Aborto

Absueltas las cinco activistas de Femen que irrumpieron en una manifestación contra el aborto

La líder de Femen dice que irrumpieron de forma pacífica en la marcha provida y no querían provocar una acción violenta

Las cinco activistas de Femen que irrumpieron en una manifestación contra el aborto enseñando los pechos han sido absueltas de todos los cargos por el Juzgado de lo Penal 19 de Madrid. Las miembros del  colectivo feminista habían sido acusadas de un presunto delito de desórdenes públicos, otro de exhibicionismo, otro delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y uno más de resistencia a agentes de la autoridad por los incidentes sucedidos durante la marcha, convocada por varias asociaciones antiabortistas. 

Los hechos ocurrieron el pasado 17 de noviembre de 2013, cuando las mujeres, que llevaban el cuerpo pintado con lemas a favor de la interrupción libre del embarazo y en contra del movimiento Provida, irrumpieron en la manifestación, convocada por los colectivos Hazte Oír y Derecho a Vivir, a su paso por la calle Alcalá y profirieron gritos a favor del aborto, instante en el que algunos participantes de la marcha las rociaron con espray, interviniendo la Policía en el enfrentamiento.

La resolución judicial, a la que ha tenido acceso infoLibre, concluye que "no está suficientemente acreditado" que las acusadas se "abalanzaran sobre la cabecera de la marcha con la intención de detenerla", ni que causaran lesiones a los agentes de la autoridad cuando estos intentaron retenerlas, algo que afirmaba la acusación particular. Según la sentencia, las activistas acudieron a la manifestación "con la intención de manifestar sus ideas a favor del aborto y conseguir una repercusión pública". 

Sobre la supuesta agresión a agentes de la autoridad, la resolución dictamina que "mientras estas (las acusadas) gritaban sus consignas, algunos de los participantes en la manifestación las rociaban con espray de pintura de color rojo, momento en el que la Policía acudió para retirarlas", pero, en ningún momento, queda probado que "mostrasen desprecio a los agentes, se opusieran a su actuación dando manotazos, patadas o tirándose a la calzada, ni que lesionasen a un miembro del servicio del orden". 

La acusación particular pedía seis años de cárcel

La Asociación Enraizados en Cristo y en la Sociedad, que se presentó como acusación particular, solicitó seis años de cárcel para cada una de las activistas de Femen. El colectivo católico afirmaba que las cinco mujeres "se abalanzaron sobre la cabecera de la manifestación, comenzaron a exhibir y lanzar gritos con consignas abortistas e insultos como 'joderos'" en presencia "de numerosos menores de edad" ante los que también realizaron "gestos obscenos".

Por su parte, la Fiscalía pidió nueve meses de cárcel y una multa de 1.800 euros por desórdenes públicos y desobediencia a la autoridad, ya que acusaban a las jóvenes de golpear con "patadas" y "manotazos" a los agentes que intentaban retenerlas. La acusación podrá interponer un recurso contra esta sentencia en un plazo de 10 días. 

Una activista de Femen intenta llevarse al Niño Jesús del belén del Vaticano

Una activista de Femen intenta llevarse al Niño Jesús del belén del Vaticano

Más sobre este tema
stats