PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP ataca las estadísticas oficiales del paro por una metodología que no cambia desde 1985

Giro a la derecha en Andalucía

Coincidencias de PP y Cs con Vox más allá del 'procés': la derecha ya vota junta sobre Canal Sur, sanidad y movilidad

El parlamentario por Córdoba Alejandro Hernández, portavoz de Vox en sustitución de Francisco Serrano, que sólo duró un pleno.

Salen más en el periódico que en el diario de sesiones. Marcan la agenda desde Twitter, pero aún titubean en la vía legislativa. Vox, tras irrumpir con 12 escaños en las autonómicas andaluzas de diciembre, registra una parca actividad parlamentaria, lastrada por sus errores aunque también por el cupo de iniciativas que le corresponde como quinto grupo.

La muestra de su conducta en los dos primeros meses –el Parlamento se constituyó el 27 de diciembre– retrata a un grupo centrado en los aspectos simbólicos, coincidente con el PP y Cs en el rechazo al diálogo en torno al procés, en sanidad, en movilidad y en obra pública. La formación de Santiago Abascal marca perfil propio, desbordando por la derecha a PP y Cs, en inmigración y género, dos de sus obsesiones. infoLibre repasa el rastro de Vox en el boletín oficial del Parlamento andaluz.

  1. A la mesa "jurando por España"

Vox se integró el 27 de diciembre en la alianza que sustenta la mayoría derechista. En la constitución del Parlamento, recogió el primer fruto de su apoyo a PP y Cs para constituir una mayoría conservadora en la Mesa. Cs, que con Marta Bosquet obtuvo la Presidencia, facilitó la entrada de Vox en la Mesa mediante un cambalache: votó al PP para que a su vez el PP apoyase al parlamentario de Vox Manuel Gavira, abogado, elegido por la provincia de Cádiz, que también es miembro de la Diputación Permanente. El bloque conservador se hizo con 5 de 7 miembros con voto en la mesa, frente a 2 del PSOE. Adelante Andalucía se quedó en la Mesa con voz pero sin voto.

La sesión dejó el primer gesto llamativo de Vox, cuando sus diputados tomaron posesión de sus actas con la expresión "juro por España", inédita en el Parlamento. Hubo parlamentarios que consideraron que la fórmula podía suponer un incumplimiento del reglamento, que establece (artículo 4) que los parlamentarios deberán jurar o prometer "acatar la Constitución y el Estatuto de Autonomía". El asunto no llegó a mayores.

  2. Apoyo a Juanma Moreno (PP)

En el pleno de investidura (15 y 16 de enero) los diputados de Vox quedaron ligados al Gobierno de PP y Cs. Salió presidente Juanma Moreno, que nombró vicepresidente a Juan Marín (Cs). Moreno obtuvo 50 votos en contra (PSOE y Adelante Andalucía) y 59 a favor: 26 del PP, 21 de Cs y 12 de Vox. En el acuerdo Vox-PP, Abascal arrancó el apoyo a la educación segregadora por sexos, la creación de una Consejería de Familia –que finalmente se ha quedado en "Consejería de Salud y Familias"–, una norma que sustituya a la Ley de Memoria y el compromiso implícito de discriminar a los inmigrantes africanos al preferir una "inmigración respetuosa con nuestra cultura occidental".

Aquel acuerdo apagaba los fuegos artificiales de la puesta de largo de Vox en la negociación, donde había acaparado portadas lanzando una propuesta de máximos que incluía medidas de discriminación religiosa, la supresión del 28 de febrero como Día de Andalucía y su sustitución por el 2 de enero, día de la Toma de Granada, así como la expulsión de 52.000 inmigrantes –dato sin base fáctica– y la supresión de las leyes de memoria y género. Todo aquello ha quedado en agua de borrajas, salvo por la creación de un Comisionado de Concordia que ha sustituido al director general de Memoria. Vox ha logrado también la presidencia de la comisión de Cultura, competente en memoria.

En el pleno de investidura se puso fin a una era socialista de 37 años. Y hubiera sido imposible sin Vox, como reiteró su portavoz, Francisco Serrano. Aquella intervención, debut del partido en el debate reglado, desveló algunas de sus líneas maestras. Serrano proclamó desde el atril la guerra a la la "dictadura ideológica de la izquierda" y se erigió en portavoz de los "españoles y andaluces que están hasta el gorro y la gorra del lenguaje inclusivo". "Somos gente de orden, creemos en la ley, en la paz, en la luz, en la alegría...", proclamó Serrano, interrumpido por risas y comentarios. Fue la única sesión como portavoz de Serrano,Serrano juez en excedencia condenado en firme por prevaricación. Lo sustituyó antes del pleno de febrero el parlamentario por Córdoba Alejandro Hernández, convertido desde su nombramiento el 6 de febrero en protagonista de Vox.

Serrano se ha quedado como presidente del grupo y portavoz en la Comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. La Comisión del Estatuto de los Diputados estudia ahora la compatibilidad del escaño con la actividad como abogado de Serrano, abogado de familia que ha intentado sin éxito conseguir la lista de trabajadores de género de la Junta.

  3. Presidente, baje los impuestos

En la segunda jornada del pleno del miércoles 20 y el jueves 21 de febrero llegaron las dos primeras preguntas de Vox. La primera, de máxima actualidad, fue dirigida por Hernández al consejero de Economía, Rogelio Velasco (Cs). A Hernández le preocupaba que Velasco se hubiera quedado con seis altos cargos que trabajaron con el PSOE. "¿Significa eso que usted aprueba la gestión que han desarrollado?", preguntó . Velasco respondió que había seguido criterios "estrictamente profesionales". El parlamentario de Vox insistió en la réplica: "¿Pone usted la mano en el fuego por la gestión que han realizado?". El consejero sorteó la cuestión: "Son profesionales a prueba de fuego". Hasta ahí el debut de Vox en el control al Gobierno andaluz.

Más expectación despertaba la primera pregunta al presidente. También corrió a cargo de Hernández, que interrogó a Moreno sobre los comentarios realizados por Velasco sobre las dificultades para bajar impuestos. "¿Ustedes no van a poder cumplir sus compromisos?", le preguntó Hernández, interesándose por el Impuesto de Sucesiones. El presidente le respondió que dicho impuesto "pasará a la historia". "Es irrenunciable [bajar impuestos] porque está en nuestro ADN", dijo. Hernández consideró "plausibles" las explicaciones de Moreno. "Vamos a estar atentos", le advirtió.

  4. Contra el 'procés' junto al PP y Cs

Las primeras proposiciones no de ley –PNL, iniciativas no vinculantes de impulso al Gobierno–, debatidas el jueves 21 de febrero, evidenciaron que la legislatura andaluza incorporará todos los grandes debates nacionales. Cs y PP llevaron sendas PNL. El partido naranja, de "rechazo al golpismo". El PP, "contra la ruptura de la soberanía nacional". Vox votó a favor de ambas, Adelante Andalucía en contra y el PSOE no votó.

Las dos PNL se aprobaron con enmiendas mutuas entre PP y Cs. Vox no presentó enmiendas. Esto no significa que su sintonía con PP y Cs fuera total. El portavoz de Vox, Alejandro Hernández, acusó durante el debate al PP de haber permitido que Pedro Sánchez accediera a La Moncloa; y a Cs de haberse opuesto a un 155 "en condiciones". Hernández fue más duro con Cs: "La unidad de España, en nombre de Ciudadanos, la defiende un francés en Barcelona. [...] El señor Rivera, [...] le vemos que está preocupado por la sobreexposición al rojo y gualdo, y entonces se refugia en banderas arcoíris, que tienen más colores...". Hernández negó que quisiera "sacar los tanques".

  5. Contra el PSOE en género y medicamentos

Las otras dos PNL del jueves 21 las había llevado el PSOE. La primera tenía un título elocuente: "Ni un paso atrás contra la violencia de género". Fue aprobada pese a los 12 votos en contra de Vox, que se desmarcó de PP y Cs. El Parlamento se mostraba con esta PNL "favorable a apoyar al movimiento feminista de Andalucía en defensa de la igualdad y contra la violencia de género". Instaba además a la Junta a "ejecutar y evaluar la totalidad del presupuesto" y a "asignar un 5%" del mismo a "políticas feministas".

¿Por qué votó Vox contra esta PNL? Porque, según este partido, las políticas de género no están funcionando. Lo explicó su portavoz, Alejandro Hernández, que una y otra vez habló de "violencia intrafamiliar", porque "la violencia no tiene género". Y admitió con dudas "la violencia que se pueda practicar sobre las mujeres, que a lo mejor, incluso es, probablemente, la que pueda darse, digamos, con más frecuencia dentro de ese ámbito". Se mostró en contra de "las normas que discriminan a un sexo respecto de otro" y dudó de los datos oficiales sobre violencia de género.

En coherencia con su programa y con su acuerdo con el PP, en este punto coincidente con el acuerdo de Gobierno PP-Cs, Vox votó en contra de la PNL del PSOE en defensa de la subasta de medicamentos. La iniciativa quería que el Parlamento instase a la Junta a mantener dicha subasta. "Yo les voy a hablar de las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad. Y caridad, de verdad, [por] caridad cristiana para con los demás, que no tengamos que oír las tonterías que vienen repitiendo cada dos por tres con esto de que si ultraderecha", protestó Hernández durante el debate. Vox afirmó estar en contra de la subasta porque esta se rige por criterios "exclusivamente económicos".

La subasta ha sido una medida criticada por la patronal farmacéutica. La Junta de Andalucía, en la etapa del PSOE, aseguró haber ahorrado con ella 540 millones.

  6. El bloque conservador unido en sanidad

La semana del domingo 23 de febrero al viernes 1 de marzo ha estado marcada por la celebración de seis comisiones. En la de "Salud y Familias" se votaron dos PNL, una de Adelante Andalucía y otra del PSOE. La primera pedía "la creación de una comunidad terapéutica de salud mental para el Campo de Gibraltar". La segunda defendía medidas para el "confort de pacientes y familiares en los hospitales públicos", en referencia a televisión gratuita en las habitaciones, red wifi y sillones. En las votaciones se produjo una división por bloques: 8 a favor de PSOE y Adelante Andalucía y 9 en contra de PP, Cs y Vox.

Los partidos que rechazaron las iniciativas no se opusieron directamente al fondo, pero sí consideraron que estaban mal enfocadas o que el PSOE no tenía credibilidad para defenderlas. La parlamentaria de Vox María José Rodríguez, en una breve intervención sin críticas a ningún partido ni explicaciones detalladas, afirmó que la PNL sobre el "confort" tenía un alcance limitado al defender sólo que en las habitaciones de hospital hubiera televisión y mejores sillones, algo insuficiente, a su juicio.

  7. El coste de Canal Sur

En las seis comisiones celebradas, Vox sólo realizó una pregunta. Fue sobre el coste de una gala de Canal Sur. La dirigió oralmente el parlamentario Gavira al subdirector de la RTVA, Joaquín Durán, en la Comisión de Control a dicho ente. Gavira le preguntó si en la conocida como Gala de Andalucía había "tirado la casa por la ventana" para "dejar las cuentas mermadas" al nuevo Gobierno. Durán le detalló el coste de la producción: 98.392 euros. En la réplica Gavira le preguntó si había "recibido alguna instrucción de recortar un poco los gastos". "Nosotros no recibimos instrucciones de los gobiernos en Canal Sur, esta es una empresa que depende del Parlamento".

Vox afirma que quiere cerrar Canal Sur. En su acuerdo con el PP, logró un compromiso para "reducir" la cadena. La comisión sobre la RTVA registró el debate de una PNL del PSOE para garantizar el "mantenimiento" del empleo en el ente. Vox votó en contra junto a PP y Cs. Gavira afirmó que su objetivo es "garantizar el servicio público y la neutralidad ideológica e informativa". Ya no hizo referencia al cierre.

  8. Mejor que tranvía en superficie, metro subterráneo

Durante la legislatura 2012-2015, el Gobierno de coalición PSOE-IU alteró la planificación del metro de Málaga, castigado por retrasos y sobrecostes: una rama subterránea fue reconvertida a un tranvía en superficie. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), se mostró conforme y se aceptó por escrito el cambio, basado en el ahorro y la mayor sostenibilidad del modelo. Pero con el tiempo el alcalde cambió de opinión. Ahora que el PP ha llegado al Gobierno, el PSOE quiere forzarlo a mantener el acuerdo. A ello se orienta una PNL debatida en la Comisión e Fomento y que tumbaron Vox, PP y Cs.

Alejandro Hernández (Vox) justificó su rechazo durante el debate en que el metro en superficie cuenta con "el rechazo mayoritario de los vecinos". Lamentó que lo que debía ser un debate "técnico" se transformase en "ideología".

  9. contra un plan de emergencia en inmigración

Serrano, tras perder la portavocía del grupo, afirmó que quería centrarse en la Comisión de Igualdad. En su primera reunión con debate demostró que no está allí para dejarse llevar. Sólo se votó una PNL, pero fue suficiente para evidenciar que quiere marcar perfil. El PSOE presentó una iniciativa para instar a la Junta a activar un plan de emergencia de atención a los menores extranjeros que lleguen a Andalucía sin sus padres. Vox se quedó solo en la oposición a este punto. La PNL del PSOE salió adelante.

Serrano pidió "eficacia, no demagogia". También vinculó la llegada de menores con "el tráfico de personas" y el "efecto llamada". El parlamentario de Vox afirmó que es frecuente que a los inmigrantes se les deje "desamparados" a los 18 años, con lo que "no tienen otro recurso que acudir a la delincuencia". "No porque sean magrebíes", puntualizó, "sino porque no se les da la cobertura adecuada".

  10. Matrículas universitarias

Otro ejemplo de Vox no tiene miedo a quedarse solo. Otra vez ante una PNL socialista. El PSOE presentó en la Comisión de Economía una iniciativa por el mantenimiento de la "bonificación" del 99% de la primera matrícula universitaria, una medida estelar de la etapa de Susana Díaz. No es fácil oponerse a algo así en la antesala de un proceso electoral. Pero Vox contemporiza poco. Durante el debate, el parlamentario Rodrigo Alonso defendió "competitividad" entre los alumnos: "Lo que ha hecho el sistema de becas es dar café para todos, apoyamos que se ayude a las familias sin recursos y que se prime el esfuerzo. [...] Hay que acabar con el gratis total". Y respondió a la acusaciones de radicalismo: "Me encanta que me llamen de derechas, porque realmente lo soy".

En otras dos ocasiones más en la misma comisión Vox votó en solitario en sendas PNL sobre temas menores, una a favor de la incorporación de la Junta a la Agrupación de Interés Económico del Observatorio Astronómico de Calar Alto (Almería), otra por el "impulso" del Parque Científico Tecnológico de Córdoba Rabanales 21.

  11. Dos unanimidades

En 14 votaciones en la legislatura, Vox se ha quedado solo en 5 ocasiones. En 9, contando la investidura de Moreno, ha coincidido con PP y Cs. De estas 9, en dos se sumaron también PSOE y Adelante Andalucía. Son las dos únicas unanimidades en las que ha participado el partido de ultraderecha. Se trató de dos PNL, una a favor de la reactivación del auditorio de Málaga (del PSOE en la Comisión de Cultura) y otra en apoyo al sector aeroespacial (de Adelante Andalucía en la Comisión de Economía). Esta última fue apoyada por Vox tras incorporar una enmienda del PP.

"En cultura no debe haber ideología", afirmó el parlamentario de Vox Benito Morillo durante el debate de la PNL sobre el auditorio de Málaga, una idea frecuente en las intervenciones del partido.

  12. Agitaciones y descoordinación

Esta semana entrante vuelve a haber pleno. Su antesala ha sido ilustrativa de la forma de trabajar en el Parlamento de Vox, marcada por los golpes de efecto, los intentos de centrar el debate en sus temas... y los errores. La secuencia más expresiva tuvo lugar el miércoles. Durante la reunión de la mesa, el letrado informó al parlamentario de Vox Manuel Gavira de que la solicitud de un listado de trabajadores de la Junta dedicados a violencia de género era contraria a la Ley de Protección de Datos. Se le ofreció reformular la solicitud, pero Gavira se negó. Lo llamativo es que, en rueda de prensa, otro diputado de Vox, Rodrigo Alonso, informaba a los medios de que se reformularía la petición para que no tuviera aristas legales.

Más tarde, en la misma mañana, la parlamentaria de Vox Ángela Mulas convocó una segunda rueda de prensa en la que certificó que habría reformulación. Pero no era ese el motivo de la convocatoria, sino anunciar dos iniciativas parlamentarias. Mulas dijo que la primera sería para "condenar y rechazar cualquier acto violento", dado el "asedio" a Vox; y la segunda para permitir a los alumnos mostrar su "ideología", una iniciativa surgida de la noticia sobre una escolar que llevaba una pulsera del partido con la palabras "España viva" y fue expulsada de clase. Mulas se marchó y sus anuncios empezaron a traducirse en titulares. Pero el trabajo para convertir esos anuncios en realidad se hizo mal.

Vox presentó en el registro una pregunta al presidente Moreno preguntándole por las "medidas" para atajar los "discursos de odio y exclusión que se vienen profiriendo contra Vox y sus votantes y simpatizantes". Ni siquiera se llegó a votar en la mesa, porque el letrado la consideró inviable. Eso desborda la competencia del Gobierno andaluz. La Mesa, también a instancias del letrado, tumbó la interpelación a favor de que las pulseras de "España viva" por "defectos de forma", según fuentes parlamentarias. Vox rehusó ofrecer su punto de vista para infoLibre.

El orden del día no recoge ahora mismo ninguna pregunta de Vox para el presidente en la sesión de control del próximo pleno. Sí hay una pregunta sobre el caso avales, vinculado a la gestión socialista, otra sobre el "estancamiento" de la inversión ferroviaria en el Campo de Gibraltar, así como una proposición no de ley para que el Parlamento apoye una manifestación de mujeres el 10 de marzo, organizada por Women of the World y opuesta a la movilización feminista del 8M.

El desajuste entre lo dicho y lo hecho alcanza a lo que se suponía que fue la "primera iniciativa" de Vox en el Parlamento, anunciada así el 7 de febrero. Se trataba de una defensa del adecentamiento de la Barriada Bazán, en San Fernando (Cádiz), un barrio obrero construido originalmente para los trabajadores del astillero militar Bazán, hoy castigado por el desempleo y el deterioro, estragado especialmente por las drogas en los años 80. No hay rastro de esta cuestión en el diario de sesiones de esta legislatura.

Moreno prodiga los viajes oficiales fuera de Andalucía para hacer bandera de la "unidad de España"

Moreno prodiga los viajes oficiales fuera de Andalucía para hacer bandera de la "unidad de España"

Más sobre este tema
stats