El futuro del PSOE

La candidatura de Planas desconcierta al PSOE andaluz

El consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Luis Planas.

Elena Herrera / Juanma Romero

Su anuncio sorprendió a casi todos. A media mañana, en un acto sobre la Política Agraria Común (PAC), el actual consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Luis Planas, soltó el bombazo. "Me voy a presentar a las primarias en el PSOE", dijo. Aunque en algunos círculos sí había sonado su nombre como rival de Susana Díaz –la candidata que apoya el presidente José Antonio Griñán–, el anuncio público sembró de desconcierto la federación con más poder del PSOE, enfrascada en un proceso de elección de su cabeza de lista en las próximas autonómicas que culminará el próximo 29 de julio. 

Planas, coinciden varias fuentes del partido en Andalucía, no tiene apoyo orgánico. En el origen estuvo muy cerca del expresidente Manuel Chaves, con el que fue consejero de Presidencia, primero, y de Agricultura, después. Gracias a él fue nombrado embajador en Marruecos por el ministro socialista Miguel Ángel Moratinos. Y Griñán lo rescató para su último Gobierno. La sorpresa con la que el PSOE recibió su anuncio tiene que ver, entre otras cosas, con su relación con actual presidente de la Junta. Su propuesta evidencia la oposición a Díaz, su candidata, aunque mantiene con él una relación cordial. De hecho, en el entorno del líder del Ejecutivo andaluz destacan trayectoria de Planas. Dicen que es una persona "seria" y que "no se presta a ser títere de nadie". En la dirección federal también ponen en valor su perfil "institucional" y, de tener que definirlo, dicen de él que es un "candidato independiente" al tiempo que resaltan que "no está manchado por ninguna guerra interna".

Lo cierto es que aunque Planas no ha hecho vida de partido y, por tanto, es una persona poco conocida para la militancia sí tiene a su favor encarnar la oposición al aparato. Y eso es algo que puede venirle bien en un proceso en el que los militantes, de forma anónima, tienen la última palabra. Fuentes cercanas a Griñán aseguran que, por su edad –tiene 61 años–, aunque no puede presentarse como una figura que simboliza el relevo generacional no tiene demasiado que perder. Sin embargo, si no sale vencedor de las primarias, su presencia en el Ejecutivo andaluz quedaría en entredicho. Entre sus puntos flacos destaca también el hecho de que no es diputado, por lo que no podría relevar a Griñán al frente de la Junta si éste opta por renunciar antes del fin de la legislatura.

Tranquilidad en el equipo de Susana Díaz

En el equipo de Díaz dicen no estar preocupados por la irrupción del consejero. Ella lidera la agrupación de Sevilla, la más grande del PSOE a nivel nacional, con 12.000 militantes y tiene un gran poder a nivel regional. No obstante, en su entorno aseguran que intensificarán el trabajo para que la titular de Presidencia tenga el mayor número de avales posibles. Son necesarios en torno a 7.000 para concurrir, el 15% de un censo de unos 45.000 militantes (la cifra exacta se conocerá este martes).

Sí crea desconcierto el hecho de que no esté claro a qué sector aglutina Planas. Su anuncio sorprendió incluso en el sector crítico que no salió en tromba a apoyarle. Y también en la candidatura oficialista, cuyos dirigentes de peso barajan al respecto dos teorías. La primera, que el sector más beligerante contra Griñán –nucleado en torno a Chaves y su hombre de confianza, Gaspar Zarrías, y al gaditano Luis Pizarro– está detrás pero que sus miembros prefieren no dar el paso para que la candidatura de Planas no se relacione con ellos de forma directa y así recabar más apoyos. Y, la segunda, que los críticos van por otro lado y que, de esa forma y con tres candidatos en liza, Susana Díaz lo tendría todavía más fácil para ganar. 

Otra teoría, que con más o menos firmeza defienden cargos descontentos con el presidente preguntados por infoLibre, es que Planas es una "marca blanca" de Díaz. Es decir, que ha sido colocado por el entorno de Griñán para revestir de pluralidad un proceso de primarias del que se ha criticado la premura de su puesta en marcha. En estos términos se pronunció, por ejemplo, el alcalde el pueblo granadino de Jun, conocido por su activa presencia en Twitter. "Esto no son primarias. Los griñanistas vieron que la gente estaba muy enfadada y se dieron cuenta de que tenían que reaccionar. Griñán está detrás de una estrategia que sólo tiene el objetivo de dar la sensación de que este proceso no es un monólogo", asegura José Antonio Rodríguez. 

Tanto la dirección regional como la federal niegan rotundamente este extremo. "No es una marca blanca, lo que es un hecho es que su presencia valida las primarias", dice una fuente de Ferraz. En el aparato andaluz se pronuncian en términos similares. "No es un montaje", dice una dirigente. "No creo que Griñán llegue a esas dosis de maquiavelismo", asegura otra fuente muy próxima a Griñán.

Está previsto que este martes, el mismo día en el que se reúne a las 17 horas el Comité Director, el máximo órgano entre congresos, parte de los críticos definan su estrategia. La oposición a Griñán –que en el último congreso regional, en julio de 2012, obtuvo un 30% de apoyo– se agrupa principalmente en Jaén (fortín inexpugnable de Zarrías), aunque mantiene grupos más pequeños en el resto de las provincias. 

Según explicó a este diario el alcalde de Jun, ocho descontentos con Griñán, uno por cada provincia andaluza, se reunirán para llegar a algún tipo de acuerdo. Lo harán en una videoconferencia grupal a través de internet. De ahí es posible que salga un nombre alternativo toda vez que la exconsejera Micaela Navarro, la aspirante más fuerte de la minoría, se ha descolgado del proceso. Sin embargo, este grupo no es ni mucho menos una balsa de aceite. Entre los críticos hay quienes se abonan a la teoría de la "marca blanca" y quienes prefieren acercarse a Planas para sumar apoyos. 

La Fiscalía no acusará a Planas porque no ve que cometiera "una omisión grave" en la finca de Doñana

La Fiscalía no acusará a Planas porque no ve que cometiera "una omisión grave" en la finca de Doñana

Más sobre este tema
stats