La crisis política de Cataluña

El Congreso aprueba crear la comisión de diálogo del PSOE para Cataluña con la única oposición de Cs

Los portavoces del PP y PSOE, Rafael Hernando y Margarita Robles, conversan en el Congreso de los Diputados.

Fernando Varela

La Mesa del Congreso ha respaldado este jueves la creación de la comisión de diálogo sobre Cataluña solicitada por el PSOE con la oposición solitaria de Ciudadanos.

La formación de Albert Rivera insiste en su postura contraria a la apertura de diálogo con los partidos que han puesto en marca el referéndum del 1 de octubre. Ciudadanos y ERC, desde posiciones antagónicas, son los únicos partidos contrarios a la iniciativa, promovida por el PSOE.

La propuesta dará lugar a la constitución en la Cámara baja, probablemente después del 1 de octubre, de una mesa de diálogo sobre Cataluña bajo la fórmula genérica de “comisión no permanente para la evaluación y modernización del estado autonómico”.

El pasado martes el PSOE logró sumar el apoyo a esta mesa de diálogo de todos los partidos con representación parlamentaria, singularmente del PP y del PDeCAT. Sólo se mostraron contrarios Ciudadanos y Esquerra.

La actitud de la formación de Albert Rivera, frontalmente contraria a cualquier posibilidad de dialogar con los independentistas, ha deteriorado en los últimos días sus relaciones con el PSOE, cuyo secretario general, Pedro Sánchez, ha hecho bandera de una solución pactada para resolver el conflicto catalán.

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Margarita Robles, se ha mostrado convencida de que tanto Ciudadanos como ERC acabarán participando en la comisión  y de que este órgano se constituirá “inmediatamente”, “dará resultados”.

Robles ha destacado que la comisión nace con el apoyo de más de 300 diputados y del 90% de la Cámara, lo que, desde su punto de vista es una noticia “muy positiva y esperanzadora” porque significa que una gran mayoría del Parlamento apuesta por “el diálogo para resolver políticamente la situación tan difícil” como la que atraviesa el conflicto catalán, informa Europa Press.

Tras remarcar el compromiso “inequívoco” del PSOE con la defensa de la legalidad, Robles ha dejado claro que la respuesta judicial “no es suficiente” y que el diálogo es la única vía para alcanzar una salida política a un problema político.

“Tenemos una enorme confianza en este órgano, que es un balón de oxígeno en la situación actual”, ha dicho, antes de hacer un llamamiento a Ciudadanos y ERC para que dejen a un lado sus recelos y trabajen con el resto de grupos. “Nadie puede estar excluido del diálogo”, ha subrayado.

Además, Robles ha agradecido a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que haya querido que la Mesa del Congreso diera vía libre a este órgano lo más rápido posible y ha señalado que se ha comprometido a ponerlo en marcha “inmediatamente”.

La fecha de constitución de este órgano dependerá de lo que tarden los grupos parlamentarios en designar a sus miembros y en alcanzar un acuerdo para su Presidencia y el resto de los miembros de la Mesa que dirigirá sus trabajos, por lo que, en principio su creación no se formalizará hasta después del 1 de octubre.

Pese al modesto enunciado que da nombre a la comisión (“comisión no permanente para la evaluación y modernización del estado autonómico”) lo que el PSOE de Pedro Sánchez pretende es mucho más ambicioso: sentar por primera vez en torno a una misma mesa a todos los partidos para tratar de reconducir el pulso institucional entre el Estado y el Govern de Cataluña.

Los socialistas definen este órgano como una comisión abierta “en la que todas las partes estén representadas” y que haga posible transitar “desde el desencuentro actual a un diálogo leal”. Esa comisión, después de analizar el problema, tendría como misión hacer “propuestas de mejora institucional, normativa y de todo tipo” en relación con el modelo y la política territorial pero “específicamente para desbloquear el actual desencuentro en relación con la cuestión catalana” aportando “soluciones satisfactorias que susciten apoyo mayoritario en Cataluña y en el resto de España”.

La iniciativa asegura que, cuarenta años después de la aprobación de la Constitución, “el Estado autonómico ha evolucionado de tal forma que se han activado tensiones territoriales, competenciales e identitarias”, que ha puesto de manifiesto la necesidad de “perfeccionar” el modelo de organización territorial. Siempre, eso sí puntualiza el PSOE, “dentro de un proyecto compartido que garantice la unidad de nuestro país y el autogobierno democrático” y que “respete la diversidad territorial, política, cultural y social”.

Una respuesta a los conflictos pendientes

El PSOE sostiene que es urgente abrir cauces de diálogo para “dar respuesta” a los “conflictos pendientes” de resolver en Cataluña respetando “todas las sensibilidades”. El desencuentro en materia territorial, especialmente en Cataluña, pone de manifiesto la necesidad de afrontar un diálogo “sin exclusiones” con la voluntad de “alcanzar grandes acuerdos”, destacaba la propuesta de los socialistas ahora aprobada por la Mesa del Parlamento.

El PP consideró el martes que la comisión es “un marco de diálogo adecuado y oportuno” ante los “desafíos” del independentismo y debe servir para analizar asuntos muy importantes como el fun cionamiento del Título VIII de la Constitución. “No tiene que ver con el 1 dee octubre, es algo más profundo”, subró Rafael Hernando, portavoz del Grupo Popular.

En Comú Podem apoyó también la propuesta, aunque criticó que se trata de una iniciativa que ellos ya presentaron en enero y a la que entonces se opuso el PSOE.

También el PDeCAT, Carles Campuzano, respaldó en su día la iniciativa socialista y reafirmó su compromiso de participar en ese órgano “a pesar de las provocaciones y vulneraciones de derechos, vamos a insistir en la necesidad de diálogo político”. Igual que el PNV , partido para que el diálogo es “más necesario que nunca para solucionar un problema político”.

En contra coninciden ERC y Ciudadanos. Los primeros porque consideran “absurdo” abrir un diálogo a estas alturas del conflicto y los segundos porque les parece un “pasteleo con los que están dando un golpe a la democracia”.

Los dos ejes de la asamblea de Zaragoza: denunciar la reacción de Rajoy sin volcarse con el referéndum

Los dos ejes de la asamblea de Zaragoza: denunciar la reacción de Rajoy sin volcarse con el referéndum

Más sobre este tema
stats