La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

lOs abusos de la banca

Cargos de Caja Madrid idearon un método para saltarse controles en el crédito a Díaz Ferrán

Tono Calleja / Alicia Gutiérrez

Ildefonso Sánchez Barcoj, uno de los dos lugartenientes del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, participó en las gestiones que acabaron con la concesión al expresidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán de un crédito de 2 millones de euros saltándose la autorización previa de la Comunidad de Madrid. Este dinero, al contrario de lo previsto, según el juez, se usó para afrontar los pagos de las nóminas de los trabajadores de Air Comet. Así consta en un correo electrónico enviado por Juan Martín Bartolomé, uno de los integrantes del comité financiero de Caja Madrid que tenía como destino al propio Sánchez Barcoj.

El que fuera uno de los número dos del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha declarado este martes ante Elpidio José Silva en calidad de imputado por el crédito que la caja de ahorros otorgó a Díaz Ferrán en noviembre de 2008Elpidio José Silva, que posteriormente fue ampliado a través de un excedido de cerca de 2 millones de euros y que fue refinanciado en 2010 bajo el mandato de Rodrigo Rato.

En la misiva, con fecha de 20 de agosto de 2009, a la que ha tenido acceso infoLibre, Bartolomé explicaba a Sánchez Barcoj que el presidente [Miguel Blesa] había llamado a Gonzalo Alcubilla para pedirle que estudiara la posibilidad de atender a Gerardo Díaz Ferrán Gerardo Díaz Ferrán en una petición de 2 millones de euros "para poder hacer frente de manera inmediata pagos de una de sus compañías (Air Comet)".

Y en el párrafo siguiente Bartolomé relata que tras hablar con Gonzalo [Alcubilla], "la fórmula que nos parece viable es un excedido en la cuenta de crédito que le dimos hace unos meses a favor de una de sus patrimoniales, Holdisan, por dos motivos fundamentales". El primero de estos motivos es que tratándose de un "excedido" en cuenta de crédito "quedaría en el ámbito del comité financiero, y se podría aprobar de manera inmediata, sin autorización previa de la Comunidad de Madrid, por tratarse de un miembro del consejo de administración".

Precisamente, el exdirector general financiero y de riesgos de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, ha reconocido ante el juez Elpidio José Silva que el préstamo de 2008 a Díaz Ferrán no contó con la autorización previa de la Comunidad de Madrid y que lo conveniente hubiera sido haber esperado a tenerla. Sin embargo, ha precisado que se trata de una cuestión "administrativa" y que, hasta la fecha, la Consejería de Economía madrileña no había denegado este tipo de operaciones.

El segundo de los motivos por los que Bartolomé recomienda en el correo electrónico la operación es por la existencia de unas garantías con las que la caja ya contaba en la propia cuenta de crédito: "Que hace que estos 2 millones de euros queden debidamente cubiertos".

"Otro fin distinto"

Al final la operación se cerró. Y precisamente esta operación sirvió para que el magistrado Elpidio José Silva imputara a todo el comité financiero de Caja Madrid. "Ahora bien, este excedido no se destinaba a la autofinanciación originalmente tenida en cuenta, sino a otro fin distinto. Esencialmente al pago de nóminas de Air Comet", explica el juez, que prosigue: "Y esta finalidad implicaría no solo que el proyecto de financiación se estaba alterando, sino, además, que la situación de quebranto del prestatario era próxima, incrementándose exorbitantemente el riesgo de cara al cumplimiento de la obligación". Al final las empresas de Díaz Ferrán entraron en quiebra, provocando un gran quebranto para Caja Madrid.

En su comparecencia ante el juez Ildefonso Sánchez Barcoj trató de exculparse afirmando en su declaración que "nunca" en la historia de la entidad financiera un consejero les había "engañado" como lo hizo el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, quien prometió que las acciones del Grupo Marsans estaban libres de cargas cuando, en realidad, fueron pignoradas, según informaron fuentes jurídicas. 

Rechazada la petición de Manos Limpias

Durante su declaración, que se ha prolongado durante más de tres horas, el juez instructor ha rechazado la petición de Manos Limpias de ponerle en prisión provisional, aunque ha dejado pendiente la resolución sobre la retirada del pasaporte y las comparecencias semanales en el Juzgado que también han sido requeridas por la acusación popular.

Según ha relatado, el comité financiero evaluó las garantías aportadas por el exdirigente de la patronal, quien prometió que las acciones del Grupo Marsans no estaban pignoradas. Fue más adelante cuando la entidad descubrió que habían sido pignoradas a favor de Banesto. Este hecho motivó que Ildefonso Sánchez se sintiera "engañado" por el ex consejero Díaz Ferrán, una situación con la que nunca se había encontrado a lo largo de sus 34 años de trayectoria en la caja madrileña.

Por su parte, el antiguo director de riesgos de Caja Madrid e integrante del comité financiero Juan Bartolomé remitió a quien fuera director de negocios de la entidad financiera Gonzalo Alcubilla un correo electrónico en el que manifestaba sus dudas sobre la concesión "de urgencia" de un nuevo préstamo a una de las sociedades que eran propiedad del dueño del Grupo Marsans Gerardo Díaz Ferrán y que no veía la "forma" en la que "montar" dicha operación, informa Europa Press.

El juez también ha tomado declaración como testigo al empresario Gabriel María Subías, quien ha ratificado que no existía una oferta vinculante del grupo Orizonia para la compra de Marsans. El antiguo consejero delegado de Orizonia Corporación ha corroborado que se trataba solo de una oferta indicativa sobre una compra que, finalmente, no llegó a cristalizar.

Incidente de recusación

Durante la mañana, la defensa de Miguel Blesa ha ratificado su incidente de recusación contra el juez por enemistad manifiesta. A su juicio, el instructor ha demostrado una falta de objetividad en los juicios de valor que ha emitido sobre su cliente, que son, propios de una sentencia condenatoria y que revelan la ausencia de imparcialidad exigida por la ley, informa Europa Press.

El sindicato Manos Limpias ha solicitado al juez Elpidio José Silva que dictara prisión provisional sin fianza para el ex presidente de Caja Madrid por la compra del City National Bank de Florida al entender que subsiste riesgo de fuga y que tiene una gran disposición económica habida cuenta de que abonó una caución de 2,5 millones de euros en menos de 24 horas para salir de la cárcel de Soto del Real (Madrid).

La acusación sospecha que Blesa cuenta con capital en el extranjero porque en marzo de 2008 dispuso de "un millón de dólares con un seguro de cambio ya pactado", lo que la hace pensar en una posible huida al extranjero. Manos Limpias pide también que se impute al Comité Financiero por la compra del City National Bank de Florida.

Caja Madrid ocultó a la CNMV créditos a Díaz Ferrán y a sus familiares y empresas

Nuevos interrogatorios

Los interrogatorios de los demás exmiembros del comité financiero Gonzalo Alcubilla, Fernando Sobrini y Luis Crespo tendrán lugar este jueves. Al exdirectivo Matías Amat se le citará para más adelante. Los comparecientes habían sido citados a declarar para las 9.00 horas, sin embargo la ronda interrogatorios ha comenzado con seis horas de retraso.

El juez Silva abrió diligencias a raíz de una denuncia presentada por el sindicato Manos Limpias en la que se acusa a Blesa de conceder un crédito "doloso" por importe de 26,5 millones de euros a Díaz Ferrán en el que figuraba como "garantía un holding empresarial que se encontraba en quiebra". Ambos están acusados de un delito societario y de falsedad documental, mientras que el exresponsable de créditos a empresas de Caja Madrid Carlos Vela está imputado por delito societario.

Más sobre este tema
stats