La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

La AIReF avala el escenario macroeconómico para 2024 y 2025 del Gobierno, pero alerta sobre los riesgos globales

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha avalado las previsiones macroeconómicas del Gobierno, que apuntan a un crecimiento del Producto Interior Bruto del 2% en 2024 y del 1,9% en 2025 y a un déficit público del 3% este año y del 2,5% el próximo, pero ha advertido de que los riesgos procedentes del entorno global siguen sesgados a la baja, según ha informado Europa Press.

Con la entrada en vigor del nuevo marco fiscal europeo el 30 de abril, cesa la obligación de presentar el Programa de Estabilidad, pero el Gobierno decidió presentar a Bruselas la actualización de sus previsiones macroeconómicas y fiscales para el periodo 2024 y 2025, lo que ha motivado la publicación del informe de aval por parte de la AIReF –que se envió al Ejecutivo el pasado 26 de abril, antes de su remisión a la Comisión Europea–.

En dicho informe, la AIReF explica que, tras cuatro años de suspensión de las reglas fiscales, 2024 constituye un año de transición hacia el nuevo marco fiscal europeo que se aprobó definitivamente el pasado 24 de abril y que, previsiblemente, entrará en vigor este año, motivo por el que el Programa de Estabilidad tendría una extensión temporal más limitada.

Señala también que, a partir de ahora, los gobiernos tendrán que plasmar su estrategia fiscal y de reforma en el denominado plan fiscal estructural de medio plazo que tendrán que presentar en septiembre y que estará vigente por un periodo de cuatro años y sujeto a la supervisión de las instituciones fiscales independientes como la AIReF.

El escenario del Gobierno contempla un crecimiento del PIB real del 2% en 2024 y del 1,9% en 2025 cifras idénticas a las publicadas por la AIReF en el Informe sobre los Presupuestos Iniciales de las Administraciones Públicas para 2024, publicado el pasado 11 de abril.

Sin embargo, la AIReF aprecia algunas diferencias en la composición del crecimiento y, en particular, en lo que respecta al comportamiento de la inversión. Al igual que la AIReF, el Gobierno prevé que los agregados de la demanda nacional contribuyan notablemente al crecimiento del año 2024 y compensen la aportación levemente negativa del saldo exterior de bienes y servicios.

No obstante, la AIReF proyecta un avance algo mayor de la inversión en 2024, condicionado al despliegue de los proyectos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), en tanto que el Gobierno prevé un mayor empuje de la inversión en 2025.

En el ámbito de los precios, el escenario del Gobierno contempla crecimientos elevados del deflactor del PIB, por encima de lo considerado en el escenario de la AIReF. Así, el crecimiento del PIB nominal esperado se sitúa en torno al 5,6% en 2024 y al 4,8% en 2025 en el escenario del Gobierno, por encima de lo esperado por la AIReF en ambos ejercicios (5,2% y 4,1%, respectivamente).

En términos agregados, el escenario del Gobierno se sitúa en la banda central de los rangos de probabilidad de la AIReF. Las previsiones de crecimiento real del PIB del Gobierno se sitúan sobre el percentil 50 del rango de probabilidad definido en torno a las estimaciones de la AIReF, mientras que, en términos corrientes, las estimaciones del Gobierno se sitúan en el extremo superior del rango central de probabilidad, señalizando posibles riesgos a la baja en las previsiones del Gobierno para el PIB nominal.

Según la AIReF, los riesgos procedentes del entorno global siguen sesgados a la baja. De un lado, la posibilidad de agravamiento o extensión a otras zonas geográficas de los conflictos bélicos activos en Europa y en Oriente Medio mantiene los niveles de incertidumbre en cotas elevadas y podría provocar nuevas perturbaciones en el comercio, como las acaecidas en el Mar Rojo.

Además, la autoridad independiente considera que la creciente fragmentación en las relaciones comerciales, junto con el débil crecimiento de la productividad en muchas economías avanzadas, podría llevar a futuras revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento a medio y largo plazo.

La débil inversión comprometer el crecimiento a medio plazo

Finalmente, ha advertido de que existe el riesgo de que la debilidad de algunas economías europeas, especialmente Alemania, persista o se intensifique. En el ámbito interno, la AIReF ha alertado de que la debilidad de la inversión podría comprometer las posibilidades de crecimiento a medio plazo.

Con todo, la AIReF ha reiterado a los ministerios de Economía, Comercio y Empresa y de Hacienda y Función Pública la necesidad de disponer de información adecuada sobre las medidas de carácter presupuestario y fiscal incorporadas en el escenario macroeconómico, en aras de aumentar el rigor del proceso de aval.

Sin noticias de las oficinas de empleo: ni el 2% de quienes buscan trabajo lo encuentran allí

Sin noticias de las oficinas de empleo: ni el 2% de quienes buscan trabajo lo encuentran allí

Según han insistido, para realizar el aval con rigor, es necesario conocer la senda de ingresos y de gastos que acompaña al cuadro macroeconómico del Gobierno y disponer de información detallada sobre las medidas fiscales que se plantea incorporar en el horizonte de medio plazo.

La mejora en el suministro de información es especialmente relevante en el caso del Plan de Recuperación, dado el papel central que puede desempeñar como elemento dinamizador de la actividad.

Por último, la AIReF ha recalcado al Ministerio de Economía, Comercio y Empresa la necesidad de que el proceso de aval de las previsiones macroeconómicas se regule mediante un convenio entre las partes, con el fin de hacer más transparente y eficiente el proceso de aval del cuadro macroeconómico.

Más sobre este tema
stats