PORTADA DE MAÑANA
Ver
Rita Maestre: "Almeida es vasallo y pelota con la Casa Real, sus 50 genuflexiones fueron patéticas"

Educación

Los editores de libros de texto aseguran que las comunidades les presionan para cambiar sus contenidos

En la imagen, una niña con uno de sus libros de texto.

infoLibre

El director general de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Antonio María Ávila, ha asegurado que todas las comunidades autónomas presionan personalmente a los editores de libros de texto para modificar o incluir contenidos en los libros de texto, y que lo hacen mediante "mecanismos bastardos", según informa Europa Press.

"Los políticos presionan y además utilizan mecanismos bastardos para que los libros digan lo que ellos quieren que se diga y no lo que la ciencia dice", ha denunciado este martes Ávila en una rueda de prensa conjunta con la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (ANELE) celebrada en Madrid.

Según el director de la FGEE, los editores de libros de texto reciben "presiones personales" de consejeros de Educación y directores generales autonómicos con "un nulo respeto a la libertad de cátedra" para adaptar los contenidos de los libros de texto a sus intereses particulares.

Ávila ha evitado los detalles y no ha mencionado nombres concretos, pero ha expuesto varios ejemplos de diferentes comunidades autónomas. Por ejemplo, ha asegurado que "políticos" de Cataluña "quieren que hablemos de Wilfredo el Piloso, y no el Velloso —que fue Conde de Barcelona en el siglo IX— y no de los Reyes Católicos" o aludir a la "corona catalanoaragonesa".

Los editores de libros de texto dicen ahora que no reciben presiones políticas desde hace 18 años

Los editores de libros de texto dicen ahora que no reciben presiones políticas desde hace 18 años

"En el caso del reino catalanoaragonés no van a encontrar ustedes ningún documento de la Edad Media que haga esta expresión, ¡ni uno!", ha exclamado el director de la Federación de Editores, acusando también a Canarias o la Comunidad Valenciana de realizar estas prácticas, pero sin mencionar a ninguna persona en particular.

Por ejemplo, Ávila ha contado que desde el Gobierno canario, sin concretar cuándo o quién, se solicitó que en los libros "desaparezcan los ríos" porque en las islas "hay ríos poco importantes" y en los libros se señala que tienen importancia como lugares de asentamiento humano o como vías de comunicación.

Del mismo modo, ha acusado a la Generalitat Valenciana de "censurar a un director de la Real Academia" como el fallecido filólogo Fernando Lázaro Carreter porque, según el relato de Ávila, afirmaba que el valenciano era un dialecto del catalán.

Más sobre este tema
stats