Baloncesto

Competencia sanciona con 400.000 euros a la ACB por implantar trabas económicas a equipos recién ascendidos

El pívot mexicano del Real Madrid Gustavo Ayón ante el alero estadounidense del Baskonia Chase Budinger, durante el partido de la vigésima octava jornada de la Liga ACB.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) una multa de 400.000 euros por unas trabas económicas implantadas para los clubes recién ascendidos a la liga. 

Según ha explicado la propia CNMC en un comunicado, en 1991 se impusieron una serie de acuerdos que instauraron "unas condiciones económico-administrativas desproporcionadas, inequitativas y discriminatorias" para los equipos que ascienden desde la Liga LEB Oro a la ACB, que se vieron perjudicados a la hora de poder competir en igualdad de condiciones en dicha liga. 

En concreto, se refieren al establecimiento de una cuota de entrada –canon de la ACB– y de un Fondo de Ascensos y Descensos (FRAD) a los que tienen que hacer frente los clubes que no pertenecen a su asociación pero que, por méritos deportivos, juegan en su liga. Asimismo, añaden que estas medidas favorecieron a algunos clubes que sí pertenecían a la ACB pero que "tendrían que haber descendido por sus resultados deportivos". 

Estos mecanismos llevaron a que clubes recién ascendidos tuvieran que enfrentarse a "esfuerzos financieros muy importantes" que les han llevado a "partir con desventaja a la hora de afrontar los fichajes de jugadores y otros gastos e inversiones". En otros casos, llevaron incluso a impedir el ascenso de los clubes.

Por todo ello, y después de estudiar la denuncia presentada por el Club Baloncesto Tizona, la CNMC ha llegado a la conclusión de que la ACB ha incumplido de forma "única y continuada" lo dispuesto en el artículo 1 de las Leyes de Defensa de la Competencia. Este club, pese a haber logrado el ascenso, no pudo ascender a la ACB por no cumplir los requisitos económicos que se le pedían, lo que le obligó a continuar en Leb Oro.

Según el organismo, el canon de la ACB es "desproporcionado", ya que es "muy superior a los ingresos medios de cualquier club antes de pertenecer a la ACB". De hecho, añaden que incluso supera los beneficios medios anuales que tienen los miembros de la asociación. 

"Un mecanismo de expropiación"

Competencia considera que este impuesto es en realidad "un mecanismo de expropiación de parte de los ingresos futuros de los equipos", pues se reparte entre los miembros de la ACB, sin que lo ingresado beneficie a nadie más.

Este sistema se convirtió en un problema mayor entre las temporadas 1992/1993 y 1993/1994, cuando la ACB incrementó desde los 601.012 euros hasta los 2,4 millones de euros este canon "sin justificación alguna ni ventajas adicionales para los nuevos miembros de la ACB".

Tras la multa, la CNMC ha indicado a la Asociación de Clubes de Baloncesto que en el futuro debe abstenerse de realizar "conductas semejantes a la tipificada y sancionada en la presente Resolución".

Competencia investiga a grandes editoriales por repartirse el mercado de los libros de texto

Competencia investiga a grandes editoriales por repartirse el mercado de los libros de texto

Más sobre este tema
stats