decir. Se supone que la ¿justicia? a la española sí que acepta la libertad de expresión.
    Pero no sólo prohibe sino que CASTIGA la LIBERTAD DE PENSAMIENTO (¿?).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    5

    • thule thule 30/05/21 13:28

      Lo que castiga la Justicia es saltarse las Leyes ( justamente lo que hicieron en Cataluña). No solamente lo pensaron y lo dijeron : lo hicieron.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Xuanin Xuanin 27/05/21 21:05

      Porque dice usted eso???

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • JIRS JIRS 27/05/21 16:34

    Se entiende que los indultos son una medida de gracia, dada por el gobierno- por lo tanto política -, que según la ley no precisa de arrepentimientos. Que debiera existir o no, ya es otra cuestión, pero existe.
    Lo que ya es más complicado de entender, es que:
    1.- el Sr. Lesmes no se limite a su obligación constitucional, de decir si esta de acuerdo o no con dichos indultos ( sin entrar en valoraciones o argumentaciones políticas, que ni le corresponde, ni nadie le pide).
    2.- que haya indultos de varios tipos (aparte de los parciales o totales), independientemente de los informes no vinculantes de la Fiscalía y del Tribunal sentenciador:
    - indultos "malos" : políticos catalanes condenados por sedición; y a la vez
    - indultos "buenos" :
    - general Armada, por golpe de estado y delito de rebelión (más grave que el de sedición).
    - Ministro, Secret. Estado, Jefes máximos de policía: Barrionuevo, Rafael Vera, Julián
    Sancristobal, Francisco Álvarez, García Damborrenea, por creación de organización terrorista
    y secuestro de un ciudadano (Segundo Maarey).
    - Jesús Gil: indultado 2 veces por homicidio de 56 personas y estafa.
    - familiares de ministros del PP (Gabriel Arias Salgado, Ernesto Ollero), por corruptos.
    - Guardias civiles por torturas reiteradas (J.Antonio Hernandez del Barco, José Pérez
    Navarrete, Manuel Barroso y José Domínguez (estos últimos, dos veces indultados )).
    - Juez Gómez de Liaño (con fiscalía y tribunal en contra, como tantos otros casos), por
    prevaricación.
    - Igor Martínez de Osaba (Eta), indulto avalado pro Aceves......, etc, etc, etc.
    Esto es lo que no se entiende, aunque los "pablosmotos, "anasrosas" y "vicentesvalleses" de turno
    agiten el avispero ahora, cuando callaban o aplaudían el resto de los indultos.
    ¿A ver si va a ser cierto eso del fomento de la "catalanofobia" (conste que no soy catalán, pero es por buscar una explicación).
    O quizás lo que ocurre esa que como no gobierna el PP, cualquier cosa vale para atacar al gobierno legítimo de la nación.
    La ley, es la ley, ¿no?; o ¿solo hay que acatarla cuando le interesa al PP, amo del cortijo?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • JOECAR JOECAR 27/05/21 14:40

    PP y Vox lo van a recurrir seguro Y ALLÁ ELLOS, pero la cuestión está en el lado de los condenados, que siguen r que r con la amnistía y se muestras desafiantes para conseguir lo que piden. El Gobierno tiene que estar seguro antes de tomar la medida, de que los beneficios de conceder el indulto van a ser mayores que los prejuicios o deméritos por parte de los del proces y sobre todo que la vida política catalana entrará en una vía de dialogo y concordia con el Ejecutivo y el PSC por concederlo. El coste político para el PSOE/PSC es muy alto si fracasa la aceptación por parte de sus votantes catalanes, tal como están las cosas por la perdida de Madrid.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • senenoa senenoa 27/05/21 14:25

    El informe del Supremo es basura. Basura de la peor, que es la basura interesada; y esta basura no sirve ni para abonar las peonías.
    Haría bien el Gobierno en pasar olímpicamente del Supremo y del partido para el que trabaja, el PP, y tomar las decisiones que estime oportuno en su legítima acción de gobierno. Que proceda, cuanto antes, y que pase a políticas más importantes y de las que tan necesitado está nuestro país: Trabajo, educación, sanidad...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Paco I  el viejo. Paco I el viejo. 27/05/21 11:01

    El TS es un nido de FASCISTAS, que junto con un PSOE cobarde se junta el hambre con las ganas de comer.
    Hay que echar a los jueces fascistas.
    No se puede ser demócrata sin ser antifascista.
    Con los que quieren fusilar a 26 millones de españoles los jueces tienen muy buena rollito.
    Espero que cambie la tortilla y poder dar un buen susto a los jueces fascistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    8

    • Ibaetatik Ibaetatik 27/05/21 11:55

      Qué viene el fascismo! Así lo único que haces es acojonar a los que quieres "salvar" y que, además, no te creen. En todas las ciudades, pueblos y barrios obreros de la CAM la gente prefirió tomar cañas en el bar a "ser la tumba del fascismo"; y esa gente NO es fascista, ojo.

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      0

  • allola allola 27/05/21 10:39

    Curiosa manera de utilizar la vara de medir de la justicia neo franquista: de los condenados del 23F, que sí fue una rebelión militar, solo dos condenados cumplieron mas de 5 años de prisión: Milans del Bosch cumplió 7 años de prisión y estaba condenado a 30, Tejero cumplió 13 años (los tres últimos en tercer grado). El resto de condenados a 30. 12, 10, etc. no cumplieron ni 5.
    Pero eran "PPatriotas esPPañoles".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    12

    • Ibaetatik Ibaetatik 27/05/21 11:51

      Pues tienes toda la razón, pero la correlación de fuerzas es la que es, y yo prefiero mantener la posibilidad de que se asiente en España un gobierno de izquierdas a poner a estos tipos en la calle porque a Tejero y compañía los tuvieran pocos años en el trullo. Prefiero actuar con la cabeza y no con las tripas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      8

      2

      • BardenFrente BardenFrente 27/05/21 12:27

        Yo diría que es al revés: el antinacionalismo español de los catalanes surge de la continuidadad del franquismo en el régimen. Y eso perdura desde la dictadura. La ultraderecha lleva desde entonces anclado en los puestos clave del poder. De ahí el anhelo por la república y la independencia.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        9

  • Ibaetatik Ibaetatik 27/05/21 10:17

    Uno de los motivos del ascenso y consolidación de la extrema derecha en España ha sido la actitud del nacionalismo catalán. No nos cerremos los ojos. Este indulto -total, parcial o medio pensionista- puede ser la tumba de un futuro gobierno de izquierdas; peor, puede ser la autopista a la mayoría absoluta del neofranquismo en España. Las cosas son como son, no como nos gustaría que fueran.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    13

    3

    • acracio acracio 27/05/21 16:10

      Que se joda el PSOE bipartidista, monárquico y meapilas. Es un colaborador de la extrema derecha. Véase la deriva de Felipe, Guerra y demás barones que son cromos intercambiables con los Egea, Casados, Rajoys... Todos a una para mayor gloria del régimen monárquico parasitario del 78.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      5

    • acracio acracio 27/05/21 16:01

      Si gana la extrena derecha es porque el PSOE la blanqueó y la alimentó. No olvidemos que Sánchez en sede parlamentaria afeó al PP que no colaborase poniendo como ejemplo a VOX que sí apoyaba algunas medidas gubernamentales.

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      5



Lo más...
 
Opinión