X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de Cataluña

Gobierno y Generalitat buscan transformar en acuerdos el diálogo institucional del que dependen los Presupuestos de 2022

  • La comisión bilateral, un órgano regulado por el Estatut de Autonomía de Cataluña, no se reúne desde hace tres años
  • La existencia de la Mesa de Diálogo sobre el conflicto político despeja la agenda de la bilateral y facilita el debate en torno a traspasos y políticas públicas 
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti

Publicada el 02/08/2021 a las 06:00 Actualizada el 02/08/2021 a las 10:05
Pere Aragonès y Pedro Sánchez posan para los fotógrafos antes de su reunión en La Moncloa el pasado junio.

Pere Aragonès y Pedro Sánchez, antes de su reunión en La Moncloa el pasado junio.

Fernando Calvo

La última vez que la comisión bilateral de Cataluña se reunió, España acababa de dar un vuelco. Pedro Sánchez llevaba apenas dos meses en la Moncloa después de liderar la moción de censura que puso fin a siete años de gobiernos de Mariano Rajoy y el presidente recién elegido trataba de abrir un nuevo tiempo en las relaciones con la Generalitat después de años de estancamiento.

Tres años después, la comisión bilateral España-Cataluña volverá a reunirse este lunes en Madrid como un hito más del proceso de normalización institucional que Sánchez y el nuevo president de Cataluña, el republicano Pere Aragonès, pusieron en marcha a finales de junio.

La bilateral de 2018 fue muy especial. Era la primera reunión en siete años: no se celebraba desde el 19 de julio de 2011, con José Luis Rodríguez Zapatero el frente del Gobierno de España y con Artur Mas como presidente catalán. Rajoy había enterrado este foro, previsto en el Estatuto de Cataluña, en el marco de su política de cerrar todas las vías de diálogo con una Generalitat en la que ya entonces florecía el discurso independentista. Así que su mera celebración se convirtió a la vez en un acontecimiento y en un éxito, a pesar de lo exiguo de sus resultados.

Aquel día, en la reunión celebrada en el Palau de la Generalitat, hace este lunes tres años y un día, encabezaban las delegaciones Meritxell Batet, entonces ministra de Política Territorial, y Ernest Maragall, que era el responsable de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia del Govern. Ninguno de los dos saldrá este lunes en una foto —hace tiempo que cedieron sus respectivas responsabilidades a otras personas— en la que destacarán dos caras nuevas: la actual ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y la consellera de la Presidència, Laura Vilagrà (ERC). La primera lleva poco más de dos semanas en el puesto; la segunda algo más de dos meses.

No será esa la principal novedad. Lo que ha cambiado de verdad es el escenario. Sánchez ya no es un presidente producto de una carambola política (ha ganado dos elecciones generales consecutivas) y Esquerra (no Junts) es quien lidera la política catalana. Por si eso fuera poco, en la agenda política se ha abierto paso la Mesa de Diálogo de Cataluña como un foro institucional en el que intentar reconducir el conflicto político catalán y el Gobierno de España ha movido una de las fichas más arriesgadas de los últimos años: los indultos a los políticos y dirigentes sociales condenados a prisión por su participación en la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017.

En la reunión de hace tres años no existía la mesa de diálogo ni ningún foro parecido a través del cual reconducir el conflicto hacia una mesa de negociación. Esa fue, en parte, la razón de su fracaso. Aquella cita acabó sirviendo para constatar el desencuentro entre la Generalitat y el Gobierno en relación con el proceso judicial abierto en el Supremo contra los protagonistas del procés y en torno a la posibilidad de convocar un referéndum pactado. Dos asuntos que, después de los indultos y con una reunión de la Mesa de Diálogo programada para septiembre, difícilmente van a volver a dominar la reunión.

En aquellos momentos, Gobierno y Govern sí acordaron reactivar las comisiones y subcomisiones previstas en el actual Estatuto de Autonomía de Cataluña —en las que está previsto abordar desde temas financieros a inversiones públicas—. Lo que obligará a hacer balance de su trabajo y de la aplicación presupuestaria de los acuerdos. Teniendo en cuenta, eso sí, que 2019 y 2020 fueron años prácticamente perdidos. Por la crisis institucional provocada por la repetición electoral y por la pandemia.

En 2018 el Govern intentó sin éxito convencer a Batet para que aceptase la formación de un “grupo de trabajo”, en palabras de Maragall, sin capacidad de decisión, integrado por representantes institucionales y expertos en derecho constitucional y dirigido a explorar la búsqueda de soluciones políticas que hiciesen posible el ejercicio del derecho a decidir.

Entones la ministra rechazó hacer realidad la propuesta. Ni en el seno de la comisión bilateral ni en ningún otro ámbito. El camino para plantear las demandas del Govern, explicó aquel día Batet en rueda de prensa, era una reforma del Estatut, que exige una mayoría de dos tercios del Parlament y eventualmente el apoyo de los ciudadanos catalanes a través de un referéndum. Exactamente la misma ruta a la que debe conducir, según Pedro Sánchez, cualquier acuerdo en el seno de la Mesa de Diálogo.

El hecho de que ya exista un marco para la discusión política —la mesa— facilitará que esta vez el foco se ponga en los asuntos que de verdad afectan a las políticas públicas. Y sobre las competencias.

La última reunión de la comisión bilateral acordó un calendario de reuniones hasta finales de diciembre que debería haber dado lugar a pactos en materia de transferencias pendientes, financiación, déficit y recursos ante el Constitucional, entre otras materias. De concretarse, habrían tenido plasmación en los Presupuestos de 2019, pero el desencuentro político echó por tierra aquellas cuentas del Gobierno de Sánchez y la convocatoria de elecciones anticipadas impidió seguir avanzando.

En el temario de la bilateral no habrá, esta vez, ni referéndums ni leyes de amnistía para los dirigentes que, como Carles Puigdemont, optaron por huir de la justicia española. Gobierno y Generalitat tiene previsto hablar y llegar a acuerdos sobre becas universitarias, transporte de cercanías, sanidad y educación. También en torno a un proyecto audiovisual relacionado con el uso del catalán.

Por parte del Govern, el interés se centra en el déficit fiscal y su “infradotación en infraestructuras”. “Tenemos temas pendientes”, explicó el lunes la portavoz de Esquerra, Marta Vilalta. Hay que retomar la vía de la política, la palabra y el diálogo, defendió.

Vilagrà, la consejera que encabezará la delegación catalana, quiere plantear el traspaso de la gestión del ingreso mínimo vital creado por el Gobierno central en 2020 y una mayor dotación para dar cumplimiento a la ley de dependencia. Algunas fuentes aseguran que encima de la mesa también estará la defensa de la ley catalana que regula los alquileres.

Peticiones

Pero no sólo. La Generalitat llevará tres carpetas de peticiones: traspasos,  transferencias e “incumplimientos". La de transferencias hace referencia a aquellos asuntos sobre los que la Generalitat no tiene competencias pero quiere tenerlas, y entre ellos destaca la gestión del Aeropuerto de El Prat. En el capítulo de incumplimientos figuran la disposición adicional tercera del Estatut, la ley de dependencia, las inversiones en Rodalies y competencias para los Mossos d'Esquadra.

El Govern también quiere, entre otras cosas, que los Mossos d'Esquadra asuman las funciones de protección de la naturaleza que realiza la Guardia Civil, la seguridad en el Aeropuerto de Alguaire (Lleida) y las funciones de policía ordinaria en el Puerto de Palamós (Girona), el primer punto donde la policía catalana ha desplegado su unidad marítima. Y pedirá el retorno de los fondos documentales sobre Cataluña que están depositados en el Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca.

La ministra Isabel Rodríguez admitió esta semana el interés del Gobierno de Pedro Sánchez en reivindicar los frutos del diálogo. “No todo sigue igual, ha habido un cambio de paso. Hay un gobierno dispuesto al diálogo en el marco de la ley y la Constitución y ellos”, aseguró en referencia a las formaciones independentistas, “tienen que dar su paso” también.

“Hay necesidad de recomponer”, subrayó la responsable de la política territorial del Gobierno. “El Gobierno de España ha hecho un esfuerzo muy grande por la convivencia, por salir de ese marco de conflicto, y ahora ellos tienen que hacer su propio esfuerzo para recomponer también la convivencia y la concordia dentro de Cataluña”.

Lo que nadie duda, ni en Esquerra ni en el Gobierno, es que la bilateral puede ser la puerta que abra el apoyo de los republicanos a los Presupuestos de 2022, sin los cuales será imposible hacer realidad los acuerdos que se alcancen en la negociación. Pedro Sánchez ya no puede contar con Ciudadanos, alineada definitivamente con PP y Vox en la oposición frontal al Ejecutivo, y eso devuelve a los de Oriol Junqueras todo el protagonismo.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • jose garcia bote jose garcia bote 02/08/21 18:10

    la comision bilateral entre la generalitat y el gobierno de españa .estan condenada a entenderse ,ni al gobierno le interesa no llegar acuerdos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Jose Espuche Jose Espuche 02/08/21 17:58

    ¿De que ha servido que Rajoy no convocara ni una sola vez en seis años a la Comisión Bilateral Generalitat-Estado? Atrasar el dialogo necesario para el entendimiento. ¿O es que Rajoy se pensaba que puede haber entendimiento sin dialogo?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • EdmundoXXI EdmundoXXI 02/08/21 14:22

    Dialéctica y más dialéctica. Tengo amistades en Barcelona y mis tíos vivieron allí toda la vida. La confrontación y discordias para Trump y el malasombra del bisonte... que hizo una auténtica masacre.
    La virtud es la creatividad y el ingenio, la dialéctica ayuda a ambas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Dublin Dublin 02/08/21 13:22

    Que expliquen claramente a los españoles porque Cataluña tiene que seguir formando parte de España (DINERO) y porque los muy españoles y mucho españoles los odian pero si quieren su aportación económica y negarles que puedan decidir su futuro algún día y que tengan que seguir siendo lo que ellos quieren que sean y sigan estando j...... y encima agradecidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • Lunilla Lunilla 02/08/21 08:52

    "Considerando que 'despotricar'- es hablar, contra una persona o cosa, sin consideracion ni reparo, diciendo todo lo que se le ocurre, a uno(a) ; Sin orden, ni concierto; Nadie es justo por voluntad, sino porque no tene por si sòlo el poder aabsoluto de cometer injusticias; Y no porque no lo, busquen ¡seguro! ; El Sarcasmo de todo esto es vender como libertad de opiniòn , la sutil inquisicion contra el que llaman 'disidente'; Al que no es necesaro aplicar 'garrote vil'- basta con ingnorarle; Hacerle dentir que ya no forma parte de la comunidad de 'creyentes' -estafadores de pleno'- y si persiste en su legitima posiciòn ; Insultarle, instar contra el , arrojarle el agua sucia a la cara; Falsear suciamente ss palabras, provocarle de modo indecente, con l intencion de que salte, y caiga al nivel de la bajeza, de la chusma canalla que le ataca cobardemente; Si Alguna vez el ser humano, se elvò por encima de la mera creencia; la supersticion y el fanatismo o, el pensamiento esotèrico, por el esfuerzo canalla de unas minorias, no de las masas'- que solo son carne de cañòn para unas 'fatuas' minorias, que hoy como siempre han vuelto a caer, a la altura de la bestia asustada del pensamiento màgico en las garras del chaman y de la 'cuentista' Aulica, que hoy vuelve a glorificar simplistamente a sus masas, con artes casi misticas y formaas de fé 'religiosa' Su ideologia es el 'tremendismo' y la sobreactuaciòn , sufre el mismo vicion que dice combatir, pero lo hace de manera 'puerca' y astuta'- pero sin horcas claudinas de hoy; El DIablo Cojuelo Dixit" ( 8,51 h. a/m )

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    3

    • Pacoescolano Pacoescolano 02/08/21 20:15

      Lunilla, mira que eres pesada. Eres como la mosca cojonera. Te agradecería un de ortografía y sintaxis para poder entenderte. Disculpa, a lo peor soy lo el lerdo. Salut.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Orbegozo Orbegozo 02/08/21 08:23

    Esto de El Gobierno y el Govern y sus "citas", viene siendo como

    El matrimonio divorciado, por causas irreconciliables, en el que él acusa a ella de infidelidad manifiesta y de meterse en una "religión rara", y ella a él de abandono de familia, falta de pago de la pensión alimenticia, y maltrato físico y psicológico, que por la obligación de no perjudicar mas a los hijos de ambos deciden, "quedar para comer" y empezar a hablar.
    Que después de desearse "la muerte" y jurar mientras firmaban los papeles del divorcio qué cada cual tomaría su venganza, ahora acepten, verse, y "quedar", es ya todo un hito.

    Se sabe a ciencia cierta, que nada mas sentarse en la mesa del restaurante, con una mueca de sonrisa forzada, cada uno de los dos, empezará a lanzarse reproches y a sacar los trapos sucios, se sabe que cada cual argumentará sus justificaciones, y sus razones irrenunciables, pero despues, una vez "vomitadas" las ofensas y las negativas, es posible que ambos empiecen a hablar "de los niños", de como les va en la escuela, de los problemas del dentista, del noviecito de la mayor, de como el peque "sufre" porque no entiende eso de tener que escoger entre papa y mama, etc....

    Y entonces, es posible que decidan que aunque nunca más van a ser pareja, ni van a quererse, porque cada uno va a reiniciar su vida por su camino, si pueden ser "amigos" por el bien de los hijos, y él volverá a ayudarla económicamente, dejará de insultarla públicamente y llamarla golfa, dejará de amenazarla y perseguirla y ella volverá a prestar mas atención a los hijos en su dia a dia y dejará de ser tan beata y fanática de su "creencia".

    Nunca serán de nuevo un matrimonio, ni vivirán juntos, pero si quedan al menos una vez al mes, para hablar de los niños, pueden volver a ser una familia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    2

    7

    • PedroLibre PedroLibre 02/08/21 10:03

      Mi percepción de Cataluña, que no tiene porque ser acertada, es la del hijo que amenaza a sus padres con irse de casa si no le dan la misma paga y las mismas licencias horarias que a Patxi, su hermano mayor. Esperar y ver.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      3

      6

      • Jordii Jordii 02/08/21 17:27

        Perdona Pedro, Catalunya quiere su propio acuerdo, no quiere copiar el acuerdo de nadie, y creo que el ejemplo que has puesto es mas acertado si hablamos de Ayuso, que quiere lo que tienen los demas y siempre "su" mas, para diferenciarse. 
        Catalunya aporta a España el 21% de PIB mas menos, creo que los que quieren parecerse a nosotros son algunos de los barones de PP y PSOE y podriamos ser el hermano mayor de mas de una comunidad

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • jose garcia bote jose garcia bote 02/08/21 18:18

          el posible acuerdo tiene que ser posible de defender por ambas partes ,sino seria un fracaso ,que los dos serian perjudicados , y unas negociaciones .con un gobierno de pp-vox las negociaciones se llaman 155

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • Orbegozo Orbegozo 02/08/21 11:43

        Tienes razón,
        El hijo adulto, que siempre a trabajado, a aportado y aporta su salario integro a sus padres, que le dan "algo" para el de cuando en cuando, que siempre se lleva las burlas de los demas hermanitos, y que cuando dice que quiere hacer su vida, casarse, formar una familia propia, tomar sus propias decisiones, en su propia casa, los hermanitos caprichosos dicen que, él no puede dejar de APORTAR a la casa familiar, y que si él reclama PARTE del salario que entrega, ellos, aunque ni trabajan ni quieren hacerlo, también tienen derecho a recibir el mismo dinero.
        Esa es la realidad.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        3

        1

        • PedroLibre PedroLibre 02/08/21 12:22

          Estoy contigo en que hay que mejorar ostensiblemente las condiciones de vida de ese hijo adulto que tanto aporta a la economía de la familia española. Lo de amenazar a los padres y al resto de los hermanos con irse de la casa común es muchísimo mas complejo de manejar.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          3

 
Opinión