Crisis de los refugiados

Dos españoles son detenidos en Grecia en el desalojo de tres casas okupas para refugiados

Dos españoles son detenidos en Grecia en el desalojo de una casa okupa para refugiados

Dos jóvenes de Pamplona fueron detenidos el pasado miércoles por la mañana junto a otras 100 personas en Tesalónica (Grecia) en un desalojo de tres locales okupados que habían sido acondicionados para recibir a migrantes. Los chicos pertenecían a la Caravana a Grecia, un viaje reivindicativo que partió de España el 15 de julio hacia el país heleno para denunciar la gestión de la Unión Europea de la crisis de los refugiados. Se encuentran todavía arrestados y a las 12 de este jueves se ha celebrado su vista con el juez.

Los activistas se llaman Itziar e Íñigo y pertenecen a Zabaldi, un centro social de la capital navarra. La caravana volvió a España entre el 24 y el 25 de julio, pero algunos miembros de la expedición decidieron quedarse en Grecia para seguir trabajando, explican fuentes de la organización. El pasado viernes 22 se okuparon tres casas en Tesalónica con el objetivo de acondicionarlas para recibir y alojar a migrantes y refugiados. El desalojo se produjo entre las 6 y las 7 de la mañana del miércoles y, como explican desde la organización, no se produjeron altercados. Además de los okupas, varios migrantes y refugiados alojados en las casas fueron realojados en Centros de Internamiento de Extranjeros.

El desalojo ha sido considerado como un "acto criminal" por parte de Caravana a Grecia. Fuentes de la expedición vaticinan que recibirán una multa y que a las autoridades helenas "no les conviene hacer mucho ruido", pero prefieren no hacer predicciones en firme ya que desconocen el funcionamiento de la legislación del país.

La Caravana a Grecia partió desde Barcelona el 16 de julio, una vez llegaron activistas de varias ciudades del país. El 18 de julio arribaron en territorio griego y, entre otras acciones, protagonizaron una manifestación en el campo de Paranesthi y otra en el centro de Tesalónica. Los miembros de la expedición se concentraron durante la mañana del 23 en la embajada de España en Grecia, en la capital, para protestar contra las políticas de inmigración del gobierno de España y contra la actitud de la embajada. La caravana desvió sus planes para reunirse con el cónsul y, finalmente, les atendió durante diez minutos en la calle. La organización señala que los funcionarios impidieron a los participantes en la marcha entrar en suelo español.

La caravana exige la anulación del acuerdo UE-Turquía y el establecimiento de "vías legales y seguras" para los refugiados, denuncia "las políticas económicas y comerciales basadas en la explotación" y solicita "un plan urgente de rescate y salvamento" en todo el Mediterráneo como respuesta a una situación "dramática" de inmigrantes ahogados en las costas europeas. Las peticiones al completo se pueden consultar en su página web.

Un okupa intenta entrar en la casa del portavoz de ERC en Barcelona pensando que estaba vacía

Un okupa intenta entrar en la casa del portavoz de ERC en Barcelona pensando que estaba vacía

Más sobre este tema
stats