Puerta giratoria

Defensa ha adjudicado 13 millones a la empresa de armas de la que Morenés fue consejero

Pedro Morenés, ministro de Defensa, en el Senado, el pasado 29 de enero.

Yolanda González / Roberto Díaz

En lo que va de legislatura de Mariano Rajoy, el Ministerio de Defensa, a través de sus organismos dependientes, ha adjudicado contratos por valor de 12.923.919 euros (10.756.763 euros sin IVA) a la empresa Instalaza SA. Así consta en la Plataforma de Contratación del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Con sede en Zaragoza, esta firma, conocida por la fabricación de bombas de racimo, guarda relación con el pasado más reciente de Pedro Morenés. El titular de Defensa estuvo vinculado a Instalaza como consejero, como mínimo, hasta marzo de 2009.

Según consta en la declaración posterior a la toma de posesión del ministro, un documento en poder de la oficina de conflictos de intereses al que ha tenido acceso infoLibre, su desvinculación de Instalaza se produjo el 30 de marzo de 2009. En una nota ampliatoria de la citada declaración, Morenés asegura que salió de esta empresa el 17 de marzo de 2006, pero que ese mismo día fue designado representante de otra sociedad –Boguillas SL– en Instalaza. En esa condición estuvo hasta marzo de 2009.  No obstante, esta baja no fue publicada por el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) hasta octubre de 2011.

Los cerca de 13 millones de Instalaza en la era Morenés se reparten en 10 adjudicaciones. En ocho de ellas, la entidad adjudicadora es la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico, dependiente del Ejército de Tierra. Y en dos, la Sección de Asuntos Económicos del Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Antiaérea, Costa y Misiles.

Fuentes del ministerio de Defensa subrayan que no existe ningún motivo ni incompatibilidad por los que el departamento no pueda seguir contratando con Instalaza, empresa con la que han llegado a acuerdos ministerios de todo color político. Además, sostienen que en ninguno de estos contratos ha intervenido el ministro de forma directa, sino que han sido rubricados por órganos con capacidad plena de contratatación. En gran parte de los casos, por el Ejército. No obstante, todos estos órganos dependen del Ministerio de Defensa.

Las citadas fuentes precisan que –a excepción de 2009– la contratación de la etapa de Morenés con esta empresa es inferior a los años de Gobierno del PSOE (ver caja negra). No pasa por alto que la crisis económica ha hecho descender los presupuestos.

Licitaciones negociadas sin publicidad

El primer contrato firmado entre Defensa e Instalaza bajo el mandato del actual ministro lleva como fecha del acuerdo el 8 de noviembre de 2012. Por entonces, Morenés llevaba ya casi un año en el Consejo de Ministros. El importe de adjudicación, con impuestos, fue de 186.174 euros. Y el proceso de licitación –como en los nueve contratos restantes– fue "negociado sin publicidad", según figura en la documentación a la que ha tenido acceso infoLibre. El objeto de este contrato es el de la adquisición de equipamiento y repuestos para el sistema de lanzagranadas Alcotán.

También en noviembre de ese mismo año, la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra firmaba un contrato con Instalaza por 748.422 euros para adquisición de simuladores para lanzagranadas. Y –uno de los más caros– otro de 3.608.087 euros para adquirir direcciones de tiro. 

Un mes después, en diciembre de 2012, la adquisición de municiones para lanzagranadas supuso la firma de un contrato entre el Ejército de Tierra e Instalaza de 3.377.072 euros. Y la compra de granadas de mano, un desembolso de 222.979 euros.

Cuatro millones para lanzagranadas

Hasta la fecha, la más cuantiosa de estas adjudicaciones de Defensa a Instalaza es de este mismo mes. El Boletín Oficial del Estado (BOE) del lunes 13 de enero publicó la formalización de un contrato de la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército con esta empresa valorado en 3.999.957 euros.

Según el BOE, esta adjudicación, con fecha de 5 de noviembre de 2013, y formalizada un mes después, se realizó por el procedimiento negociado sin publicidad. Concretamente, se trata de la "adquisición de material sistema Alcotán".

Según la página web del Ejército de Tierra, el Alcotán-100 es un sistema de lanzagranadas cuyo proyecto de adquisición arrancó en 2003. "Es un arma ligera, que se coloca sobre el hombro para disparar, y que tiene un alcance superior a 500 metros", explica la citada fuente.

La relación de Morenés con el sector armamentístico ha estado rodeada de polémica desde que asumió el cargo. Tras ganar Mariano Rajoy las elecciones generales en noviembre de 2011, Pedro Morenés juró como ministro de Defensa el 22 de diciembre. Un mes después, se enfrentó a su primera Comisión de Defensa en el Parlamento, una cita en la que ERC y UPyD pusieron sobre la mesa sus dudas sobre la idoneidad de que el titular de esa cartera tuviera nexos recientes con el sector del armamento.

Las dudas de los grupos venían respaldadas, entre otras cuestiones, por el hecho de que el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) daba cuenta de que Morenés había estado vinculado a Instalaza SA hasta el 4 de octubre de 2011. El ministro aseguró que, con independencia de la fecha de publicación en el BORME, en realidad se había desvinculado de Instalaza en 2009.

Según relató en el Congreso de los Diputados, su relación con Instalaza se extendió "del año 2005 al año 2007, como consta en el Registro Mercantil, abandonando la empresa en el año 2007". En aquella comparecencia, obvió que cuando cesó como consejero de Instalaza, su lugar lo ocupó una sociedad denominada Boguillas SL, firma que tenía como socio único y administrador único al propio Morenés.

La baja de Boguillas SL como consejero de Instalaza y de Morenés como su representante no fue publicada en el BORME hasta octubre de 2011. No obstante, Morenés sostiene que su marcha definitiva se produjo el 30 de marzo de 2009. Así consta en la citada declaración a la toma de posesión como ministro con fecha de marzo de 2012.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) quiere que el ministro de Defensa explique en el Congreso su relación con la empresa armamentística Instalaza SA. Fuentes de la formación informaron de que ya han solicitado que Pedro Morenés rinda cuentas en la cámara sobre la información de esta última adjudicación, publicada por infoLibre.

Instalaza denunció al Gobierno de Zapatero

En 2010, Instalaza denunció al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reclamando más de 40 millones de euros en concepto de daños y perjuicios por la prohibición del uso, almacenamiento y fabricación de las bombas de racimo en España como consecuencia de la firma del Tratado de Dublín.

Recientemente, la Audiencia Nacional dio la razón al Gobierno y rechazó la indemnización reclamada.

El ministro de Defensa sostiene que unas maniobras militares son un “gasto social”

El ministro de Defensa sostiene que unas maniobras militares son un “gasto social”

Más sobre este tema
stats