Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Publicidad

Santander y el BEI suman fuerzas para ayudar con 2.000 millones a las empresas afectadas por la crisis

  • El objetivo es apoyar a las entidades españolas y de distintos países de la Unión Europea afectadas por el impacto de la Covid-19
  • El BEI aporta dos garantías de 500 millones de euros y Santander añade 1.000 millones adicionales
  • Con este acuerdo, tanto las pymes como las grandes empresas contarán con mayor liquidez, lo que tendrá un impacto positivo en la cadena de suministro

Publicada el 19/07/2021 a las 13:16 Actualizada el 19/07/2021 a las 13:37
Santander y el BEI suman fuerzas para ayudar con 2.000 millones a las empresas afectadas por la crisis

Santander y el BEI suman fuerzas para ayudar con 2.000 millones a las empresas afectadas por la crisis

La revista británica Euromoney reconoció a finales de 2020 a Banco Santander como el “Mejor Banco del Mundo para Pymes” en sus premios Excellence in Leadership (Excelencia en el liderazgo). Este reconocimiento tiene mucho que ver con el apoyo que ha prestado Banco Santander a sus clientes desde el comienzo de la crisis: el año pasado llegó a concerder una media de 1.000 millones de nuevos préstamos diarios en los peores momentos de la pandemia y ayudó a más de seis millones de clientes.

En todos los mercados en los que opera, el grupo está ofreciendo un enorme apoyo financiero a las pymes y, en general, a todas las empresas afectadas por la pandemia. “Fue un orgullo que Euromoney reconociera nuestra gestión de la crisis nombrándonos el Mejor Banco del Mundo para las Pequeñas y Medianas Empresas”, señalaba la presidenta, Ana Botín, en una carta haciendo balance de 2020. Y en la última junta de accionistas afirmó: “Hay que proteger a las empresas viables, apoyar a las empresas innovadoras con potencial transformador, y tengan por seguro que los bancos seguiremos estando ahí. Nuestro sector es el mejor posicionado para entender qué necesita cada empresa y cuál es la mejor manera de ayudarlas a salir reforzadas”.

Ahora, Banco Santander ha dado un paso más en este sentido alcanzando un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) con el que ambos aportan 2.000 millones de euros para ayudar a pymes y empresas afectadas por la crisis de la Covid-19. El BEI proporciona a la entidad financiera dos garantías de 500 millones de euros cada una para apoyar a las pymes, midcaps y grandes empresas afectadas por la pandemia. Con estos 1.000 millones se inyectará liquidez a las empresas, adelantando el pago de recibos a los proveedores, normalmente las pymes. Banco Santander pone otros 1.000 millones de euros adicionales, con lo que el volumen total de financiación asciende a 2.000 millones. El acuerdo se realiza bajo el paraguas del Fondo Paneuropeo de Garantía (EGF, en sus siglas en inglés) y forma parte del paquete de medidas de 540.000 millones de euros con el que la UE responde al impacto económico del coronavirus.

La primera de estas garantías del BEI de 500 millones de euros va dirigida a empresas en España, mientras que la otra, con el mismo importe, beneficiará a empresas de otros países de la Unión Europea, como Alemania, Austria, Francia o Italia. Estas líneas, de carácter rotativo (revolving), permitirán al banco español multiplicar el monto de la garantía vía descuento de facturas a corto plazo.

Estos acuerdos implican un esquema de garantía para apoyar un programa de financiación de la cadena de suministro de grandes y medianas empresas, facilitando el acceso a la financiación para los beneficiarios finales, pymes y midcaps a través de una operación de factoring inverso (confirming). Santander, líder en trade finance, adelantará el pago a los proveedores de las facturas emitidas por estos a sus clientes corporativos.

Se trata de un importante balón de oxígeno. Las pymes obtendrán el pago anticipado de las facturas sin tener que utilizar sus propias líneas de crédito y contarán con más liquidez para sus inversiones, mientras que las empresas evitarán la morosidad, que puede derivar en mayores intereses, al ofrecer la posibilidad del anticipo de sus facturas por Banco Santander. El Fondo Paneuropeo de Garantía ofrecerá protección contra riesgos a Santander por el 50% del riesgo de impago de las empresas compradoras.

El banco cántabro ha aportado millones de euros en apoyo a las empresas tanto en impulsar sus negocios nacionales como internacionales. Concretamente, ha destinado 20.000 millones a financiar el negocio internacional de las pymes españolas. Lo ha hecho a través de anticipos de exportación, financiación, avales y créditos documentarios. También ha potenciado servicios pioneros en el desarrollo de capacidades digitales de las pymes, como los cobros internacionales o el seguimiento de pagos. El grupo lanzó el año pasado el primer servicio de avales digitales de la banca española. Los clientes del banco pueden beneficiarse así de un proceso muy ágil, 100% digital, en los más de 45.000 avales que concede anualmente en España.

Además, ha creado varias iniciativas para ayudarlas a crecer en el exterior, comoTrade Solutions, un conjunto de soluciones para el comercio internacional que combina en una sola plataforma múltiples soluciones globales para pymes. Santander cuenta con más de 4 millones de clientes pymes, de las cuales 200.000 operan internacionalmente. Esta plataforma tiene como objetivo ofrecer, de forma más eficiente y rápida, soluciones de trade finance, supply chain, y pago en divisas que hasta ahora solo eran accesibles para empresas de mayor tamaño. Para facilitar esta oferta en comercio internacional, la entidad ha invertido en los últimos años en las plataformas líderes como Ebury y Mercury.

Otro ejemplo es Santander Trade, que facilita la conexión con más de 16.000 empresas de distintos países con el fin de relacionarse comercialmente entre ellas. Por último, International Desk es otra herramienta que ayuda a las pymes a establecerse en otro país. Con este servicio se ha ayudado a 5.000 empresas a dar el salto al exterior desde su creación en 2011. En los países donde la entidad tiene un banco comercial ofrece una atención personalizada y multilingüe con acceso a la oferta completa de productos especializados para pymes de Santander.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas



 
Opinión