Financiación ilegal

Camps: "Si Costa hubiera ido a Génova me habría llamado el presidente, con el que tenía y tengo muy buena relación"

Francisco Camps, a su llegada para comparecer como testigo en el juicio de 'Gürtel'.

Francisco Camps ha negado tajante no solo haber dado cualquier instrucción para que contratistas públicos de la Generalitat asumieran el pago de facturas electorales del PP sino que ha refutado la confesión de su antiguo número dos, Ricardo Costa. 

Camps, que ha declarado en calidad de testigo, lo ha hecho en los siguientes términos: si  como aseguró durante la declaración en la que confesó los delitos que le atribuye la Fiscalía, Costa hubiera avisado a Luis Bárcenas de que había un plan para endosar a determinados empresarios esas facturas, los "interlocutores" de Camps en la dirección nacional del PP le habrían llamado directamente a él. "Si esa conversación ser hubiera producido y el señor Costa le hubiera dicho al señor Bárcenas o al ordenanza o a un señor que pasara por allí que había problemas en el PP valenciano, quien fuera habría ido al presidente o al secretario general y se lo habría contado. Y el presidente o el secretario general, que eran mis interlocutores, me habrían dicho que no era la forma corrrecta de actuar".

En otro momento de la declaración, Camps ha repetido casi palabra por palabra ese mensaje pero con un añadido: que se habría enterado el presidente, con el que "en aquel momento y ahora teníamos y tenemos una muy buena relación".

El hombre que hasta 2011 y durante ocho años presidió la Generalitat valenciana se ha esforzado en minimizar la envergadura de los trabajos desarrollados por Orange Market, la filial valenciana de Gürtel, y la solidez de su relación personal con Álvaro Pérez, El Bigotes, el hombre de Francisco Correa en Valencia. Cuando el abogado de El Bigotes ha sacado a colación la llamada interceptada por la Policía en diciembre de 2008 y en la que Camps se refería a él como "amiguito del alma", Camps ha dado el siguiente argumento: utilizó esa expresión "porque era Nochebuena". Y le pidió "lealtad" por esto: "Qué pides en Navidad? Cosas  buenas, cosas bonitas".

Ahora imputado en tres nuevas causas judiciales, Camps resultó definitivamente absuelto en 2013 del llamado caso de los trajes, la pieza derivada de Gürtel con menor relevancia penal y la única en la que fue investigado. Jamás, ha dicho, se preocupó de saber si los empresarios que han confesado la financiación ilegal del PP valenciano obtuvieron contratos públicos de la Generalitat.

Según el testigo, fue su antecesor en la Generalitat, Eduardo Zaplana, quien en 2002, durante la precampaña para las elecciones que en 2003, aquellas que auparon a Camps al Gobierno valenciano, propició el desembarco de Álvaro Pérez como encargado del montaje de actos electorales. 

Por la tarde, Zaplana difundió un comunicado en el que niega de manera tajante esa versión. En la nota, el expresidente valenciano expresa su "asombro" por las palabras de Camps y recalca con ironía que no tiene que hacer "muchos esfuerzos para demostrar la falsedad de tal afirmación". ¿Por qué? Porque, como Zaplana recuerda, abandonó la Presidencia del Ejecutivo valenciano en 2002. Y en 2008 –año en que Orange Market seguía trabajando para el PP en esa comunidad–, "aun siendo portavoz del Grupo Popular en el Congreso, no pude comparecer por mi circunscripción de Valencia". "De ser cierto lo afirmado por el señor Camps, sería lo único en lo que habría seguido mis directrices", apostilla Zaplana en alusión directa a su tesis de que El Bigotes fue una especie de herencia recibida de Zaplana y perpetuada luego casi por inercia.

Inspectores de Hacienda corroboran que el PP de Camps pagó los servicios de Orange Market en b

Inspectores de Hacienda corroboran que el PP de Camps pagó los servicios de Orange Market en b

Más sobre este tema
stats