La investidura andaluza

Ciudadanos sostiene ahora que los acuerdos que firma el futuro presidente de la Junta “no implican” a su Gobierno

Juanma Moreno, candidato del PP, Cs y Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Fernando Varela

Apenas unas horas después de que Vox confirmase su decisión de hacer posible el Gobierno de coalición PP-Cs en Andalucía, Ciudadanos se empleó a fondo para minimizar el contenido de los acuerdos con la ultraderecha que el futuro presidente de la Junta, Juanma Moreno, selló por escrito y por los que se ha comprometido a trabajar “decididamente”. Está previsto que Moreno sea investido presidente el próximo 16 de enero.

El presidente naranja, en una entrevista emitida por El Programa de Ana Rosa (Telecinco), aseguró sin rodeos que “las 90 medidas de gobierno” firmadas por el PP y Ciudadanos son “las únicas que implican a la Junta de Andalucía y al nuevo Gobierno”. Y que el acuerdo entre PP y Vox, firmado —como el de Ciudadanos— por Juanma Moreno y por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, es en cambio “papel mojado” y “no tiene ningún valor”.

El documento suscrito por PP y Vox dice textualmente que ambas formaciones “trabajarán decididamente por el cumplimiento” de 37 objetivos, algunos tan vagos como la creación de “empleo de calidad” y otros tan concretos como la creación de una Consejería de Familia o la derogación de la ley andaluza de memoria histórica. Algunos se pueden implementar desde el Parlamento, Otros son decisiones que dependen de la Junta, en la que estará el PP pero también Ciudadanos.

Rivera prefirió pasar por alto que el Gobierno andaluz que se formará en las próximas semanas sería imposible sin Vox y se permitió mostrarse “totalmente de acuerdo” con su potencial aliado europeo y presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien este miércoles advirtió de que “no puede haber alianzas con la extrema derecha” en España. “Por eso”, subrayó, “no hay un acuerdo con la extrema derecha”, ignorando el pacto firmado por el PP con Vox.

El portavoz andaluz de Cs y futuro vicepresidente de la Junta, Juan Marín, secundó el discurso de su jefe de filas y declaró a varias emisoras de radio, entre ellas la Cadena SER y Canal Sur, que a su partido no le "vinculan" los acuerdos que hayan firmado PP y Vox. Y dio a entender que lo que haya pactado el partido de Pablo Casado con la ultraderecha tendrá que tramitarlo como grupo parlamentario, no como una iniciativa del Gobierno.

Marín calificó el acuerdo PP-Vox de mera “declaración de intenciones en algunas áreas que, en la inmensa mayoría” de los casos, “ya está reflejada en el acuerdo de 90 medidas” suscrito con Ciudadanos.

A vueltas con la Consejería de Familia

De hecho, y en relación al compromiso que el futuro presidente Moreno suscribió con Vox para crear una Consejería de Familia, el líder de Cs en Andalucía se atribuyó la autoría de la idea, aunque la situó en el marco de un departamento más amplio: una Consejería de Políticas Sociales, Igualdad, Conciliación y Familia. Lo que no va a haber es una Consejería de Familia “independiente”, subrayó Marín.

Vox no tardó en dar la réplica a Ciudadanos. Su portavoz en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, recordó a Marín que son sus votos los que le van a hacer vicepresidente de la Junta. El cambio en Andalucía, recordó, sólo es posible con el concurso de tres formaciones, PP, Ciudadanos y Vox, un “taburete de tres patas”.

Vox, explico Serrano, exigirá el cumplimiento de las 37 medidas firmadas por el futuro presidente e insistió en una de ellas: la creación de una Consejería de Familia.

El presidente de la formación ultra, Santiago Abascal, tampoco pasó por alto las palabras de Rivera, al que recordó que “sólo habrá cambio en Andalucía por los votos y por el patriotismo de Vox". "Y lo habrá a pesar del egoísmo, la irresponsabilidad y las obediencias de otros”, añadió en referencia a Ciudadanos, al que se refirió como un “partido francés” que “tiene que esforzarse en no molestar a su presidente Macron”.

El rechazo de Cs a una consejería específica de Familia tampoco gustó al secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, que acusó a la formación naranja de estar “maniobrando” para que el acuerdo con el PP sea “papel mojado”. Vox confía en que la “lealtad y seriedad” del PP dé cumplimiento al compromiso de creación de la citada Consejería de Familia como departamento propio y no subordinada a una Consejería de Igualdad, como pretende Cs.

En apoyo de Rivera y de los suyos se pronunció, a través de Twitter, el líder de la Alianza de los Liberales y Demócratas Europeos, Guy Verhofstadt. Según él, el Gobierno andaluz se dispone a gobernar “con un programa centrista y reformista y sin concesiones ni acuerdos con Vox”, a pesar de los compromisos que el futuro presidente de Andalucía firmó este miércoles con la formación ultraderechista.

 

Quien optó este jueves por guardar silencio es el exprimer ministro francés y candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, que en las últimas semanas se había mostrado crítico ante la posibilidad de negociar acuerdos con la ultraderecha para formar Gobierno en Andalucía.

El de Juanma Moreno será el primer Gobierno autonómico decidido por la ultraderecha en democracia. Según el compromiso adquirido por el futuro presidente, el programa de este Ejecutivo, integrado al 50% por PP y Ciudadanos, incluye la segregación por sexos en las escuelas, la creación de la controvertida Consejería de Familia y la derogación de la ley andaluza de memoria histórica que vio la luz hace apenas dos años sin ningún voto en contra, entre otras medidas.

Expedientados dos vigilantes de El Prat por intentar obligar a Albert Rivera a pasar por el control de explosivos

Expedientados dos vigilantes de El Prat por intentar obligar a Albert Rivera a pasar por el control de explosivos

Más sobre este tema
stats