La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Compromís

Compromís quiere ser el ERC de Sumar: amaga con retirar su apoyo al Gobierno si no les da contrapartidas

El diputado de Compromís, Alberto Ibàñez, la líder de Sumar y vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y la portavoz de Compromís en el Congreso, Àgueda Micó

"¿Hemos de dar por concluida la relación de Compromís con el Gobierno de Pedro Sánchez? Desde mi punto de vista la relación está rota". Las palabras del senador de Compromís, Enric Morera, dirigidas al ministro de Transportes, Óscar Puente, durante la sesión de control celebrada el martes han hecho mella en la coalición valencianista. "Usted abandona a sus socios leales, que le dan los votos para que usted sea ministro. Han dinamitado la confianza", prosiguió Morera, que lamentó la falta de acuerdo en materias como el derecho civil valenciano, la financiación autonómica, la ampliación del Puerto de València o el Tren de la Costa. "En definitiva, un cero como una catedral", zanjó el expresident de Les Corts.

La tesis de Morera cuenta con predicamento dentro del sector de la organización encabezado por Més, el partido mayoritario, que reclama más autonomía respecto de Sumar —la coalición con la que se presentaron a las elecciones y de cuyo grupo parlamentario forman parte en el Congreso —y pide contrapartidas para mantener su apoyo al Ejecutivo. "Creo que tenemos que ser mucho más duros en la negociación con el Gobierno, seguramente con especial vigilancia de los ministerios socialistas", explica el exsecretario de Empleo y dirigente de la coalición, Enric Nomdedéu, en conversación con infoLibre. En ese sentido, reconoce que él no hubiera tenido "ningún problema" en votar en contra de los Presupuestos Generales que no recogen sus principales demandas.

Una de las principales figuras de Més es Joan Baldoví, que este miércoles suscribió las declaraciones de su compañero de partido, aunque matizó que se trataba de "una opinión personal" de Morera y no de toda la coalición. Sin embargo, admitió que la relación con el Gobierno central "es un debate siempre presente" en el seno de la organización pero que "ahora" no está sobre la mesa.

Con todo, Baldoví dejó claro que la decisión de romper amarras con el Gobierno —y, en consecuencia, con Sumar, el socio minoritario del Ejecutivo— la deben tomar los órganos de Compromís. Consciente de que hay un sector del partido que pide tomar distancias e incluso desligarse de Sumar, el portavoz de Les Corts puso en valor la figura del ministro Ernest Urtasun, quien visitó este miércoles València para presentar los actos de su departamento con motivo del centenario de Vicent Andrés Estellés. "Las actitudes de Puente no son las mejores, pero las de Cultura sí", subrayó.

Dentro de Compromís existe un malestar por el "desprecio" que, aseguran fuentes del partido, muestra el Gobierno hacia ellos y piden que sus diputados en Madrid, Águeda Micó (Més) y Alberto Ibáñez (Iniciativa) emulen la estrategia de formaciones como Esquerra Republicana y vendan caro su apoyo. Estas voces, algunas de las cuáles hablan públicamente como la de Nomdedéu y otras en privado, insisten en que Sánchez no debe "dar por hecho" sus votos y creen que se debe de abrir un cauce de negociación con los socialistas al margen de la posición de Sumar.

La ruptura con la coalición de Yolanda Díaz no se baraja, pero no se cierra del todo la puerta a esa posibilidad "si no se cumplen los pactos" y también de la negociación de las europeas, donde reclaman situar a uno de los suyos en puestos de salida. Así, los valencianos quieren exhibir que cuentan con independencia —han evitado involucrarse desde el primer momento en la creación de Sumar— y demostrar que ellos son la formación "fuerte" del espacio en la Comunitat Valenciana que cuenta con una "marca consolidada".

"Yo no estoy demasiado cómodo en Sumar", reconoce el exsecretario autonómico de Empleo. "Vienen las europeas y no tenemos nada claro qué lugar se nos reserva. Intentan implantarse al País Valencià con estructura propia pese a lo que se pactó", añade. A su juicio, Compromís debería "marcar posición propia" en "todo" y si Sumar les acompaña bien, pero si no lo hace asegura que no quiere "perder la autonomía" de sus dos escaños.

Por su parte, desde Madrid recuerdan que ellos ya "pactaron" con Sumar tener "libertad de voto" en cuestiones que les interpelen directamente e insisten en que el PSOE debe hacer "gestos" para evitar que el conflicto escale. "No podemos seguir aguantando el ninguneo, si el PSOE no responde a la negociación eso tendrá unas consecuencias", señalan estas fuentes a infoLibre. "Tenemos bastante margen de maniobra, porque estamos en una legislatura en la que cada voto cuenta. Eso nos permite tener capacidad de negociar", añaden. Así, considerar un "error" que el PSOE no les tenga en cuenta porque, si la situación sigue así, aseguran que no podrán seguir "dándoles apoyo". "La gente no nos lo permitirá, tenemos que rendir cuentas", señalan, al tiempo que reconocen que lo de Morera es un toque de atención de cara a los socialistas.

En Iniciativa defienden parecerse más "a Bildu" que a ERC

Compromís confirma que no formará parte de la dirección ni de la estructura orgánica de Sumar

Compromís confirma que no formará parte de la dirección ni de la estructura orgánica de Sumar

En Iniciativa, el partido minoritario de Compromís y cuya representante más destacada es Mónica Oltra, no hacen el mismo análisis. Fuentes de la formación creen que su actitud debería parecerse más a la de formaciones como EH Bildu que a la de Esquerra. Los abertzales no demandaron ninguna contrapartida para investir a Pedro Sánchez y, aunque plantean demandas concretas, priorizan el eje social por encima de otras cuestiones. "Si ellos dan apoyo al Gobierno, ¿por qué nosotros no? ¿Somos más de izquierdas o más independentistas?", lanzan. En Iniciativa consideran que su vocación es la de ser una "herramienta de mayorías" que transforme la sociedad desde la acción de Gobierno y no desde la oposición con posiciones más "puristas".

Así, estas voces defienden que su electorado lo que quiere es "verlos gobernando", mientras que hay una parte de los cuadros del partido que, a su juicio, buscan un votante más de "nicho". También lamentan que haya quien ponga más atención "a los titulares" y a las redes sociales que a las políticas públicas y consideran que se ha instalado un relato en el que "parece que el que hace más ruido" es el que "más consigue" cuando realmente "no es así". En ese sentido defienden trabajar desde la acción institucional, tanto en el Congreso como desde el Gobierno, para llegar más lejos.

Desde esta formación también consideran que la alianza con Sumar les beneficia, ya que les otorga más presencia en la Cámara Baja —actualmente son dos los diputados de la coalición valencianista frente al único escaño que sacó Joan Baldoví en solitario en la pasada convocatoria—. Hace un mes las bases de Iniciativa votaron mayoritariamente, con un 80,32% de los votos, a favor de la propuesta de coaligarse con Sumar, aunque la consulta apenas movilizó al 30% de todo el partido.

Más sobre este tema
stats