LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El trato de los diputados con los lobistas sigue oculto pese a la obligación de publicar las reuniones fijada en 2020

El futuro del PSOE

La incógnita de Sánchez: ¿se pueden ganar unas primarias sin el apoyo de los cuadros del partido?

Pedro Sánchez y Patxi López en un acto en septiembre de 2016.

Ibon Uría

La carrera por la Secretaría General del PSOE ya ha comenzado. Faltan aún cinco meses para el 39º Congreso Federal –que no está oficialmente convocado pero que se celebrará, según el calendario aprobado por el Comité Federal, el 17 y 18 de junio– y unos cuatro para las primarias –que serán en mayo–, pero el por ahora único precandidato –Patxi López–, la presidenta andaluza Susana Díaz, y el ex secretario general Pedro Sánchez van tomando posiciones.

Tras presentar su candidatura el pasado domingo, el exlehendakari López celebrará este sábado a mediodía un acto en su localidad natal, Portugalete (Bizkaia). En la intervención con la que oficializó su paso al frente, el también expresidente del Congreso reclamó un PSOE "de izquierda exigente" que sea algo más que un "analgésico" de las políticas de la derecha. También prometió recuperar el clima de respeto en el partido, unir a todos los socialistas y activar la militancia.

El precandidato aseguró este viernes en un vídeo que quiere comenzar en Portugalete un "viaje" con el objetivo de "unir al conjunto del PSOE para después unir al conjunto de la sociedad española" y recordó que fue en ese mismo lugar donde inició en 2009 su campaña a la Presidencia del Gobierno Vasco. "Decían que no era posible y conseguimos cumplir el sueño de miles de militantes socialistas que lo habían dado todo par que hubiera un lehendakari y un gobierno socialista en nuestro país", añadió en la grabación.

 

De momento el evento de este sábado en la localidad vizcaína es el único en su agenda. Sus colaboradores argumental que el aspirante tiene que combinar el trabajo en el Congreso, sus responsabilidades como destacado miembro del PSE –al que sigue "muy ligado" aunque no forme parte de la dirección– y la campaña a la Secretaría General. "Vamos poco a poco", dice un miembro de su equipo, que resalta que habrá más actos a medida que la fecha clave de las primarias se acerque: "Como primer paso ha querido volver a su agrupación a explicar por qué se presenta", añade.

Gira de Susana Díaz

En paralelo, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, recorrerá este fin de semana Castilla y León, una federación cuyo secretario general, Luis Tudanca, pertenece al sector crítico con la gestora, pero donde la división entre oficialistas y detractores de la dirección interina es evidente: en el Comité Federal que decidió la abstención, por ejemplo, Tudanca no consiguió imponer su posición y 12 de los 17 delegados castellanoleoneses votaron a favor de la abstención. Sólo él y otros cuatro miembros abogaron por el no.

La dirigente andaluza no coincidirá en su visita con el barón regional, que tiene el sábado a una jornada de trabajo en Fuensaldaña (Valladolid), programada desde antes que el viaje de la presidenta de la Junta. Díaz, de hecho, sólo hará parada en tres de las nueve provincias de la comunidad –Salamanca, Palencia y León–, donde los secretarios provinciales son favorables a las tesis de la gestora. La líder del partido en Palencia, Miriam Andrés, resaltó este viernes que Díaz acude en calidad de presidenta de la Junta y no de precandidata, y que fue invitada ya en diciembre para "levantar el ánimo de la militancia".

Aunque lleva meses ejerciendo de líder del PSOE en la sombra, Díaz no ha anunciado su candidatura oficialmente. Sus colaboradores aseguran que todavía no se ha decidido a competir por la Secretaría General y afirman que no se pronunciará hasta que el Comité Federal se reúna, a finales de marzo o principios de abril, para convocar oficialmente el Congreso y marcar en el calendario la fecha de las primarias. Ese es el plan, al menos por ahora. Su equipo destaca asimismo que "no teme la competición", que "da por hecho que habrá varios candidatos" y que decidirá con independencia de lo que hagan Patxi López y Pedro Sánchez.

Lo que sí ha hecho esta semana la líder del PSOE de Andalucía es recoger múltiples elogios de destacados cargos del partido. "Es una obviedad que es un referente" para los socialistas de toda España, dijo el secretario de Organización de la federación andaluza, Juan Cornejo. "Valora a la gente que quiere comerse el mundo y que quiera jugar a lo grande", apuntó Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha. "Susana Díaz suena a ganadora. Es un cañón comunicando", añadió el extremeño Guillermo Fernández Vara. Son sólo algunos ejemplos.

Sánchez, sin apoyos orgánicos

Lo cierto es que, a día de hoy, los barones territoriales socialistas se dividen en dos grandes grupos: los que apoyan a Susana Díaz y los críticos, en su mayoría defensores de Pedro Sánchez hasta su caída de Ferraz y ahora realineados en el frente de Patxi López. En el primer grupo figuran todos los presidentes autonómicos del PSOE salvo la balear Francina Armengol: García-Page (Castilla-La Mancha), Puig (Comunitat Valenciana), Vara (Extremadura), Lambán (Aragón) y Javier Fernández (Asturias). También está la cúpula del PSOE canario, ahora pilotado por una gestora.

En el sector crítico, mientras tanto, están alineados –además de Armengol– la presidenta de la gestora gallega, Pilar Cancela; la vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos; la líder del PSE, Idoia Mendia; la navarra María Chivite; el ex secretario de Organización y número uno del partido en La Rioja, César Luena; la madrileña Sara Hernández, Luis Tudanca (Castilla y León) y Rafael González Tovar (Murcia). El PSC, finalmente, se mantiene oficlamente neutral, fundamentalmente para no dar argumentos que provoquen la expulsión de sus afiliados del censo de las primarias.

Sumelzo asegura que los diputados del 'no' "están con Sánchez y su coherencia"

Sumelzo asegura que los diputados del 'no' "están con Sánchez y su coherencia"

La amplia mayoría de estos dirigentes, que apoyaron a Sánchez, respaldan ahora a Patxi López. Algunos, como Hernández, Mendia o Armengol ya han expresado en público su apoyo al exlehendakari. Otros, como Cancela o Chivite, guardan silencio a la pregunta de si están con a López o con Sánchez. En el primero de los casos porque la federación gallega está presidida por una gestora y atraviesa una situación de división interna que hace poco aconsejable para su líder "meterse en marrones", según fuentes del PSdeG, y en el segundo porque muchos cargos del PSOE navarro –como el secretario de Organziación, Santos Cerdán–, respaldan a Sánchez.

La cuestión, en todo caso, es si Sánchez puede competir con unas mínimas garantías en las primarias sin apoyos orgánicos. Tras casi dos meses en la sombra, el exlíder reaparecerá el próximo sábado 28 de enero en un acto con afiliados en Sevilla. Es la primera parada de una serie de actos –aunque por ahora no hay más confirmaciones– con los que quiere "escuchar a la militancia" y comprobar qué nivel de apoyo tiene. Su equipo sigue confiando en que pueda jugar la baza de las bases, e insiste en que los aparatos regionales no son capaces ya de "dirigir" el voto de los afiliados. 

"Es verdad que las cosas han cambiado mucho, incluso desde 2014", señaló esta semana a un grupo de periodistas un presidente autonómico alineado con la gestora, que reflexionaba sobre qué "capacidad de prescripción de candidatos" tienen los cargos del PSOE. "En las ciudades está todo por ver, porque todo ha cambiado muy rápido. En los pueblos sí que mantienen esa capacidad", agregó. "Lo que tengo claro es que no he visto nunca tanta crispación", zanjó.

Más sobre este tema
stats