Despidos

“La 'chispa de la vida' somos los trabajadores, no Coca-Cola”

Los trabajadores de Coca-Cola durante la segunda marcha de Madrid contra el cierre de la embotelladora de Fuenlabrada.

Los trabajadores de la embotelladora de Coca-Cola en Fuenlabrada, volvieron a manifestarse este domingo para seguir luchando contra el cierre de la fábrica. La marcha, que partió del municipio madrileño hasta la Puerta del Sol, duró casi cinco horas. Se trata de una movilización más en el marco de protestas por este ERE, al que tan sólo 50 trabajadores de los 589 afectados se han adscrito voluntariamente, aunque el ciclo para la adscripción voluntaria termina el próximo lunes 31 de marzo.

De momento, 59 días de huelga con multitud de manifestaciones y concentraciones, además de dos marchas a Madrid, son los resultados que ha traído consigo el conflicto de Coca-Cola. Al llegar a Sol, varios representantes de los trabajadores y algunos portavoces de otros colectivos que se han sumado a la protesta, como el Sindicato de Estudiantes, Comisiones Obreras e Izquierda Unida, intervinieron para exponer los motivos por los que se plantan ante este ERE, que consideran “injusto, ilegal y un despropósito”, como afirmó el socialista Manuel Robles, alcalde de Fuenlabrada. El Ayuntamiento del municipio ha apoyado desde el comienzo las protestas, según palabras del regidor, puesto que el cierre de la planta supone un daño para los trabajadores pero también para la localidad del cinturón rojo madrileño. “No sólo es el empleo directo que destruye, sino el indirecto que genera en la ciudad al ser una de las empresas más importantes que tenemos”, afirmó Robles.

El alcalde, que portó la pancarta principal de la marcha junto a los trabajadores de Coca-Cola, considera que las manifestaciones y el boicot de los trabajadores están haciendo mella en la marca internacional. “Las ventas de Coca-Cola han bajado un 35% en grandes superficies de la ciudad”, declaró, “y me consta que hay un número importante de ciudadanos y ciudadanas que en los restaurantes ya piden otras marcas”. El boicot al consumo de Coca-Cola en las ciudades españoles es uno de los principales gritos de los trabajadores que defienden que “si Madrid no fabrica, Madrid no consume”. Daniel Andrés, trabajador en el departamento de calidad de la marca de bebidas, subió al escenario para pedir en inglés a los turistas que se acercaron curiosos a la plataforma que cuando vayan a algún establecimiento “say Pepsi, please” ("Digan Pepsi, por favor"), utilizando el conocido eslogan de la competidora directa de Coca-Cola.

Jaime Cedrún, secretario general de CC.OO. en Madrid, calificó a la multinacional como "sinvergüenza" por "intentar recortar plantilla y salarios obteniendo 900 millones de euros de beneficios, cerrando centros y mandando a los trabajadores a un futuro de incertidumbre y desesperanza". "Con vuestras movilizaciones estáis demostrando que la reforma laboral tiene muchas dificultades de entrar en las empresas si los trabajadores están unidos para plantarle cara", declaró Cedrún. "Estamos dejando un boquete en su imagen internacional -añadió- y les estamos demostrando que la chispa de la vida no son ellos, la chispa de la vida somos nosotros".

El ejemplo de la marea blanca, los barrenderos y Gamonal

Daniel espera que el ERE se declare nulo tras la denuncia que el sindicato ha puesto. “La empresa tiene un contrato mercantil con nosotros, no laboral”, afirmó. “La semana pasada pusimos una demanda judicial –continuó– y vamos a seguir protestando todos los días, movilizando a la ciudadanía para que no consuman productos Coca-Cola (Nestea, Fanta, Aquabona…) porque creemos que les está haciendo mucho daño, la empresa lo ha reconocido. Los estudiantes y la gente joven son los que más nos están apoyando y es lo que más está jorobando a la compañía”.

Ana García, del Sindicato de Estudiantes, también intervino para transmitir el apoyo del sector estudiantil a sus protestas y dar ánimos a los trabajadores que llevan 59 días en huelga. “No hay otra salida que luchar y reivindicar lo que es justo para ganar –aseguró–. Así lo han demostrado los barrenderos de Madrid, la marea blanca y los vecinos de Gamonal.los vecinos de Gamonal ¡Los próximos tenéis que ser vosotros, compañeros!”.

Los trabajadores afirman que seguirán con las movilizaciones y esperan que Coca-Cola e Iberian Partners recapaciten y mantengan la planta abierta. Avisan de que durante la Semana Santa se manifestarán a diario para convencer a los turistas de que no deben consumir Coca-Cola en Madrid si el ERE sigue adelante.

Coca-Cola y los sindicatos cierran el plazo de negociación del ERE sin acuerdo

Coca-Cola y los sindicatos cierran el plazo de negociación del ERE sin acuerdo

Más sobre este tema
stats