Elecciones europeas

IU aprueba el llamamiento a Anova y Chunta para que sumen a una lista única para las europeas

Cayo Lara y José Luis Centella minutos antes del comienzo de la reunión del Consejo Político Federal de IU, el pasado 28 de septiembre.

Una declaración política puede o no servir para desatascar las negociaciones, pero al menos pone negro sobre blanco las intenciones explícitas de un partido, máxime si recibe un amplio respaldo. Bajo ese prisma hay que enfocar el gesto que la dirección de Izquierda Unida quiso solemnizar ayer: redactar un llamamiento expreso a Anova y Chunta Aragonesista (CHA) para animarlas a que se sumen a una candidatura única para las europeas de mayo de 2014, convencida de que "únicamente la unidad política y electoral" permitirá alcanzar "la suficiente mayoría en las instituciones europeas" y ofrecer una "alternativa" a los ciudadanos. Gesto que se explica por las reticencias encontradas en ambas formaciones, no enteramente atribuibles a discrepancias con la federación de Cayo Lara, sino también a división de opiniones interna. 

El Consejo Político Federal de IU, su peldaño de poder más alto, y que forman más de 200 dirigentes, discurrió ayer sábado sin incidencias. Con una calma reconocida por todas las familias y lejos de las escaramuzas que coparon la anterior reunión, en mayo, donde se colaron las cuitas de la federación madrileña. La cúpula había diseñado la cita de este sábado para impulsar el "salto cualitativo" que IU debe emprender a partir de ahora: trabajar "en serio" para construir una "alternativa de gobierno", visualizar que IU puede llegar al Gobierno y es responsable para gobernar. O sea, sacudirse la cultura de oposición. 

IU es consciente de que se dirige hacia un nuevo ciclo electoral, el que afronta quizá con mejores expectativas. Y arranca en nada, con las europeas de 2014. Para ellas, la federación ya llamó solemnemente a partidos, movimientos sociales y activistas a conformar juntos una candidatura amplia y plural, para lo que pidió a todos sus interlocutores a aparcar "recelos, desconfianzas e intereses particulares" en pro de los intereses del "pueblo". 

Eso ocurrió en mayo. Desde entonces IU ha mantenido diversos contactos. Con Equo e Izquierda Anticapitalista, como preveía, las posibilidades han mermado. En el caso de la formación verde de Juan López de Uralde y Reyes Montiel, entiende que el portazo ya es "definitivo" y que no hay nada que hacer, porque Equo tiene claro que confluirá con sus aliados más próximos, Compromís en el País Valencià e Iniciativa Verds en Baleares. No ha habido, de hecho, más encuentros que el de julio

El esfuerzo negociador se centra ahora en Chunta, que preside José Luis Soro, y Anova, el partido escindido del BNG en 2012 y liderado por el histórico Xosé Manuel Beiras. Ambas mantienen relaciones institucionales con IU. Con la segunda, forma Izquierda Plural en el Congreso. Con la segunda, comparte el grupo de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) en el Parlamento de Galicia.  La alianza con las dos fuerzas ayudaría a IU a proyectar la imagen que tanto persigue: una Syriza española, capaz de encaramarse al segundo puesto de la tabla. 

El empujón de Yolanda Díaz

Pero las cosas no están siendo tan sencillas como se podía esperar. Anova, como reconocen en su dirección, vive "diferencias internas" entre quienes prefieren al BNG como socio y los que se inclinan por dar continuidad a AGE. Y CHA sopesa reeditar su alianza de signo independentista con ERC, EH Bildu y BNG, caminar del lado de Compromís-Equo o pactar con IU e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). 

Estas coordenadas explican el desarrollo del Consejo de ayer, 28 de septiembre. Yolanda Díaz, coordinadora de Esquerda Unida –EU, las siglas gallegas de IU– y una de las más entusiastas defensoras de la convergencia con Anova, reclamó ante sus compañeros que apoyaran un llamamiento expreso a las izquierdas de las "nacionalidades históricas", para dar un empujón al proceso negociador. No hubo disensiones y Lara recogió esa propuesta. Poco después de acabada la reunión, el núcleo duro de la cúpula, comandado por el secretario de Organización, Miguel Reneses, perfilaba el texto completo, que se incorpora por tanto al informe político del coordinador, entre las tareas que IU debe afrontar en los próximos meses. El balance de gestión de Lara fue apoyado por 105 votos a favor (87,5%), 7 en contra y 8 abstenciones. 

El texto, al que ha tenido acceso infoLibre, recuerda que la federación viene trabajando en la construcción de un "amplio bloque social y político que convierta en mayoría política y electoral a la mayoría social" que sufre el "desmantelamiento" del Estado del bienestar y de la democracia. Subraya que IU seguirá trabajando para que cristalice "una gran coalición electoral contra las políticas neoliberales que marca la troika en Europa". Una alianza "forjada entre todos los colectivos y fuerzas políticas" que comparten la necesidad de defender "un Estado social y plenamente democrático que frene a la actual Europa neoliberal, atlantista y antisocial, reivindicando la recuperación de la soberanía de los pueblos". 

La federación aborda las elecciones a la Eurocámara como un momento trascendental, parangonable a los "años de confrontación de la II República contra el fascismo". Por eso, los comicios de mayo deben "dar lugar a una nueva mayoría de la izquierda del Estado". En otros términos, IU no pretende crecer un poco, sino que busca plantar cara al sistema. 

Lista que evidencie "el agotamiento" del modelo

Y tras el exordio, la parte mollar: "Nos dirigimos también y expresamente a aquellas fuerzas políticas y sociales en especial de las nacionalidades históricas del Estado, que se reclaman de la izquierda nacionalista y antineoliberal, que tengan en la lucha contra las políticas de la troika su prioridad, desde el convencimiento [de] que únicamente la unidad política y electoral de todas estas fuerzas, junto a IU, principal fuerza política de la izquierda transformadora y federalista, nos permitirá alcanzar la suficiente mayoría en las instituciones europeas, así como ofrecer a la ciudadanía de todos los pueblos del Estado una alternativa que sea políticamente mayoritaria en dichas elecciones". Una alternativa, culmina, que evidencie el "agotamiento" del modelo de la Transición y del bipartidismo, "que hoy es masivamente rechazado por los ciudadanos". 

Aunque el documento hable de las izquierdas de las "nacionalidades históricas", se dirige claramente a Anova y Chunta, como reconocían abiertamente en la dirección sin ambages. Porque hay que vincular este llamamiento expreso y directo con el calendario: el pasado martes se celebró el primer encuentro entre IU y CHA, y pasado mañana se producirá la reunión con la formación de Beiras. La declaración política del Consejo, por tanto, viene a rodear y lanzar esa serie de entrevistas. 

Oferta al número dos de Anova, Martiño Noriega

En el almuerzo con CHA participaron Reneses –el encargado de dirigir las negociaciones– y el coordinador en Aragón, Adolfo Barrena, y por parte de los nacionalistas, Juan Martín, secretario general, y Juan Campos, vicesecretario general de Relaciones Institucionales. IU se mostraba "optimista" y consideraba que se habían producido avances, aunque todavía no hay nada cerrado. Fuentes del aparato de Chunta señalaron a este diario que se trataba de "un primer contacto", al que "probablemente" seguirán más. Pero por ahora, advertían, "no ha cambiado nada", y las alternativas más fuertes siguen siendo la coalición con ERC y EH Bildu y la confluencia con Compromís-Equo.

Respecto a Anova, IU observa una mayor predisposición al pacto por parte de Beiras y de su número dos, Martiño Noriega, alcalde de Teo (A Coruña). El partido gallego desea que se combine la cuestión identitaria y la componente antitroika. IU, para facilitar el acuerdo, está dispuesta a que quien encabece la candidatura en Galicia sea el propio Noriega, como confirmaron a este periódico fuentes próximas a los negociadores. 

¿Tercera nominación de Willy Meyer?

La lista a las europeas se puede regionalizar, imprimir en Cataluña o Galicia una plancha que contenga sólo los aspirantes catalanes o gallegos, pero no deja de ser un truco, porque la circunscripción es única. Sobre el número uno, no hay todavía nada oficial, pero de puertas para adentro varios dirigentes anticipan que cada día está más segura la postulación de Willy Meyer.

Pero este atesora dos mandatos consecutivos como eurodiputado y requeriría un 60% de los votos de sus compañeros para una tercera nominación, según prescriben el artículo 88. 3 de los estatutos federales. Algo que no todos en IU dan por seguro, pese al importante respaldo orgánico que obtendría Meyer, en especial del PCE y de la federación andaluza, de la que procede. 

IU seguirá con el diálogo de cara a europeas mientras trabaja en otros importantes actos de agenda política para los que ayer se puso fecha provisional. Entre ellos, una gran movilización de contestación a las políticas de Mariano Rajoy, el 23 de noviembre. Y una semana más tarde, el 30 de noviembre y 1 de diciembre, la conferencia monográfica sobre el modelo de Estado, donde la organización perfilará su concepto de España "plurinacional y federal". Hay que sumar el XIX Congreso del PCE (15-17 de noviembre) y el IV Congreso del Partido de la Izquierda Europea (13-15 de diciembre). 

La izquierda alternativa propone a Tsipras como líder de la Comisión Europea

La izquierda alternativa propone a Tsipras como líder de la Comisión Europea

Más sobre este tema
stats