PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

Crisis del coronavirus

El Ejecutivo "respeta pero no comparte" el fallo del TC y defiende que el estado de alarma salvó "450.000 vidas"

Pilar Llop, ministra de Justicia, interviene durante la presentación de la Carta de Derechos Digitales en el Palacio de la Moncloa.

infoLibre

La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha indicado este miércoles que "el Gobierno respeta pero no comparte"la sentencia del Tribunal Constitucional de declarar inconstitucionales las restricciones a la circulación de personas y vehículos que se adoptaron en el decreto por el que se declaró el primer estado de alarma para frenar la pandemia de coronavirus, al tiempo que ha defendido que el confinamiento del estado de alarma sirvió para "salvar vidas" -más de 450.000- apuntaba la ministra. La sentencia viene dada como una respuesta ante el recurso de Vox, una formación que, según el Ejecutivo, "votó a favor del estado de alarma cuando este fue presentado por primera vez ante el Congreso", informa Europa Press.

Además, Llop ha destacado la división que se ha producido en el seno del Tribunal Constitucional a la hora de resolver el recurso del partido de Santiago Abascal, al señalar que Moncloa respeta el criterio de los seis magistrados que han apoyado este fallo, "si bien considera que la actuación del Ejecutivo fue conforme a los parámetros constitucionales, como han defendido otros cinco magistrados de ese mismo órgano".

En este sentido, Llop ha remarcado que "en esos mismos términos" se pronunciaron el Tribunal Supremo y el propio Tribunal Constitucional "en resoluciones anteriores que avalaron el estado de alarma". La titular de Justicia ha hecho hincapié en que "la democracia española" utilizó la figura del estado de alarma porque se encuentra recogida en la ley y ha subrayado que así lo hicieron también otros países europeos, después de que la Organización Mundial de la Salud avisara de su "preocupación" por los "alarmantes niveles de propagación y gravedad de la enfermedad" y concluyera que se trataba de una pandemia.

"Deber del Gobierno"

"En aquel momento el deber del Gobierno era tomar medidas inmediatas, urgentes y proporcionadas para contener la propagación de un virus desconocido y defender la vida de millones", ha insistido. En este sentido, ha señalado que el presidente Pedro Sánchez compareció el 18 de marzo de 2020 en el Congreso de los Diputados y que acordó el confinamiento en el marco de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, que -ha resaltado- contempla casos de crisis sanitarias.

Durante su intervención, ha agradecido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al personal sanitario y a la ciudadanía por su comportamiento en el periodo que estuvieron vigentes las medidas que este miércoles el Tribunal Constitucional ha declarado nulas.

Llop ha recordado que aunque "estamos en otro momento y miramos al futuro con esperanza" la pandemia "continúa entre nosotros", por lo que ha hecho un llamamiento a la prudencia.

Ningún gran país europeo recurrió a medidas de excepción y orden público para el primer confinamiento

Ningún gran país europeo recurrió a medidas de excepción y orden público para el primer confinamiento

Fue "absolutamente imprescindible para salvar vidas"

Respecto a la respuesta del Gobierno sobre la sentencia, fuentes consultadas avanzan que se está ya estudiando el fallo y aseguran que, aunque lo "respetan", lo consideran "inédito". Además, el Ejecutivo hace hincapié en que la decisión se ha tomado por una mayoría de seis votos contra cinco, "lo que da a entender el debate interno que ha suscitado este fallo". Afirman que se trata de una "decisión sin precedentes", puesto que todos los países del entorno "han recurrido a formulas similares, dentro de sus respectivas legislaciones, para luchar contra la pandemia".

Las mismas fuentes gubernamentales declaraban además que "sin esta herramienta no se hubiera llegado a tiempo de parar el virus y no hubiera sido posible mantener las medidas necesarias para detener su avance más allá de 60 días", por lo que se reafirma en que fue "absolutamente imprescindible para salvar vidas". Insisten en que el decreto que desarrolló esta herramienta, y que diseñó la entonces vicepresidenta primera Carmen Calvo, se hizo cumpliendo "con la Constitución y a la ley orgánica del estado de alarma".

Más sobre este tema
stats