CATALUÑA

Cinturón rojo, morado o amarillo: la batalla de la izquierda para hacerse el 28M con Barcelona y su área metropolitana

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Más de cuatro millones de personas (de las 7,5 que viven en Cataluña) se concentran en el cinturón rojo de Barcelona, es decir, las poblaciones que conforman el área metropolitana de la ciudad condal. Se trata de un feudo tradicional del Partit dels Socialistes Catalans (PSC) que siempre ha estado muy disputado electoralmente y donde tanto Pablo Iglesias, exlíder de Podemos, como Inés Arrimadas, actual presidenta de Ciudadanos, obtuvieron buenos resultados en los comicios de 2015 (generales) y 2017 (autonómicos), respectivamente. El sobrenombre de cinturón rojo se debe a la victoria de candidaturas de origen marxista, como el PSUC , en las primeras elecciones democráticas tras la dictadura.

Esta zona incluye municipios tan poblados como L´Hospitalet de Llobregat (la segunda ciudad más poblada de Cataluña), Badalona (la tercera) y otras importantes urbes como Terrassa, Sabadell, Santa Coloma de Gramenet, Mataró y El Prat de Llobregat. Precisamente Sabadell (la quinta ciudad más grande de la comunidad) es el destino que ha escogido la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, como parte de la gira por España que está realizando con su plataforma Sumar.

El hecho de haber escogido Sabadell como su primera parada no es casual y ella misma lo ha explicado en una entrevista con Catalunya Radio: "Sabadell tiene una estructura social que es muy próxima a lo que yo represento y al país que me gustaría representar. Es una ciudad industrializada, con perfiles sociales propios y con histórico alcalde del PSUC, del que me hablaban en mi casa, como es Antoni Ferrés. Él forma parte de mi cultura política y también tengo grandes amigos como Xavier Doménech o Joan Mena", ha señalado Díaz.

El acto versará sobre los avances logrados con la reforma laboral impulsada, precisamente, por Díaz. Tal y como explican fuentes de su entorno a infoLibre, será la sociedad civil y no Díaz quién tenga la voz cantante. Participarán una trabajadora del hogar, un rider y un representante de un comité de empresa industrial que abordarán el impacto de la reforma laboral aprobada a principios de este año.

Aunque el objetivo de Díaz es que los políticos no acaparen el protagonismo, asistirán dirigentes como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, y la portavoz de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach, entre otros. Pese a que Sumar no estará en las próximas municipales y autonómicas, la vicepresidenta es consciente de que el cinturón metropolitano es un bastión clave para su futura candidatura y confía en el empuje de los comunes en estos comicios le ayude a consolidarse.

ERC utiliza a Rufián como baza electoral

Fue, precisamente, la reforma laboral la que abrió una brecha (que no termina de cerrarse) entre Díaz y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), otra de las formaciones que se disputan el cinturón rojo. Para los republicanos es vital conseguir la victoria en estas poblaciones como ya sucedió en las autonómicas de 2021. Sin embargo, son conscientes de que el PSC está fuerte a nivel municipal y por ello tratan de utilizar todas las bazas disponibles para mermar esa fuerza.

Una de esas bazas es la candidatura de Gabriel Rufián, actual portavoz de los republicanos en el Congreso, a la Alcaldía de Santa Coloma de Gramenet, su ciudad natal, donde los socialistas ostentan el bastón de mando desde hace 30 años. En las últimas elecciones, Núria Parlón barrió al lograr 17 de los 27 escaños en juego. Mientras que el PSC obtuvo cerca de 23.000 votos, ERC consiguió casi 4.500.

El objetivo de Rufián no es lograr la alcaldía, tal y como deslizan fuentes de su entorno, sino mejorar el resultado de su formación en una ciudad que consideran clave. La dirección de ERC, con Oriol Junqueras a la cabeza, considera que el tirón mediático de Rufián puede mejorar el resultado de 2019. Su candidatura a alcaldable fue una petición expresa de Junqueras a la que Rufián accedió con la condición de renovar su portavocía en Madrid.

El portavoz de ERC cree que no tendrá problemas en compaginar ambos cargos la próxima legislatura ya que únicamente se celebra un pleno al mes en la ciudad. Rufián renunciará también a cualquier salario, dieta o prestación si es elegido concejal. Para el PSC, Barcelona y su entorno es la gran batalla municipal en Cataluña. En el equipo de Salvador Illa se ven fuertes: "Estamos tranquilos". Y se refieren así sobre el aterrizaje de Rufián en Santa Coloma: "Es algo mediático. Núria Parlón se lo va a merendar en dos tardes. Él no pisa por allí. Seremos la primera fuerza", informa Antonio Ruiz Valvidia.

Los socialistas esperan revalidar sus plazas fuertes allí, empezando por Hospitalet de Llobregat, donde gobierna, Núria Marín. Se trata de la segunda localidad más poblada de Cataluña y la alcaldesa es uno de los pesos pesados del PSC, además de la presidenta de la Diputación de Barcelona. Asimismo, tienen plazas tan potentes como Cornellà, Sant Boi de Llobregat, Sabadell, Gavá y Sant Joan Despí, que esperan revalidar.

Barcelona, la "joya de la corona"

La ciudad condal, donde Ada Colau ostenta en estos dos últimos mandatos el timón de mando, es la joya de la corona para todos los partidos. Y en el PSC tienen en la cabeza que hay muchas posibilidades de ganar (aunque no de gobernar, al igual que ha pasado en la Generalitat). Algunas voces socialistas creen que, si ERC y los comunes suman mayoría, habrá gobierno conjunto en 2023 sin el PSC. 

Sin embargo, en las filas socialistas hay quien cree que si Xavier Trias es finalmente el candidato de JxCat, esto podría dividir al independentismo y, por lo tanto, beneficiarles. Es más, en el PSC esperan que, llegado el momento, Trias decante la balanza en favor de Jaume Collboni, primer teniente de alcalde, emulando la alianza que ya tienen ambas formaciones en la Diputación de Barcelona. “A Collboni se le ha cuestionado mucho estos años, pero yo creo que ha hecho un buen papel y su conocimiento de la ciudad es extraordinario”, sintetiza un cargo del PSC.

En lo que coinciden tanto republicanos como socialistas es en que el partido que Ada Colau no está tan fuerte como en 2015 o 2019 y eso hace que haya una competición muy igualada para alcanzar la Alcaldía. La principal incógnita es que sucederá si Colau pierde la alcaldía de Barcelona. Algunas fuentes apuntan a que dejará el acta para ser la número dos de Díaz de cara a las generales, mientras otras voces creen que su carrera empieza y acaba en el ámbito municipal.

Aragonès nombra a exdirigentes del PSC, Convergència y Podem para el nuevo Govern

Aragonès nombra a exdirigentes del PSC, Convergència y Podem para el nuevo Govern

Más sobre este tema
stats