Caso Gürtel

Cospedal ataca al tribunal de 'Gürtel'

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, antes de comparecer ante la Comisión del Congreso.

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, compareció este martes desde las 9.30 de esta mañana en la Comisión sobre la presunta financiación ilegal de la formación conservadora del Congreso de los Diputados. Desde el arranque de la cita, el encuentro fue muy tenso. La ministra de Defensa y número dos del PP se convirtió en el primer cargo del Gobierno que tuvo que rendir cuentas en sede parlamentaria de la sentencia de la Audiencia que condena al PP como partícipe a título lucrativo de los tejemanejes de la trama. El miércoles será el turno de Mariano Rajoy, al que le espera una batería de preguntas, una especie de monográfico, en la sesión de control al Gobierno. Y el jueves y viernes, la moción de censura con Pedro Sánchez (PSOE) de protagonista, consecuencia directa de una sentencia a la que los conservadores han anunciado recurso y que Cospedal puso en duda: "¿Es que los jueces son infalibles?", se preguntó. Más tarde la calificaría de "tendencioso" que el tribunal de Gürtel considere que la declaración del presidente del Gobierno no tuvo "credibilidad".

Sin moverse del argumentario de los conservadores en esta materia, Cospedal negó que el partido se haya visto beneficiado económicamente de la Gürtel y rechazó, además, haber recibido personalmente pagos en B de la contabilidad extraoficial del extesorero Luis Bárcenas

"Todo esto es un montaje de Bárcenas para perjudicar al PP", llegaría a responder a Txema Guijarro, portavoz de Unidos Podemos en esta comisión. Al mismo parlamentario le diría que no teme "en absoluto" que el extesorero tire de la manta si su mujer, Rosalía Iglesias, ingresa en prisión.

Cospedal en una de las dirigentes conservadoras que más crítica se muestra siempre en público con el exresponsable de las finanzas del partido. A ella fue, en calidad de secretaria general, a quien le tocó explicar el famoso episodio del "despido en diferido", episodio que le recordaron varios de los portavoces de los grupos de la oposición.

"No es la contabilidad del PP"

"Es falso que yo recibiera nada", subrayaría en el turno del socialista Artemi Rallo sobre los pagos en B anotados en la contabilidad del extesorero, Rallo fue el encargado de arrancar la comisión en su calidad de portavoz del principal partido de la oposición.

"Será una contabilidad de Bárcenas. No es la contabilidad del PP, será una cuenta que hacía él y el sabrá por qué lo hacía. Yo fui a los tribunales contra Bárcenas", señaló recordando, además, que ha "ganado".

En este punto, Cospedal amenazó al portavoz del PSOE en la comisión, Artemi Rallo, con presentar una querella contra él si no rectificaba y retiraba sus acusaciones de que había cometido falso testimonio en el juicio de la trama Gürtel.

"No he mentido en ningún momento"

"Yo ni he mentido ante el juez Ruz ni lo estoy haciendo ahora ni lo he hecho en ningún momento", recalcó.

Cospedal retó al socialista que retirase sus acusaciones fuera de la comisión, "delante de la prensa", en cuyo caso presentará una querella.

Rallo, por su parte, respondió a la secretaria general que amenazar con querellas es un "mal camino" y recordándole los casos de Cristina Cifuentes o el expresidente valenciano Francisco Camps.

A diferencia del socialista Rallo, Cospedal no ve "nuclear" la sentencia conocida el pasado jueves y que condena al PP a pagar 245.000 euros. "Yo no le doy esa importancia nuclear. Es susceptible de recurso. Y el PP ya ha dicho que la vamos a recurrir. Respetamos las decisiones de los tribunales. No estamos de acuerdo con la sentencia en lo que se refiere al PP", recalcó.

Los argumentos "subjetivos" de la sentencia

Más crítica con la sentencia fue en el turno del representante de Unidos Podemos. Cospedal dijo que no le parecía normal que "se use un argumento subjetivo para perjudicar" a una persona en concreto. Esa persona es Rajoy y se refería al punto en el que se pone en duda su "credibilidad", algo que, a ojos de Cospedal, es "tendencioso".

"No me parece normal que en un país democrático pueda pasar eso en una sentencia", añadió.

Preguntada sobre si comparte, a día de hoy, las declaraciones de Rajoy de 2009, cuando estalló el caso Gürtel, relativas a que se trataba de una trama contra el PP, no del PP, la secretaria general de los conservadores respondió que hay personas que "tergiversan la verdad" para perjudicar al PP. "Creo que muchas personas que tratan de que los asuntos que tienen que ver con asuntos corrupción de personas que tuvieron que ver con el PP... les dan una repercusión superior y tergiversan la verdad para perjudicar al PP", mantuvo.

Guijarro también cuestionó a Cospedal sobre si después de los múltiples casos de corrupción que han salpicado al PP "confía en no terminar en la cárcel". "En España van a la cárcel quienes han cometido delitos, yo no sé su señoría, yo no he cometido ninguno. Así que no es que confíe, es que no voy a ir a la cárcel", respondió de forma tajante.

En turno de Ciudadanos, el diputado Toni Cantó intentó que la secretaria general pidiera perdón por los escándalos de corrupción del partido. Pero Cospedal no lo hizo de forma directa.

"Ya hemos pedido perdón muchas veces", diría Cospedal. "Podemos pedir perdón muchas veces", añadiría ante la insistencia de parlamentario de Ciudadanos. "Son temas de hace diez, quince años, no son de ahora", volvería a repetir.

La ministra de Defensa dijo no tener "ningún problema en actualizar" ese perdón, pero reiterando que "son hechos de hace mucho tiempo".

El marido de la secretaria general y el "machismo"

En dos ocasiones, Cospedal rechazó que el López del Hierro que aparece en los papeles de Bárcenas, sea su marido. Si hubiese sido así, consideró, ya habría sido llamado a declarar "55 veces". En este contexto, definió de "machismo asqueroso" que se intente ir a por su marido con la finalidad de hacerle daño a ella. Incluso llegó a quejarse de que se le ha llamado "la chacha del PP".

El manuscrito de González

"Según Mauricio, la Gürtel la controla María Dolores, con estos polis, y controla a todo el partido. Quiere acabar con todo lo anterior para heredar a Mariano Rajoy y puede ser que ella use la Gürtel contra todos nosotros. ¿Sabe qué acabo de leer?". Así arrancaba el diputado de ERC, Gabriel Rufián, una de las preguntas a la secretaria general. Se refería a Mauricio Casals, presidente de La Razón. Y es parte de un manuscrito de Ignacio González, revelado por infoLibre, que el expresidente madrileño escribió en 2012 sobre las pesquisas en torno a su ático de Estepona y que fue incautado por la Guardia Civil en los registros de la operación Lezo.

Cospedal dijo desconocer ese manuscrito. Pero, en todo caso, subrayó que lo que se dice en esa nota es "falso". "Yo no tengo nada que opinar, lo que le digo es que lo que digan otras personas de mí no tiene por qué ser verdad. Y en este caso es absolutamente falso", recalcó.

"La honorabilidad del PP"

Si antes de entrar en la sala en la que comparecería, la secretaria general del PP sostuvo que llegaba al Congreso para defender el honor del su partido, la misma idea defendió en su intervención final.

"Esto es un partido, el mío, el PP, con mucha gente, que seremos muy torpes, muy tontos, o nos equivocaremos mucho, pero que cada vez hemos gobernado le ha ido bien a España. Cada vez que ha gobernado el PP le ha ido bien a este país y a los españoles. Y por eso no vamos a agachar la cabeza ni nos vamos a acobardar y vamos a seguir luchando por aquello que es trabajar por todos los españoles. Y por eso, señorías, yo antes de comenzar esta comparecencia les decía a quienes me han preguntado al entrar que yo venía aquí a defender la honorabilidad del PP y la sigo defendiendo porque lo que han hecho algunos condenados y delincuentes que en su día serán sancionados por tribunales y por quien lo tengan que hacer no pueden manchar la honradez de cientos de miles de personas que trabajan todos los días por España", concluyó.

La 'maldición' de La Moncloa: los seis presidentes terminaron su mandato de forma traumática

La 'maldición' de La Moncloa: los seis presidentes terminaron su mandato de forma traumática

Más sobre este tema
stats