21D | Elecciones en Cataluña

La CUP se presentará con una lista "rupturista"

Las dirigentes de la CUP Mireia Vehí, Natalia Sánchez y Anna Gabriel durante la Asamblea Nacional Extraordinaria.

infoLibre

La Asamblea Nacional Extraordinaria de la CUP decidió este domingo con el 91,63% de los votos presentarse a las elecciones "ilegítimas" del 21D21D en la votación que ha realizado en el cónclave en Granollers (Barcelona) al que están convocados 4.000 militantes y miembros de la Crida Constituent (el paraguas que engloba las plataformas afines a la formación).

Según han explicado fuentes de la CUP a Europa Press, los militantes votaron en una sola papeleta todas las opciones divididas en dos bloques: el primero respondiendo o no a la pregunta "¿Estás a favor de presentar una candidatura a las elecciones del 21 de diciembre?".

 

El segundo bloque que se votó incluye las tres propuestas que se tienen en cuenta "en el caso de que la respuesta anterior sea mayoritariamente afirmativa, independientemente de la opción escogida en la pregunta anterior", según la papeleta de votación a la que ha tenido acceso Europa Press. La opción más votada, con un 64,05% de los apoyos, ha sido la última: "liderar una candidatura lo más amplia posible, claramente rupturista, independentista y de izquierdas".

 

Es decir, los militantes podían votar no a presentarse a las elecciones, pero escoger una de las tres propuestas en caso de que la mayoría decidiera sí concurrir a los comicios.

La diputada de la CUP Anna Gabriel y la portavoz del Secretariat Nacional, Núria Gibert, han clausurado este domingo la Asamblea Nacional Extraordinaria en que la formación ha decidido ir en solitario a las elecciones conjurándose con la construcción de la "República social".

Así lo ha expresado Gabriel en el mitin de final de la asamblea en el que han recordado que han decidido presentarse a las elecciones que reconocen como "ilegitimas e impuestas" por el Estado en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Gibert ha recordado que se presentan junto a las entidades agrupadas en la Crida Constituent (CC) como ya hicieron en los pasados comicios del 27 de septiembre de 2015 porque "la unidad popular siempre ha sido la columna vertebral" de la CUP.

Ha aclarado que su candidatura será rupturista y ha advertido de que quieren recorrer el camino de la mano de todos aquellos "que reconocen los resultados del 1-O y quieren hacerlos efectivos, y los que no quieren posponer la agenda social ni un minuto más".

En ese sentido, Gabriel ha lanzado dos mensajes: el primero a los comunscomuns y el segundo a los partidos que han gobernado la Generalitat y que consideran que no han sido capaces de hacer efectiva la independencia de Cataluña tras el 1 de octubre.

"Nuestra voz será clave ante los que se llaman soberanistas pero que no han tenido problema en decir 'Ni DUI ni 155'. ¿Cómo se puede equiparar la represión de un Estado autoritario y fascista con la voluntad de hacer efectivo el resultado de un referéndum?", ha reprochado a la formación impulsada por Ada Colau y Xavier Domènech.

También considera que serán claves para discutir y trabajar frente a "un independentismo que no tenía claro cómo se asaltaba el poder", han dicho en referencia a PDeCAT y ERC, que consideran que no tenían preparadas las estructuras y las estrategias necesarias para hacer efectivo el resultado del 1-O.

Opciones

La primera de esas opciones proponía que la CUP-CC apostase por "una lista ciudadana de país, sin políticos destinada a ganar en votos y escaños, y a no formar Govern y provocar elecciones constituyentes al cabo de tres meses".

En ese escenario la CUP no se presentaría como tal y, en caso de no conseguir el acuerdo para construir esa lista, proponía que la CUP presentase "un acuerdo político lo más amplio posible pero que parta de la defensa de la independencia, de la República y de la justicia", es decir, concurrir en solitario.

La segunda opción que planteaba la papeleta apuestaba por participar en "una coalición o lista lo más amplia posible que defienda la república, amnistía, y libertad para los presos políticos de acuerdo con la propuesta política del punto 11.5 de la ponencia base" –que es el que propone una lista con partidos y actores de izquierdas–.

El tercero de los escenarios fue el ganador y proponía que la CUP "lidere una candidatura lo más amplia posible, claramente rupturista, independentista y de izquierdas".

La factura del 155 para el PSC ya afecta a una treintena de municipios

Más sobre este tema
stats