Patronal

La empresaria que insultó a los trabajadores “que no valen para nada” cree que no ofende a nadie, “al revés”

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol.

La empresaria Mónica Oriol, que se quejó el jueves de que la ley obligue a pagar un salario mínimo a trabajadores "aunque no valgan para nada", lejos de arrepentirse, dice no creer haber molestado a nadie.

"No creo que haya ofendido a nadie, al revés. Creo que la preocupación del Círculo es qué hacer con esos cinco millones de personas, entre ellas alrededor de un millón de chicos que no tienen ni la ESO. El fracaso escolar en España era de un 30% durante esa década", aseguró este viernes en una entrevista en Radio Nacional.

"Darles entrada en el mercado laboral con salarios mínimos y su cotización, que al final tiene un coste de empresa de unos mil y pico de euros, no funciona", declaró siguiendo la línea de sus afirmaciones del pasado jueves. "¿Qué hicieron los alemanes a principios de los 2000 cuando tenían el mismo problema? Quitaron el salario mínimo para los jóvenes sin formación", continuó, para acabar concluyendo que "en España tendríamos que copiar los modelos que funcionan y el nuestro claramente no lo hace".

La también presidenta del Círculo de Empresarios sostuvo que su organización se limita a buscar soluciones al problema que representa que "más de un millón de jóvenes" no estén bien formados. Esa solución sería que éstos entraran en las empresas con contratos de formación –sin cobrar un salario completo– y que se eliminará así la retribución mínima "para los no cualificados". "Lo que hay es que sacarlos del limbo. Luego, una vez dentro del mercado laboral, empiezas con poco pero tienes perspectiva. Es más que nada", justificó airada.

Según de Oriol, "hay que forzar a las empresas a que sean capaces de absorber esta mano de obra con un compromiso de formación y con un coste muy reducido". La empresaria afirmó en la radio pública que ese supuesto millón de jóvenes sin formación solo ha trabajado en un sector que no tiene futuro: "Lo que ha hecho en la construcción no le renta. Hasta que aprenda a ser un empleado de la restauración, por ejemplo... igual tiene que aprender inglés".

Enzarzada en la cuestión de los cursos de formación, Oriol afirmó que el Círculo de Empresarios lo que realmente quiere es "reciclar" a estos chicos que no acabaron la educación obligatoria. "Animémosles a que entren en este mercado. ¿Qué es por menos sueldo? Es algo más que nada", sentenció.

Mónica Oriol es dueña de la firma que vigilaba el Madrid Arena

La empresaria que insulta a los trabajadores “que no valen para nada” es dueña de la firma que vigilaba el Madrid Arena

Más sobre este tema
stats