Caníbales

#RegalaLibros

En este año apocalíptico, el barómetro de septiembre del CIS fue, también, despiadado: un 28% de los españoles no lee nunca y, de ellos, el 42% tiene la conciencia tranquila porque, aclaran, “no les gusta o no les interesa leer”. Nada nuevo salvo que ahora podemos escandalizarnos en Twitter y, creyéndonos redimidos, volver a nuestras redes sin pensar en cómo fomentar la lectura…

  ***

Había otros datos (un tercio del vaso lleno): un 21,3% de 5 a 8 libros al año; un 12,7% leen más de 13 libros al año. ¿Faltan libros? ¿Falta márketing (bueno)? Yo creo que todo libro tiene derecho a encontrar su lector, así que aquí va mi recomendación de lecturas de 2016, para regalos y autoregalos:

 

  • Tan poca vida, Hanya Yanagihara. Una novela (muy larga) sobre la amistad y el abuso. Sobre todo, prueba que cada uno es (somos) su peor enemigo.

 

  • La gran apuesta, Michael Lewis. El libro en el que se basa la peli. Estremecedor y muy claro: nos timaron pasándose de listos, pero siempre hay alguien brillante que nos ilumina.

 

  • Departamento de especulaciones, Jenny Offill. Una maravillosa novela, escrita a retazos, sobre la felicidad y el dolor, el amor y el desencanto en lo cotidiano (lo cotidiano que, como bien dice Cesc Gay, es infinito).

 

 

  • París-Austerlitz, Rafael Chirbes. Siempre es recomendable, pero su última novela es peligrosa y admirablemente expuesta.

 

  • Ante todo no hagas daño, Henry Marsh. Honestidad brutal en esta autobiografía de un neurocirujano, un buen médico que, como todos, comete errores (a veces irreparables).

 

  • El hermano del famoso Jack, Barbara Trapido. Ocurre en el Londres de los sesenta y es delicioso, moderno y extraordinariamente divertido.

 

  • Paciencia, Daniel Clowes. Lo último del autor de ‘Ghost World’ no sé si es novela gráfica o cómic, pero sí sé que es luminoso y necesario.

 

  • Tú no eres como las otras madres, Angelika Schrobsdorff. La historia de la propia autora, que ni concede entrevistas ni nos contará todo lo que hizo, después del nazismo, con su valentía y su talento. Un libro durísimo y extraordinario.

 

  • Tres días y una vida, Pierre Lemaitre. Capaz de la novela más negra y del drama más minucioso (Nos vemos allí arriba es obligatoria), cuenta como un segundo puede condicionarte para siempre. Su tristeza merece la pena.

 

  • The course of love, Alain de Botton. Tiene una escuela de vida en Londres, es filósofo y novelista, y aquí hace una disección extraordinaria de la vida en pareja.

 

  • Patria, Fernando Aramburu. Una novela necesaria sobre esos larguísimos años en que ETA marcó nuestras vidas, sobre el silencio y la culpa, sobre el miedo.

 

 

  • La partida de caza, Isabel Colegate. La novela que inspiró Gosford Park y Downton Abbey es deliciosa.

 

  • Solterona, Kate Bolick. Un título espantoso para un libro que habla de las mujeres que se atrevieron a ser ellas mismas, libres y completas, con o sin pareja.

 

  • Botas de lluvia suecas, Henning Mankell. Escribe desde la conciencia de la muerte, con una angustia sorda y lúcida tremendamente conmovedora.

 

  • Aquí estoy, Jonathan Safran Foer. Tierna, sensible, realista, inteligente… La crisis del protagonista es la de casi todos nosotros.

 

 

  • Sapiens. De animales a dioses, Yuval Noah Harari. ¿Qué unió al homo sapiens? La ficción. ¿Cuál es nuestra religión? El dinero. Todo demostrado desde la investigación, la lucidez y el humor.

P.D.: como los libros no caducan, incluyo las recomendaciones de 2015, 2014, 2013, 2012, 2011.

 

El abuelo y el robot

Más sobre este tema
stats