Libia

Bernardino León pasa de ser el enviado de la ONU en Libia a trabajar para Emiratos Árabes

Libia, entre el caos de la guerra civil y el agujero negro del Estado Islámico

infoLibre

El hasta ahora enviado de la ONU para Libia, Bernardino León, negó este jueves que su nuevo trabajo en los Emiratos Árabes Unidos suponga un conflicto de intereses con la tarea que ha desarrollado hasta ahora en el país árabe pero admitió que puede ofrecer mala imagen. "Las apariencias no son buenas, lo puedo aceptar", dijo León a los periodistas, después de que el miércoles se anunciase su nombramiento como director de una academia diplomática en el país árabe, que apoya a una de las partes del conflicto libio.

León negoció en los últimos meses con las difrentes facciones libias un acuerdo para la formación de un Ejecutivo de unidad nacional, por ahora rechazado, pero que la ONU sigue confiando en que pueda cerrarse. "Separemos una cuestión personal del acuerdo y del Gobierno. Si ve algo en el acuerdo o el Gobierno que no sea justo, dígamelo", señaló en respuesta a las preguntas sobre un posible favoritismo hacia una de las partes.

El Congreso Nacional General, una especie de parlamento con sede en Trípoli no reconocido internacionalmente, envió una carta a la ONU en la que pide una investigación sobre las negociaciones de Bernardino León con los Emiratos Árabes ya que, a su jicio, esa relación puede poner en cuestión toda su labor en el país árabe.

Un portavoz de la ONU salió este jueves al paso de informes que afectan a la gestión del enviado especial para Libia, Bernardino León, y reiteró las reglas que rigen en el desempeño de sus funciones y la búsqueda de un nuevo empleo. "El secretario general esperaría que todos sus enviados no dejen que la búsqueda de un nuevo puesto pueda impactar en el trabajo que están desempeñando", afirmó Stpéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki Mun.

Dujarric dedicó gran parte de su rueda de prensa a comentar informes difundidos por el diario británico The Guardian que dan cuenta de que León supuestamente estaba negociando un empleo en los Emiratos Árabes Unidos mientras representaba a la ONU.

En 2004, León fue nombrado secretario de Estado de Asuntos Exteriores del Gobierno de Zapatero y desde allí pasó a ocupar el cargo de secretario general de la Presidencia del Gobierno, siendo el principal asesor en política exterior del jefe del Ejecutivo español. Así se encargó de negociar la incorporación de España al G-20.

WikiLeaks filtra un informe de la UE que plantea destruir barcos de traficantes de personas en Libia

WikiLeaks filtra un informe de la UE que plantea destruir barcos de traficantes de personas en Libia

Más sobre este tema
stats