LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
¿Qué fue del apocalipsis europeo? La UE aguanta unida tres años de catástrofes y asedio extremista

Regeneración democrática

Extremadura, segunda autonomía que limita el mandato del presidente

El presidente extremeño, José Antonio Monago, charla con el coordinador regional de IU, Pedro Escobar, el 30 de enero en la Asamblea.

Los presidentes autonómicos no serán ya eternos ni podrán encadenar una investidura tras otra... Pero sólo en Extremadura y en Castilla-La Mancha. En las 15 comunidades restantes, las cosas seguirán siendo como eran. 

Ayer jueves, 30 de enero, el pleno del Parlamento extremeño aprobó, con los votos de PP, IU y los regionalistas de PREx-CREx y la abstención del PSOE, el proyecto de Ley de Regulación del Estatuto de los Cargos Públicos del Gobierno y de la Administración de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Un nombre pomposo para una norma que esconde, como principal (y casi única) novedad la limitación de mandatos del presidente regional. Una ley que tampoco inventa la pólvora, porque Castilla-La Mancha, primero en 1997 y después en 2003, en los tiempos de José Bono como jefe del Ejecutivo autonómico, ya aprobó una regulación similar. Extremadura es, pues, la segunda comunidad que se apunta a una "herramienta que permite la regeneración de la vida pública", tal y como subrayó la diputada del PP Inés Rubio.

El presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago, anunció el proyecto de ley en noviembre, y automáticamente atrajo los titulares de medios regionales y nacionales. A fin de cuentas, él es el conocido como barón rojo, el jefe del Ejecutivo que tuerce las líneas de su partido. Pero el patrón que seguía no era nuevo.

En la ley manchega 7/1997, en su artículo 4, se estipulaba que no podría ser elegido presidente de la Junta de Comunidades "quien ya hubiese ostentado este cargo durante al menos ocho años", salvo que hubieran pasado "cuatro años" desde la terminación de su mandato. La norma era prácticamente calcada, salvo en este precepto, a la 8/1995. La redacción de dos textos semejantes en tan poco tiempo se explica porque entre medias se aprobó una reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, que recogió la previsión de la limitación de mandatos. Años más tarde, en la ley 11/2003, se trasladó la misma textualidad que en 1997. 

24 años Rodríguez Ibarra; Vara, cuatro

Pues bien, la nueva normativa aprobada ayer por la Asamblea de Mérida, en su artículo 8. 3 se recoge lo siguiente: "No podrá ser elegido presidente de la Junta de Extremadura quien ya hubiese ostentado este cargo durante dos mandatos sucesivos, salvo que hayan pasado cuatro años desde la terminación de su mandato y, sin que en ningún caso pueda ser elegido quien hubiera ostentado este cargo durante al menos ocho años". A efectos de cómputo, no contará esta primera legislatura de Monago, pues las leyes no pueden aplicarse con efecto retroactivo. 

El actual jefe del Ejecutivo es el tercero que ha gobernado en Extremadura. El socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra se mantuvo en el poder 24 años (de 1983 a 2007) y su sucesor, Guillermo Fernández Vara, cuatro (2007-2011). 

El estatuto, que se compone de 50 artículos, define las figuras de alto cargo, autoridad pública, cargo público, personal directivo y personal eventual y desarrolla los principios rectores y éticos de actuación. Se regulan además las prerrogativas, incompatibilidades y responsabilidad jurídica del presidente –aquí está la novedad de la limitación de mandatos y la reagrupación, bajo un mismo paraguas legal, de una legislación hasta ahora dispersa– y se limitan los privilegios de los expresidentes de la Junta. Finalmente, se regula "de forma sistemática y pormenorizada" el régimen de conflicto de intereses de los cargos públicos y las sanciones e infracciones aplicables a quienes lo incumplan. 

De la tramitación, que se ha desarrollado sin contratiempos, destaca la abstención final del PSOE. El texto final asume 19 de sus 27 enmiendas, más otras cuatro del PP. "Nos hemos abstenido porque la ley no aporta nada nuevo –explicaba ayer a infoLibreValentín García, portavoz de los socialistas en la Asamblea–. La novedad es la limitación de mandatos, con la que estamos a favor. Pero lo demás es corta y pega de otras leyes. Ni se endurecen las incompatibilidades, ni nada. Es una ley insulsa, que el PP se podía haber ahorrado". El PSOE sostiene que el debate sobre la restricción del mandato presidencial a ocho años "es políticamente intrascendente", porque "no importa a los ciudadanos", que están "más preocupados por los 160.100 parados" que reflejó la última Encuesta de Población Activa (EPA). 

"Travestismo político"

A los socialistas, desalojados del poder en 2011 tras 28 años en el Gobierno por la abstención de IU en la investidura de Monago, les subleva que el presidente sea pintado como el barón rojo, porque para ellos no es sino un trasunto de Alberto Ruiz-Gallardón. "Los dos padecen el travestismo típico de los que no quieren aparecer como muy de derechas". Como les rebela, sigue García, el "complejo de adanismo" que está extendido en el Ejecutivo del PP, intentando hacer ver que "todo es nuevo". 

Para Víctor Casco, diputado de IU, sin embargo, sí que hay elementos novedosos y sustanciales en el estatuto aprobado ayer. Primero, "la eliminación de las mochilas, de los complementos retributivos de los altos cargos", y que estos no puedan consolidar un nivel funcionarial superior cuando cesen de su puesto. Dos, la limitación de mandatos presidenciales. Y tres, la restricción de los "escandalosos privilegios" de los expresidentes, que estaban recogidos en la ley 3/2007, pactada entonces por PSOE y PP y el voto en contra de IU. La norma reservaba cuantiosos recursos materiales y económicos para los exjefes del Ejecutivo (gastos de oficina, tres personas eventuales, chófer y coche, asignación mensual, pensión...). Ahora, es la Asamblea de Extremadura la que asumirá los gastos de medios humanos y materiales de los expresidentes, y se les cubrirán dietas e indemnizaciones por gastos de viaje, estancias y traslados que les correspondan en actos en los que ejerzan funciones de representación a instancias de la Junta. 

Los socialistas también estaban "totalmente a favor" de la supresión de parte de los privilegios de los expresidentes. "Pero ni Juan Carlos [Rodríguez Ibarra] ni Guillermo [Fernández Vara] hicieron jamás uso de estas prerrogativas. Juan Carlos se ha jubilado con su pensión de profesor, por ejemplo. Y Vara... ya se ha visto su nómina [3.278,25 euros netos en enero de 2014] y su declaración de la renta".  

"Un antes y un después"

Los regionalistas de la coalición PREx-CREx –sus dos diputados se desgajaron el año pasado del Grupo Socialista– mantuvieron una posición también crítica, aunque votaron a favor. Su portavoz, Damián Beneyto, calificó el texto de "tremendamente farragoso" y sumario de cuestiones ya existentes, informa Europa Press. "Busca claramente un titular", reprobó. Y no es otro que la limitación de mandatos. 

El portavoz del PP, Miguel Cantero, elogió una ley que supondrá "un antes y un después" en la dedicación de los ciudadanos a la "cosa pública". Una iniciativa que contribuirá a la "regeneración democrática y política", que acaba con una época en la que los cargos públicos caminaban bajo "palio de santidad".

No a la propuesta de 100 litros de agua y 5 kilovatios/hora

La nueva norma, sin embargo, arranca lastrada por el informe preceptivo, pero no vinculante, del Consejo Consultivo de Extremadura, que dudaba que se pudiese aprobar por ley, sin reformar el Estatuto, la limitación de mandatos presidenciales. Los socialistas, de hecho, siguen creyendo que sería preciso tocar la carta estatutaria, pero no harán guerra de ello. IU considera que tal vez habría que incluirlo, y un buen momento sería si se acometiese por consenso la modificación de la legislación electoral.

El portavoz del PSOE, no obstante, insistió en que lo fundamental del pleno de ayer era su proposición para garantizar el suministro gratuito, al día, de 100 litros de agua y 5 kilovatios/hora de consumo eléctrico, que fue tumbada por el no del PP y la abstención de IU. Pedro Escobar, coordinador regional de la federación, argumentó que había que esperar a marzo, para ver si funciona el decreto de ayudas de emergencia social extraordinaria, más genérico y propuesto por su grupo en el pasado pleno. Los socialistas disponen en la Cámara de 28 diputados, por 32 del PP, 3 de IU y dos de PREx-CREx.

Herrera aplaude la iniciativa de Extremadura de limitar por ley el mandato de los presidentes

Herrera aplaude la iniciativa de Extremadura de limitar por ley el mandato de los presidentes

Más sobre este tema
stats