X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Publicidad

Los consejos de Banco Santander para evitar que los ciberdelincuentes 'hagan su agosto'

La entidad lanza una campaña, de la mano de su embajador Rafa Nadal, que explica cómo proteger tu dinero ante posibles ataques en la red.

Publicada el 29/07/2021 a las 09:00
Cómo evitar caer en manos de los ciberdelincuentes

Cómo evitar caer en manos de los ciberdelincuentes

La preocupación por la seguridad de los clientes no es un capricho. Todas las entidades financieras han apostado fuerte para reforzar la seguridad de las operaciones online, las compras con tarjetas y a través de teléfonos móviles, que han ganado terreno en los últimos años en detrimento del uso del dinero físico. La pandemia y el teletrabajo ya han disparado las operaciones a través de la red. Y con la llegada del verano, tiempo de descansar, viajar, ir de compras y disfrutar tras un año complicado por la pandemia de la Covid-19, los riesgos de ciberataques aumentan.

La ciberseguridad se ha convertido en un importante reto. Consciente de ello, Banco Santander acaba de lanzar una campaña, junto a su embajador Rafa Nadal, para insistir en la importancia de la educación en ciberseguridad. Bajo el eslogan Saca partido a tu vida digital, realiza un símil con la historia del tenis para explicar cómo el sector financiero ha evolucionado para proteger a sus clientes en el ámbito digital. La campaña, que ha arrancado en España, incluye un video del gran tenista español que se difundirá de manera masiva en las redes sociales en otros de los países en los que está presente la entidad (Brasil, México, Argentina, Polonia o Chile).

Como complemento, la entidad financiera facilita cinco consejos de seguridad online básicos: proteger la información y el equipo; ser discreto online y en público; pensar antes de hacer clic o responder; mantener las contraseñas seguras; y, ante la menor sospecha, reportarlo a la entidad.

Además, Banco Santander propone un test con 15 preguntas para que cada cliente sepa y sea consciente de cuál es su nivel de conocimiento de las precauciones básicas que hay que tener ante una posible estafa o ciberataque. Por ejemplo, saber utilizar las claves, cuáles son más apropiadas, que es el pishing, que es un ciberdelincuente y cómo actúa, qué medidas hay que tomar ante una red no segura, etc.

Este test es esencial para conocer que, si se paga por una compra online, en un chiringuito, se entra en el banco a través de internet en un lugar dudoso por estar de vacaciones, se hace turismo, o se contratan viajes, vuelos, hoteles, etc, existen riesgos si no se tienen en cuenta algunos consejos para garantizar la seguridad en nuestras operaciones bancarias. Los comercios, en general, dan la posibilidad de pagar con tarjeta de débito o crédito. En algunos casos habrá la opción de utilizar otros métodos de pago como transferencia bancaria, PayPal, ApplePay, GooglePay o AmazonPay, etc. Se recomienda familiarizarse con estos métodos de pago y conocer la protección que ofrecen (Verified by Visa o MasterCard Secure).

Además de este test, el grupo ha elaborado una guía o serie de normas que los clientes del banco deberían seguir para operar tranquilamente y no llevarse ningún disgusto cuando viajan por internet. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el Número de Identificación Fiscal (NIF) es el identificador de acceso para usar los canales a distancia de Santander. La clave de acceso es la contraseña. Otra cosa es la firma electrónica, que es la que un cliente necesitará para firmar operaciones y contratar productos. Banco Santander advierte de que jamás pedirá la firma electrónica completa, solo posiciones aleatorias para la identificación.

En este sentido, siempre ha garantizado que sus comunicaciones por donde viajan datos confidenciales están cifradas. Esto significa que, en caso de que alguien consiguiera interceptar una comunicación, no tendría acceso a ella. Por esta razón, tanto en banca online como en algunas zonas de la web hay formularios de datos encriptados. El grupo cuida al máximo tanto sus sistemas como las cuentas, pero el cliente debe proteger también su mundo online.

Para mayor seguridad, el grupo creó también la SCA (Strong Customer Authentication), que desde septiembre de 2019 se ha ido implantando en Europa progresivamente hasta el 31 de diciembre de 2020. Se trata de un método para usar cuando se va a efectuar alguna transacción económica. En el proceso, Santander solicita una serie de datos de verificación, lo que ayuda a minimizar el riesgo de fraude. La información requerida puede ser de varios tipos. En primer lugar, de conocimiento. La entidad puede pedir un PIN, una contraseña, una clave o cualquier otra información que solo sepa el titular de la cuenta bancaria. Segundo, posesión: solicitar objetos en poder del cliente como la tarjeta de crédito o el teléfono móvil, dispositivo al que nos puede enviar un mensaje de texto (SMS), una notificación o un correo electrónico para confirmar la operación. Y, tercero, la inherencia: aquella verificación biométrica que se realiza a través de parámetros físicos como, por ejemplo, la huella dactilar, el reconocimiento facial o el iris ocular. Una vez estén verificados dos de estos tres factores, se dará luz verde a la operación con total seguridad.

Este método es importante cuando el usuario accede a su cuenta bancaria para realizar alguna operación. Por ejemplo, si tiene que enviar un Bizum, al comenzar una transacción de pago electrónico o al efectuar una operación a través de un canal remoto que implique un riesgo de fraude de pago u otros abusos como comprar, por ejemplo, en una tienda online.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




 
Opinión