LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
¿Qué fue del apocalipsis europeo? La UE aguanta unida tres años de catástrofes y asedio extremista

Energía nuclear

El CSN estudiará este miércoles si Garoña cumple los requisitos para su reapertura hasta 2031

El CSN estudiará este miércoles si Garoña cumple los requisitos para su reapertura hasta 2031

infoLibre

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) retomará este miércoles el estudio del cumplimiento de las especificaciones técnicas de funcionamiento mejoradas, exigidas a Nuclenor, el titular de la central de Garoña (Burgos), de cara a su posible reapertura hasta 2031.

El Pleno del CSN llevaba en el orden del día del pasado 20 de enero varios puntos relativos a esta cuestión pero la discusión de estos puntos se aplazó a una próxima reunión.

Además, el presidente del CSN, Fernando Martí Scharfausen, no convocó una nueva cita para el 27 de enero –habitualmente el pleno se reúne los miércoles–, y emplazó a los consejeros para quince días después, el 3 de febrero.

El 20 de enero también se aplazaron asuntos respecto al almacén temporal centralizado (ATC), en conformidad con las reglas del funcionamiento del Pleno.

Respecto a Garoña, este miércoles se estudiarán la revisión de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento mejoradas de la central y las propuestas relativas a las modificaciones de diseño sobre independencia de sistemas eléctricos, aislamiento de la contención primaria, protección de equipos relacionados con la seguridad frente a la caída de la cubierta del edificio de turbina tras un incendio, y a la ampliación de las condiciones de utilización del edificio de almacenamiento de material usado.

Algunos de estos puntos del día corresponden a los requisitos establecidos por el Pleno del 30 de julio de 2014 y tienen que ser verificados en un análisis de resultados de las inspecciones o la implantación de modificaciones de diseño antes de la carga de combustible y cuya apreciación deberá ser favorable.

Quedan más de dos meses para que se tome la última palabra

Pese a lo que se decida o no este miércoles, el proceso hasta que el Pleno del CSN acuerde informar favorablemente o en contra de la solicitud formulada por Nuclenor de volver a producir electricidad en Garoña hasta 2031, no acabará aquí, pues aún quedan "al menos un par de meses" en concluir "todo lo que aún está pendiente", según han explicado a Europa Press fuentes internas del organismo regulador.

Todos salvo PP y Ciudadanos piden que no se reabra

Representantes de PSOE, Podemos, Compromís, ERC, IU-Unidad Popular y Bildu mantuvieron un encuentro este martes en el Congreso con miembros de Greenpeace y de Ecologistas en Acción para pedir al Consejo de Seguridad Nuclear que no estudie reabrir la central nuclear. También los representantes de Democracia y Libertad (DL) y PNV comparten esta reivindicación pero por problemas de agenda no pudieron asistir.

Así, desde Greenpeace acudieron a la Cámara Baja su presidente, Mario Rodríguez, y la responsable de la campaña nuclear, Raquel Montón. De Ecologistas en Acción estuvo presente Paco Castejón.

Raquel Montón sostuvo que actualmente "no es momento de firmar una licencia" para reabrir Garoña en las actuales condiciones en las que se encuentra tanto el Gobierno, en funciones, así como la propia instalación atómica. A su juicio, entre otros puntos dice que es una cuestión de "seguridad nuclear para el país".

"Si un gobierno posterior quisiera cerrarla le darían herramientas a las empresas, Iberdrola y Endesa (propietarias de Garoña), para solicitar el lucro cesante por esa decisión de cierre y creemos que en este tiempo de descuento no es momento de firmar licencia en estas condiciones", agregó.

Montón recordó que tanto el Tribunal Supremo como la Audiencia Nacional negaron a Iberdrola la posibilidad de solicitar el lucro cesante de no reabrirse la central durante la legislatura de Zapatero. "En este caso sería a la presunta licencia que podría dar el Gobierno y aquí las decisiones podrían ser distintas, pero no es el mismo caso", precisó.

Desde Ecologistas en Acción, Paco Castejón, advirtió de que un informe favorable para la reapertura de la central supondría una "presión inadmisible" sobre un Gobierno que quisiera pronunciarse sobre Garoña de forma autónoma. "Creo que es pertinente que el CSN interrumpa sus funciones al menos en estos meses o semanas", sugirió.

El compromiso de no abrirla cuenta con mayoría

En diciembre de 2014, PSOE, IU, PNV, Equo, ERC, BNG, Compromís, Amaiur y Nueva Canarias sellaron un pacto para que la instalación atómica burgalesa no reanudase sus operaciones en cuanto cambiaran las mayorías en el Congreso. Actualmente, las formaciones que no quieren la reapertura de la central lograrían la mayoría necesaria para que ésta no pudiera volver a operar.

El CSN aprueba la reapertura de Garoña pese a incumplir las condiciones de seguridad

El CSN aprueba la reapertura de Garoña pese a incumplir las condiciones de seguridad

Más sobre este tema
stats