X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Salvando a la ciudad

Caminante, sí hay camino: la peatonalización masiva que convirtió a Pontevedra en la ciudad de los viandantes

  • Las calles del casco histórico de esta localidad gallega son peatonales desde 1999, gracias a un proyecto que a día de hoy sigue siendo un referente por la pacificación de la movilidad en espacios urbanos
  • En Salvando a la ciudad proponemos un recorrido por las iniciativas municipales que han logrado –o lo intentan– urbes más saludables, habitables, sostenibles, limpias y, en definitiva, vivibles
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 01/08/2021 a las 06:00 Actualizada el 06/08/2021 a las 10:12
Plaza de la Ferrería, en la ciudad de Pontevedra.

Plaza de la Ferrería, en la ciudad de Pontevedra.

IL

Pontevedra es parada obligatoria en la primera entrega de Salvando a la ciudad, la sección de veranoLibre que se propone hacerse eco de las iniciativas urbanas que han conseguido ciudades más limpias, saludables, habitables y, en definitiva, vivibles. Tras la llegada de César Mosquera al Ayuntamiento como concejal de urbanismo, en 1999, la ciudad gallega inició un proyecto de peatonalización masivo que ha conseguido el reconocimiento internacional y el aplauso casi unánime de los vecinos gracias a una reducción del tráfico en el centro urbano del 85%. Los accidentes de tráfico han caído en picado, la urbe se ha hecho más disfrutable a pie y la mayoría de los vecinos reconocen la mejora en la calidad de vida.

Mosquera, político local del Bloque Nacionalista Galego (BNG) y padre ideológico de la iniciativa, lo tiene claro: “Las personas son la preferencia a la hora de realizar cualquier actividad”. Con esta peatonalización del casco histórico de la ciudad –que en los sucesivos años fue ampliada a otras zonas– en apenas un mes las calles más transitadas de Pontevedra se destinaron definitivamente a los viandantes. Ni rastro de coches. Los únicos vehículos con ruedas ahora son las bicicletas, los patinetes de los niños y los carritos de bebé. Los lerenses pasean por sus calles más tranquilos y respiran mejor. La ciudad redujo los accidentes de tráfico a 0 entre 2011 y 2018, y las emisiones de CO2 disminuyeron un 67%

La transformación de las calles de Pontevedra tuvo resultados innegables, pero no fue un proceso fácil. El ayuntamiento, regido por de Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), dio los primeros pasos junto a Mosquera eliminando el tráfico rodado en la zona que rodea a la Basílica de Santa María y en la calle Ancha. La iniciativa produjo primero desconcierto, luego temor. Muchos residentes locales pensaron que aquello sería un caos. Los dueños de comercios tradicionales presagiaron la quiebra de sus negocios si los coches dejaban de acceder a sus puertas. Al descontento vecinal se sumó la negativa política: el PP recurrió la peatonalización, y la mantuvo durante siete años en los juzgados. A día de hoy el caso está archivado. Pese a todo, la alcaldía siguió adelante con el proyecto y con su carrera en la ciudad. Actualmente, tanto Lores como Mosquera siguen al mando de Pontevedra. El primero, tras más de veinte años, continúa ejerciendo como alcalde. El segundo es el vicepresidente de la Diputación.

¿Cómo es posible cambiar la naturaleza de una ciudad vertebrada por carreteras?

Los pontevedreses se preguntaban: ¿A dónde irán a parar todos los coches que aparcan en la acera de sus casas? ¿Qué será de los que acostumbran a conducir y, bajo ningún concepto, caminan?

Al dictar una ordenanza que obligaba a desplazar los coches del centro histórico y a la vez, peatonalizar un total de trescientos mil metros cuadrados, la respuesta a todas las preguntas apareció de forma inmediata: las alternativas habían estado ahí todo el tiempo. Solo tenían que planteárselas, aunque fuese de forma obligada. Los residentes de Pontevedra empezaron a caminar, a utilizar la bicicleta y a buscar lugares donde aparcar un poco más alejados del centro. En el casco histórico, los aparcamientos se convirtieron en terrazas, jardines y aceras más amplias. El paisaje quedó transformado. 

Aquel cambio radical que comenzó hace 22 años ha seguido evolucionando. Desde 2011, el máximo de velocidad permitida para la circulación es de 30 kilómetros por hora. Ese mismo año, la ciudad registró la última muerte por atropello, que a día de hoy se mantiene en 0. El 80% de los niños entre y 6 y 12 años van caminando solos a la escuela sin necesidad de adultos, ni señales de tráfico que alerten: PELIGRO, NIÑOS. 

Prescindir del coche para recorrer las calles a pie resultó sencillo. Entre todas las iniciativas se crea Metrominuto, un mapa impulsado por el ayuntamiento de Pontevedra con el que los transeúntes pueden calcular el tiempo necesario para llegar caminando a diferentes puntos de la ciudad. El modelo fue un éxito rotundo, demostró que pasear no conlleva ni mucho tiempo, ni tanto esfuerzo. Cientos de ciudades, imitando el plano gallego, han creado su propio mapa peatonal. Madrid, Jerez, Logroño, Melilla, Palma o Florencia son algunas de ellas.

En 2020 entró en vigor la denominada “conducción amable”. La idea pionera de Mosquera reaparece con la reducción de la velocidad a 10 kilómetros por hora en las zonas de plataforma única, espacios donde conviven los vehículos y los viandantes. Esta forma de circulación es aplicable a todo tipo de transporte (sea un coche, una bicicleta o un patinete eléctrico) para que el que sea el conductor quien se adapte al ritmo del peatón.

Pontevedra es una ciudad española reconocida en todo el mundo por la concienciación de su alcaldía. Y con el compromiso de sus ciudadanos, la adaptación del espacio urbano trajo consigo el cambio en la mente de sus residentes.

Con todos estos cambios, actualmente la reducción de las emisiones de dióxido de carbono en el aire que respiran es de un 60% en todo el municipio y de un 90% en muchos puntos del casco urbano. The Guardian calificó la ciudad como “un paraíso”. La cumbre mundial del clima celebrada en París, en 2015, contó con la asistencia del alcalde pontevedrés. Además, la ONU reconoció sus prácticas para mejorar las condiciones de vida concediéndole el Premio Internacional de Dubai en 2014. La localidad gallega ha demostrado que la crisis climática y la contaminación atmosférica no son problemas por encima de nuestras posibilidades.

Una ciudad cada vez más limpia

La última iniciativa del Ayuntamiento se anunciaba el 29 de julio de este año. El Concello de Pontevedra planea la creación de una plaza peatonal entre las calles Alemania y Grecia, en el barrio de Monte Porreiro. Como sucedió en el 99, algunos residentes ven con recelo la medida. La asociación O Mirador, que reúne a vecinos, hosteleros y comerciantes, ha mostrado su oposición: temen que el tráfico se desvíe a calles más pequeñas, en las que las casas dan directamente a las aceras. Defienden que la calle Alemania es mucho más amplia, donde los coches aparcados no suponen un problema. La resolución está por verse. Quizás, esta vez la peatonalización vaya demasiado lejos. O tal vez, los vecinos vuelvan a adaptarse reconciliándose con la desaparición de los coches.

Pontevedra es la prueba de que un mundo sin coches ya no es utópico, ni futurista, ni ajeno a nuestro país. La España que mira a ciudades como Ámsterdam con asombro y suspira ha demostrado estar a la altura: es posible una vida en la ciudad comprometida con el medio ambiente. Cuando hace cuatro años, la localidad fue invitada a una nueva Cumbre del Clima , el alcalde afirmó: “No hay excusas. Es posible hacer cosas ya, no esperar a 2030 ni a 2050 para mejorar la calidad de vida”. Ahora solo queda preguntarse: ¿a qué estamos esperando?

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




14 Comentarios
  • TheLoneMan TheLoneMan 09/08/21 14:23

    ¡¡Pero qué envidia sana me ha suscitado Pontevedra!!

    Vivo en Jerez de la Frontera, Cádiz, donde, por suerte, poco a poco se va ampliando la red de carril bici que, y también muy lentamente, se empieza a utilizar por ciclistas y patinetes. Espero que la cosa vaya a más, sobre todo en un ciudad bastante llana, quitando dos o tres cuestas, y con bastante buen tiempo todo el año.

    En Jerez ha experimentado un gran auge (quizá por la existencia del carril bici) el patinete eléctrico, artilugio que he de reconocer que me genera un gran dilema: por un lado es innegable su utilidad y practicidad como vehículo de movilidad personal: pesan poco, ocupan poco, son relativamente baratos o, al menos, hay modelos accesibles a casi cualquier economía familiar, son infinitamente más sostenibles que el coche, etc; pero por otro, fomentan el sedentarismo, pues hacen que la gente no camine, cuando, en ciudades del tamaño de Jerez de la Frontera, muchísimo trayectos son perfectamente "caminables". También he de decir que hay que ponerse serios en cuanto a los lugares por los que deben circular. En Jerez concretamente, su circulación por las aceras (a demasiada velocidad en muchas ocasiones) está, lamentablemente, bastante generalizada. Y eso no puede ser, no se puede dejar al peatón sin su espacio propio, natural, que es la acera. Sobre todo si consideramos el potencial peligro que representa compartir ese espacio con una persona subida en un artefacto que circula a una velocidad considerablemente superior a la del paso a pie por ella.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Canija Canija 07/08/21 07:21

    Da esperanzas el pensar que se puede gobernar para el bien de la comunidad. Gracias por alegrarme el día con este artículo 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Lorelei Lorelei 06/08/21 13:08

    Doy fe de lo que se dice en el artículo. Soy de Barcelona y residente en Madrid, por tanto conozco bien lo que es vivir en ambas ciudades. Acabo de llegar de una estancia de tres semanas en Cangas y he paseado por Pontevedra varias veces:¡una delicia!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Copito Copito 01/08/21 19:45

    Qué esperanzador!, qué maravilla!. Yo soy de Madrid, algo mayor y mis piernas me aguantan poco rato. Y qué?. Con un buen transporte público todo queda solucionado.
    Vivan los transeúntes, los perros y las bicicletas!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Riadeortigueira Riadeortigueira 01/08/21 10:24

    No solo el tráfico en la ciudad. El gobierno de Lores (el mismo que impulsó la declaración de persona "non grata" a Rajoy, por, estando en funciones, haber prolongado la presencia de la papelera ENCE en mitad de la Ría de Pontevedra 60 años más), el gobierno del alcalde Lores, decía, no permitió la instalación de ningún centro comercial en la ciudad y apoyó el comercio local. Por eso es una gozada pasear por el centro de Pontevedra, con todas sus tiendas de comercio de proximidad abiertas y los escaparates iluminados. No como en otras ciudades como Coruña donde la calle Real, antes llena de comercio, hoy es un sitio lúgubre y peligroso, sin gente y sin comercio, con escaparates rotos y vacíos y portales sucios y con manchas de pintadas y basura. Donde todo se fue a la ruina por culpa de alcaldes como Paco Vázquez que, por su complejo de paleto, llenó la ciudad de centros comerciales, lo que supuso la quiebra de muchos comercios y familias.
    Pontevedra es una belleza y su gobierno un equipo estupendo, por eso llevan tantos años gobernando.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    16

    • Isa. Isa. 01/08/21 19:23

      Marineda City en 2011.

      ( Y, si... ) algún propietario de inmuebles en la calle Real o en otro barrio, lo lee.- Sepan Uds que es imposible mantener abierto el comercio con semejantes precios de alquiler. Conciencia civilización, por favor.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • Isa. Isa. 01/08/21 18:47

      Lo de "sitio lúgubre y peligroso, sin gente y sin comercio" Puedo admitir que le hubiese deprimido al no encontrar ambiente coemrcial en la calle Real. Pero .. lúgubre y peligroso (?) con todo el paseo marítimo que rodea nuestra bahía. Ande, ya.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Isa. Isa. 01/08/21 18:39

      Javier Losada (2006/2011) Carlos Negreira (2011/2015) terrible.. Xulio Ferreiro (2015-2019) hizo lo que pudo..muy poco, buena gente. Inés Rey, alcaldesa desde 15-6-2019.

      La crisis, la pandemia, el traslado hacia grandes centros comerciales ... pueden ser factores que han hecho desaparecer poco a poco el comercio de la calle que Ud. Indica. Así como la ciudad vieja que me duele profundamente.. Seguimos siendo muchos y muchas coruñesas que nos mantenemos fieles al comercio local. Depende de nuestros hábitos no comprar en grandes superficies y apoyar el pequeño comercio. Hay otros barrios - sin embargo - que han crecido sustancialmente, como La Torre. Los precios de los locales, también.. Eso que escribe de "basura" me parece falta de respeto, un desahogo que no se sustenta. Si lo que busca es desacreditar a P. Vázquez hable sobre su "reinado" y/o gestiones desde 1983 hasta 2006.

      Una enamorada de Pontevedra.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Riadeortigueira Riadeortigueira 01/08/21 21:46

        Vale, retiro lo de "basura", pero la Real es deprimente y el comercio local, decadente. Ojalá tuviésemos un equipo como el de Lores en Coruña. Pero hay que darles un tiempo al actual equipo de gobierno, porque, hay que decirlo, están haciendo bien muchas cosas y es esperanzador.
        Un enamorado de Coruña.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Isa. Isa. 01/08/21 22:55

          Boa noitiña!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • 74camilo 74camilo 01/08/21 10:02

    Bravo por Pontevedra!!! Si señor es lo que hay que hacer! Espacio para el ciudadano. En cualquier lugar donde se aplique serán los mismos pasos: 1 un gobierno valiente dispuesto a tirar para adelante, 2 unos comerciantes que protestan y un PP que revuelve (lo llevarán a sus amigos jueces). 3 Se hace: Los ciudadanos se dan cuenta del gran avance y mejora. Los comerciantes venden más. El PP.....dice que era idea suya. Jejeje.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Jusa Jusa 01/08/21 09:17

    The Guardian, no miente, ven al paraiso, ven a Pontevedra, disfruta de calidsd de vida

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Xoán Manuel. Xoán Manuel. 01/08/21 08:58

    "O meu Pontevedra", escribiera un personaje gallego tan destacado como Daniel Castelao, rianxeiro de nacimiento pero pontevedrés de adopción, pues en esta ciudad vivió un período decisivo, no sólo a nivel local sino también gallego. Pues en Pontevedra se fundó el Partido Galeguista. Ahora, el nacionalismo vuelve a la ciudad y nada menos que gobernando, haciendo una política municipal a favor de las personas, como debiera ser en todos los ayuntamientos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Teodoro Teodoro 01/08/21 06:03

    Caminante, sí hay camino.Pues claro que hay camino ,muchos caminos,ahora era menester que surgieran muchos políticos como estos de BNG ,gracias por demostrarlo. Que la energía eléctrica se haya convertido en la estafa del ciudadano ,en estos tiempos,tiene una solución:energía solar.El almacenamiento cinético por elevación y almacenamiento de grandes masas de agua. Energía barata,sostenible,infinita.Invito al que tenga dudas a que visite alguna planta de bombeo solar para regadío, es asombroso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

 
Opinión