LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

La corrupción del PP

La comisión 'Kitchen' señala a la ex vicepresidenta Sáenz de Santamaría y retrasa a Rajoy a Navidad

El presidente del PP, Pablo Casado, y la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso.

Al PP no solo le quedan malos ratos en los juzgados a cuenta de la corrupción. También le esperan en el Congreso. Como adelantó este miércoles infoLibre, la comisión de investigación de la Kitchen no concluirá la semana que viene, que era lo previsto, y sus trabajos se alargarán como mínimo hasta finales de año. Será entonces cuando cierre la ronda de comparecencias Mariano Rajoy, en principio citado para el próximo jueves. Antes, otros altos cargos del Gobierno del PP podrían ser citados a comparecer, coincidiendo varios grupos en la figura de Soraya Sáenz de Santamaría.

Esa comisión de investigación, creada hace ocho meses por iniciativa de PSOE y Unidas Podemos, trata de dilucidar las responsabilidades políticas del presunto uso de dinero público en el Ministerio del Interior para tapar escándalos de corrupción del PP durante el Gobierno de Rajoy. Un caso que se investiga paralelamente en los juzgados y que esta misma semana ha adquirido una nueva dimensión tras las imputaciones de la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y su marido, Ignacio López del Hierro. El recorrido judicial de esta pata de corrupción del PP aún es imposible de calcular, y eso afecta directamente a los trabajos parlamentarios sobre esa misma trama.

La imputación este miércoles de Cospedal y su marido ha llevado a que la mayoría de grupos parlamentarios acuerden alargar los trabajos de la comisión hasta, como mínimo, el final del próximo período de sesiones. Es decir, el mes de diciembre. Y como la intención es que sea el expresidente del Gobierno quien cierre la ronda de comparecientes, se espera que la cita de Rajoy con el Congreso se atrase hasta fechas próximas a Navidad.

El nuevo calendario de trabajo contempla que en las próximas semanas se registre una nueva lista de peticiones de comparecencias. Y varios grupos parlamentarios consultados por infoLibre tienen subrayado en rojo el nombre de Soraya Sáenz de Santamaría. La exvicepresidenta del Gobierno ya fue propuesta formalmente por el grupo parlamentario de Unidas Podemos al inicio de la comisión, pero los votos en contra de PSOE y PP lo impidieron. Ahora, otros grupos parlamentarios como ERC, Bildu o incluso Vox, que ya ha registrado esa comparecencia, abren nuevamente la puerta a que Sáenz de Santamaría se siente en el Congreso a responder a los diputados sobre la operación Kitchen. Esta misma semana, la Cadena Ser informaba de que el sumario secreto de la causa la implicaría directamente, con varios imputados asegurando que la información obtenida del espionaje a Bárcenas se le reportaba a la entonces vicepresidenta.

"Hay que quitar ya" a López del Hierro: años de "presiones" al inspector clave de 'Gürtel' para salvar al PP en los tribunales

"Hay que quitar ya" a López del Hierro: años de "presiones" al inspector clave de 'Gürtel' para salvar al PP en los tribunales

Sáenz de Santamaría o Casado, en manos del PSOE

En un clima de máxima tensión política entre el PSOE y el PP a cuenta de los indultos que se concederán a los líderes independentistas o por el bloqueo del CGPJ, la pelota de hasta dónde puede llegar la nueva lista de comparecientes estará en el tejado del PSOE. Su voto en contra evitó que, tanto Sáenz de Santamaría como el propio líder del PP, Pablo Casado, fuesen citados por la comisión para dar explicaciones sobre la trama corrupta en el Ministerio del Interior. El líder de la oposición vuelve a estar entre las propuestas de varios grupos, y ahora está por ver si los socialistas mantienen su postura para la próxima ronda de comparecientes o esta vez facilitan que ambos acudan a la comisión.

A esos nombres hay que sumar los ya fijados de Cospedal, cuya citación ha sido atrasada hasta que comparezca en el juzgado como imputada, o el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, uno de los principales implicados en la operación y que tenía previsto comparecer justo antes de Rajoy. Varios grupos parlamentarios también señalan a otros exaltos cargos, como el que fuera director del CNI, Félix Sanz Roldán, o incluso el expresidente José María Aznar.

Más sobre este tema
stats