El debate de investidura

Las derechas se 'cuelan' en la intervención de Bildu con gritos de “asesinos” y Batet les recuerda que hay libertad de expresión

Adolfo Suárez Illana se gira en su escaño durante la intervención de Mertxe Aizpurua.

Este domingo en el Congreso de los Diputados no era el turno de los partidos de la derecha. Antes de la primera votación a Pedro Sánchez les correspondía hacer uso de la palabra a EH Bildu, el Grupo Mixto y el Grupo Parlamentario Socialista. Pero PP, Vox y Ciudadanos se hicieron notar desde primera hora de la mañana, cuando subió a la tribuna de oradores la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua. Este grupo ha anunciado que se abstendrá en la votación del candidato.

Llevaba poco tiempo haciendo uso de la palabra la dirigente de Bildu cuando ya se escuchaban los murmullos en la bancada de la derecha. Después llegarían gritos de “asesinos” y “terroristas” y las llamadas al orden de la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, pidiendo a los parlamentarios que respetaran la libertad de expresión de la oradora.

A la derecha no le gustó nada que Aizpurua que calificara de “autoritario” el discurso del rey Felipe VI el 3 de octubre de 2017: “Fue una de sus expresiones más evidentes. Apeló claramente a conformar un bloque político y mediático capaz de profundizar en la contrarreforma autoritaria”.

La diputada de EH Bildu continuó su discurso en medio del jaleo de los diputados de la derecha. La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, solicitó tomar la palabra. Batet se la negó emplazándola a que esperara a que terminara la oradora. Para cuando esto ocurrió, el ambiente se había calentado tanto que quien tomó la palabra fue el jefe de los conservadores, Pablo Casado, para criticar que la presidenta del Congreso no hubiese llamado al orden a Aizpurua cuando ésta criticó al rey. Y también, al “candidato” Sánchez.

 

No defiende ni al rey, ni a España ni a las críticas del terrorismo”, dijo del presidente en funciones. Y del discurso de la portavoz de EH Bildu, dijo haber sido “el más nauseabundo” que él ha escuchado en ese hemiciclo. “Es infame lo que hemos vivido”, dijo.

Batet respondió que, “por suerte” ya ha pasado la época en la que en España no se permitía la crítica. “Hoy disfrutamos de una democracia plena. Para garantizar esa democracia tenemos que garantizar la libertad de expresión en el interior de esta cámara”, añadió.

“¡Libertad!, ¡libertad!”, comenzaron a gritar desde la bancada de la derecha.

Como los gestos a veces son más importantes que las palabras, no pasó inadvertido que el diputado del PP Adolfo Suárez Illana, miembro de la Mesa de la Cámara Baja, escuchaba el discurso de EH Bildu dando la espalda a la tribuna de oradores [imagen que precede a estas líneas]. De forma paralela, diputados y cargos conservadores ya habían plagado las redes sociales de mensajes contra la intervención de Aizpurua.

Tras Casado, pidió la palabra Edmundo Bal, parlamentario de Ciudadanos, para pedir que se retiren del orden del día las palabras de la diputada de la izquierda abertzale sobre el monarca, que el lunes protagonizará el acto central del día de la Pascua Militar. Para ese momento, la diputada del PP Ana Pastor, integrante del órgano de gobierno de esta Cámara. ya había iniciado las gestiones para ese mismo trámite.

 

Los diputados de Vox también jaleaban desde sus escaños. Pero su líder estaba fuera del hemiciclo. Según informaron desde la formación de extrema derecha, y difundieron imágenes, Santiago Abascal había abandonado el Pleno para acompañar a víctimas de ETA de su formación y así estas no tuvieran que escuchar “a la portavoz bilduetarra”.

 

EH Bildu recuerda al PSOE que dependen de sus votos

En su intervención Mertxe Aizpurua aprovechó para avisar a Sánchez de que depende de sus votos a partir de ahora para sacar sus políticas adelante o para mantener al Gobierno de Navarra. Así. le exigió "un cambio en profundidad" para que pueda seguir contando con su confianza.

"Ustedes son el último tren hacia la última estación, no dejen pasar la última oportunidad", le advirtió.

Dos hijos de socialistas asesinados por ETA ponen en su sitio a Casado: "Mi 'aita' estaría feliz porque vamos a tener un Gobierno de izquierdas"

Dos hijos de socialistas asesinados por ETA ponen en su sitio a Casado: "Mi 'aita' estaría feliz porque vamos a tener un Gobierno de izquierdas"

Más sobre este tema
stats