El debate de investidura

Dos hijos de socialistas asesinados por ETA ponen en su sitio a Casado: "Mi 'aita' estaría feliz porque vamos a tener un Gobierno de izquierdas"

Pablo Casado interviene desde su escaño en la segunda jornada del debate de investidura de Pedro Sánchez.

infoLibre

Los hijos de dos socialistas asesinados por ETA han respondido a través de Twitter al presidente del PP, Pablo Casado, que este domingo tras la intervención de la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha calificado de "nauseabunda" e "infame" las palabras de la diputada vasca, asegurando que sus padres darían el visto bueno al "Gobierno de izquierdas" de PSOE y Unidas Podemos. 

María Jauregui, hija de Juan María Jáuregui, gobernador civil de Gipuzkoa, asesinado por ETA en el año 2000, ha asegurado en su cuenta de Twitter que "mi aita también estaría feliz" citando directamente a Pablo Casado ya que "ETA no existe" y "vamos a tener un Gobierno de izquierdas" ya que su padre "era un firme defensor del diálogo".

 

También Jose Elespe, hijo de Froilán Elespe, ​concejal socialista de Lasarte asesinado por ETA en 2001, se ha manifestado a través de la misma vía asegurando que le hace feliz que "ETA no exista", "que tengamos un gobierno de izquierdas en España" y "que se encare el problema catalán desde el diálogo". "Mi padre pensaría lo mismo", termina Elespe. 

 

Por su parte, José María Múgica, hijo del socialista Fernando Múgica asesinado por ETA en 1996, ha criticado a Sánchez por querer alcanzar la investidura con la abstención de EH Bildu. "Produce una náusea infinita", ha señalado. En una carta escrita a mano dirigida al candidato del PSOE y que ha sido difundida en Twitter por Casado, reprocha al presidente en funciones su falta de memoria histórica, al tiempo que relata la suya y la de su familia: "Ignoro cuál sea su memoria histórica, si es que la tiene. Verá, le contaré la mía, es sencilla".

"La parte europea de mi familia fue asesinada por el nazismo en Auschwitz. Aquí, en tierra española, la parte vasca -y socialista- de mi familia fue asesinada en dos tiempos: el primero, durante la criminal represión franquista en la guerra civil; el segundo, a manos del terrorismo etarra. Ya ve, siempre la misma peste fascista -tuviera la etiqueta que tuviera- nos asesinó", narra Múgica. "Ahora, que pretenda usted alcanzar la investidura con la ayuda del fascismo que nos asesinó en el País Vasco, produce una náusea infinita. Y un profundo desprecio", ha lamentado Múgica, que solicitó hace un año su baja de la militancia del PSOE-EE tras publicarse una foto de la líder, Idoia Mendia, junto al abertzale Arnaldo Otegi.

 

La presión de la derecha para impedir la investidura de Sánchez marca la horas previas a la votación decisiva

La presión de la derecha para impedir la investidura de Sánchez marca la horas previas a la votación decisiva

Más sobre este tema
stats