Igea: "La Junta de Castilla y León se ha convertido en un circo"

Francisco Igea, ex vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

Francisco Igea fue vicepresidente de Castilla y León en la pasada legislatura, cuando dio su apoyo a Alfonso Fernández Mañueco y rechazó un pacto con el PSOE para cambiar la orientación de la comunidad. Hoy se arrepiente de aquello. Y lanza duras críticas a lo que está pasando respecto al protocolo antiabortista impulsado por Vox: “Es un circo, una locura absoluta”.

Igea, de Ciudadanos, carga contra Mañueco, al que califica de “cobarde patológico”. Le acusa de no poner criterio y de no tomar decisiones, a la vez que subraya que el dirigente del PP piensa en el tema del aborto “tal cual Vox”. Cuestiona, asimismo, el papel del vicepresidente Juan García-Gallardo, de la ultraderecha. Lo dice alto y claro: cree que no está capacitado para que ocupe ese puesto y lo tacha de “soberbio” y “maleducado”. Apunta, como médico de profesión, que el plan es un “disparate” y un “despropósito”. Son días, reconoce, de “bochorno” para esta autonomía.

¿Cómo está viviendo lo que está pasando en Castilla y León?

Con bochorno. Esto se ha convertido en un circo, en el que el día que no es el insulto es el despropósito. Y lo de estos últimos días es una locura absoluta con un presidente que es incapaz de gestionar y de poner criterio y un socio de gobierno que utiliza la comunidad y sus instituciones para hacer de altavoz de campaña del populismo más irredento de Europa. 

¿Qué cree que ha pasado realmente? ¿Existió ese protocolo y ahora se han echado para atrás?

Ha pasado realmente, lo sabe todo el mundo. Sólo hay que ir a la página oficial de la Junta de Castilla y León, donde sigue colgada la nota de prensa de la Consejería de Sanidad, de Alejandro Vázquez (PP), en la que se anuncia el nuevo protocolo. No es una cosa que me invente o que diga o no García-Gallardo. Es que sigue colgada. Sólo hay que leer: se anuncia un nuevo protocolo. Que Gallardo habló con el consejero de Sanidad es evidente. Es una prueba fehaciente de que se ha hecho.

¿Cómo ocurrió?

Yo he sido portavoz y nadie baja a la rueda de prensa sin que el portavoz sepa de qué se va a hablar. Y no se baja si no se ha comentado ese día en el Consejo quién atiende a los medios y de qué se va a hablar. Lo que ha hecho Mañueco, como siempre, es delegar todo en el consejero de Sanidad. Este ha metido la zanca hasta la ingle y ahora no saben cómo sacarla. Yo ya registré a las 14.19 del jueves una pregunta diciendo que eso era ilegal. Mañueco siempre es así con el “a ver si pasa, a ver si pasa”, no vaya a ser que tenga que tomar una decisión. Luego todo es un despropósito. Y Gallardo sube cada vez la apuesta. La cosa se salió de madre. Feijóo está aburrido de este tema. Mañueco es incapaz de dar una rueda de prensa sin dar un argumento claro. No resolvió y tienen agarrado a su consejero. Iván Espinosa de los Monteros ha dicho que hay un acuerdo firmado y un papel. Veremos si no acaban saliendo más papeles.

La Junta de Castilla y León se ha convertido en un circo, una locura absoluta

Conoce mucho a Mañueco, de quien fue vicepresidente, ¿cómo es?

Primero, es un cobarde patológico. No es capaz de tomar decisiones bajo presión, no sabe. Durante la pandemia lo demostró una y otra vez. Cuando ocurren cosas, lo que hace es apagar el teléfono y no contesta. Es lo que ha hecho estos días. Es capaz de asesinar a los que tiene que asesinar como nadie, pero a largo plazo. Nunca en caliente, siempre en frío. Él ha apuntado lo que ha hecho Gallardo y seguro que llegará el día. Y es un hombre al que no le gusta la gestión. Su proyecto político es él mismo: seguir inaugurando la feria de ganado, recibiendo al rey, visitando Renault. Es su idea de la política. 

¿Pero Mañueco piensa igual que Vox?

¿A este respecto? Tal cual. No le molestó nada, esto no le parecía ni que pudiera ser un problema hasta que se montó la zapatiesta. Cuando yo lo estaba oyendo, no daba crédito. Y el portavoz, Carlos Fernández Carriedo, estaba allí y no lo deja pasar si no hubiera un acuerdo. Eso me confirma que sabían seguro lo que iba a decir.

¿Cree que aguantará este Gobierno de PP y Vox toda la legislatura?

No, no va a aguantar. Este Gobierno tiene muy complicado llegar a las autonómicas porque el castigo que está sometiendo a Feijóo es durísimo. Y hoy es una y mañana será otra. Y Feijóo se tiene que desmarcar. Pero hay un problemilla, Alfonso tiene muy complicado volver a romper un Ejecutivo y convocar anticipadas porque la gente le va a preguntar de qué va. Y no lo puede hacer de manera inmediata por los tiempos. ¿Por qué no lo ha hecho ahora que tiene una excusa buenísima? Primero, porque no ha aprobado la ley de medidas que tumbaron ellos mismos en diciembre y, segundo, si disuelve ahora, no puede ir a mayo. Tendría que aguantar hasta marzo. Porque ahora tendría que ir solo a marzo, y ahí solo se mata.

Fue un gravísimo error haber apoyado a Mañueco

Usted fue vicepresidente de la comunidad, ¿qué opinión le merece García-Gallardo?

No hace falta haber sido vicepresidente para tener opinión sobre semejante personaje. Lo dije en el hemiciclo, es una persona que no está capacitada para el puesto que ocupa. Es maleducado porque tiene baja tolerancia a la frustración. No está preparado, no tiene la mesura ni las lecturas suficientes para enfrentarse no a una Vicepresidencia, sino a un cargo que le exija responsabilidad, tensión y contacto social. Es una persona soberbia, muy incapaz de contenerse.

Como médico, ¿cuál es su opinión de ese protocolo?

Un despropósito. Ya lo ha dicho la Sociedad Española de Ginecología. No se hacen ecografías en tiempos tan tempranos, no existen indicaciones clínicas. Es una propuesta que no se basa en la mejora de la asistencia a las gestantes, sino en la voluntad política de marcar presión para evitar abortos. Y esa es la voluntad declarada del vicepresidente. Los facultativos estamos para hacer medicina y no política. Lo que se proponía raya en lo penalmente perseguible. Es lo que le ha dicho el Gobierno central. Todo es un disparate.

El Consejo de Ministros acordó este martes un requerimiento. Si llega finalmente al Constitucional, ¿cree que tumbaría ese tribunal el plan antiabortista?

Creo que no va a llegar. Primero, porque no se va a aprobar nada. Lo que ha dicho Mañueco, empujado por Feijóo, es que no va a haber un cambio de protocolo. Pero Espinosa de los Monteros ha dicho que hay un acuerdo para hacerlo. La interrupción voluntaria del embarazo está marcada por una legislación estatal. Ahí no puede entrar. Puede intentarlo en un cambio en protocolos asistenciales en el embarazo, pero tampoco le corresponde a la Junta. Esto no tiene posibilidad de salir adelante, de convertirse en un papel. Y el máximo responsable es el consejero de Sanidad, nunca debió haber aceptado esto y no debió dejarse meter semejante gol. Es una auténtica aberración. 

Vista la deriva del Gobierno autonómico, ¿se arrepiente de haber apoyado a Mañueco en aquella investidura y haber formado coalición con él?

Sí, ya lo he dicho muchas veces. Fue un gravísimo error. Esto demuestra a todas luces que el ciclo del PP está agotado en esta comunidad y que es urgente sacar a los populares. Necesitan irse al banquillo para descansar, pensar y airearse. Y no es el problema de que Mañueco sea un incapaz y un cobarde, que lo es, sino que nadie ha reaccionado en el PP de Castilla y León.

Luis Tudanca: “Feijóo y Mañueco se parecen: misma falta de escrúpulos y falsa moderación”

Luis Tudanca: “Feijóo y Mañueco se parecen: misma falta de escrúpulos y falsa moderación”

Más sobre este tema
stats