LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP hace bandera de la investigación parlamentaria por contratos del covid tras bloquearla donde gobierna

Educación

24.000 becas universitarias menos por el endurecimiento de los requisitos para los erasmus

Un grupo de unos cuarenta jóvenes de la Plataforma de Afectados por las Becas y el Sindicato de Estudiantes se ha concentrado frente al Ministerio de Educación para exigir "becas dignas y a tiempo".

Las últimas estadísticas difundidas por el Ministerio de Educación [consultar, aquí] constatan un descenso del 4,8% en el número de universitarios que recibieron becas financiadas por este departamento en el curso 2014-2015 respecto al anterior. En cifras absolutas, el descenso fue de 24.734, pues el número de estudiantes que recibieron ayudas estatales pasó de 547.158 a 524.409. Por el contrario, el número de becarios de las autonomías se mantuvo muy estable. Hubo un descenso de 12 (de 74.285 a 74.297). 

Esta caída en el número de becarios se explica principalmente por el cambio de los criterios de acceso a las becas Erasmus que puso en marcha con polémica el exministro José Ignacio Wert. El importe de la beca Erasmus consta de tres partes: la que paga el Ministerio de Educación, la que abonan las autonomías, y la que pone la UE. Pues bien, Educación acordó entonces que sólo accederían al complemento ministerial los alumnos que cumplieran los requisitos de las becas denominadas de carácter general. 

Las estadísticas reflejan ahora las consecuencias de una decisión que el ministerio argumenta señalando que hay "un menor número de beneficiarios, pero que reciben una ayuda mayor". Lo cierto es que mientras en el curso 2013-2014 un total de 39.125 alumnos recibieron el complemento del ministerio para estudiar en el extranjero, en el 2014-2015 apenas fueron 8.022 los que accedieron a esas becas más cuantiosas, pero también académicamente más exigentes. El descenso es del 79,5%. 

Suben las compensatorias 

En cualquier caso, el sistema ideado por José Ignacio Wert tiene los días contados. El pasado mayo el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, anunció que se iba a rectificar el modelo volviendo al sistema anterior. Justificó el cambio con las quejas de los rectores ante la carga de gestión y las trabas administrativas que generaba tener dos programas distintos: el de los estudiantes que mantenían la ayuda estatal (Erasmus.es) y el de los que sólo recibían la de la UE (Erasmus+).

La caída en el conjunto de becas de carácter estatal (-24.734) es inferior a la registrada entre los erasmus (-31.103) porque aunque hubo partidas que se mantuvieron estables, otras sí registraron aumentos. Es el caso, por ejemplo, de las llamadas becas compensatorias, que son las que reciben los estudiantes de familias de ingresos muy bajos, que pasaron de 87.443 a 92.447 (+5,7%); o de las de transporte, que aumentaron un 25,5% al pasar de 3.966 a 4.978. 

En el curso 2014-2015 también hubo 146.931 becas menos en las enseñanzas obligatorias (infantil, primaria, secundaria y especial) que en el 2013-2014. Este descenso se explica por la bajada en las ayudas para libros de texto, las que reciben las familias con menos recursos. Estas pasaron de 437.738 a 265.612 en el período analizado. El descenso fue de 172.126 (casi un 40%), de las que 140.433 fueron en Galicia, donde los alumnos que antes recibían becas ahora acceden a un sistema de préstamo. 

El gasto total, a la baja 

Las estadísticas publicadas este viernes por el Ministerio de Educación también ofrecen una panorámica de la evolución del gasto educativo en España. Y evidencian que la crisis económica ha dejado muy debilitado al sector. Entre 2009 (cuando hubo un pico de inversión) y 2014 (el último ejercicio del que hay datos disponibles), el dinero que destinan las Administraciones a la educación ha pasado de 53.895 millones a 44.846 millones. En cifras absolutas el descenso es de 9.048 millones de euros (-16,8%).

La educación no universitaria perdió en ese período 5.857 millones de euros (-15,9%) al pasar de 36.854 millones a 30.997. Especialmente mermadas quedaron las partidas dedicadas a la investigación educativa, que perdió un 63% de su presupuesto al menguar de 151 millones de euros a apenas 55; o el dinero para la formación del profesorado, que pasó de 276 millones anuales a 145 (-47,5%). 

Los estudiantes encerrados en el Ministerio de Educación abandonan la protesta tras un acuerdo para negociar las becas

Los estudiantes encerrados en el Ministerio de Educación abandonan la protesta tras un acuerdo para negociar las becas

Por otro lado, la formación universitaria también vio reducidos sus fondos, al pasar de disponer de un presupuesto anual de 10.541 millones de euros a 8.886 (-15,7%). En concreto, las universidades públicas vieron recortados sus presupuestos entre 2009 y 2014 un total de 1.419 millones de euros al pasar de 10.179 millones de euros a 8.759. En porcentaje, el recorte es del 13,9%.

Mientras tanto, el número de alumnos subió un 6,5% en las enseñanzas de régimen general en el mismo período (493.181 más hasta los 8,1 millones de estudiantes) y el 9,3% en universitaria, con 114.000 más hasta un total de 1,3 millones. 

En términos de participación del PIB del año 2014, el gasto educativo se sitúa en el 4,31%, es decir, en el mismo nivel que en 2005, algo menos que en 2013 (4,36%) y lejos del 4,99% que se alcanzó en 2009. Desde el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo apuntan, no obstante, que los datos de 2014 representan una "estabilización del gasto en educación en España tras los ajustes realizados en ejercicios anteriores debido a la crisis económica".

Más sobre este tema
stats