Conflictos en IU

IU sigue sin encontrar una solución a su guerra interna en Madrid

Cayo Lara y Alberto Garzón, durante la primera sesión del debate del estado de la nación, este 24 de febrero de 2015.

Todas las partes invocan la voluntad de acuerdo, pero ese acuerdo no ha llegado. No aún. El conflicto en Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) continúa abierto, con el peligro de segunda ruptura asomando. Dos reuniones celebradas este miércoles en la sede federal, ambas presididas por el equipo de Cayo Lara, primero con el sector crítico madrileño y después con la dirección regional, sirvieron para constatar las profundas diferencias entre los dos bloques sobre la política de convergencia y la forma de materializar la candidatura municipal, que por ahora –y es importante esta precisión– encabeza Mauricio Valiente. Y el tiempo se agota. Las siguientes 48 horas serán vitales. También para conocer el nombre del sustituto de Tania Sánchez como cabeza de cartel para el Gobierno autonómico, y el nombre que suena con más fuerza es el del poeta Luis García Montero, aunque él no ha dado su

El Consejo Político Federal (CPF) de IU, su máximo órgano de poder, fijó el sábado pasado la hoja de ruta de la confluencia. De allí salió una resolución que echaba un cable a Valiente: permitía que la alianza se forje con otras fuerzas y movimientos sociales a través de cualquier fórmula legal. No sólo mediante la coalición electoral, la vía defendida a capa y espada por IU-CM. Se abrió la mano a la posibilidad del partido instrumental. Esa opción es la pactada y cerrada por Ganemos y Podemos, y la que está de hecho en marcha. Valiente y su grupo –Cambiar Madrid– apuestan por la convergencia en la capital "hasta el final", sin parar. Y se agarran tanto a que esa es la política que enarbola IU federal como la que el candidato defendió –junto a Tania Sánchez, que abandonó la formación a principios de febrero– en las primarias en las que arrolló a la aspirante oficialista y amparada por la vieja guardia de IU-CM, Raquel López. 

La resolución reconocía, pues, la "existencia de realidades diferentes en la construcción de la convergencia como las que se están produciendo en las ciudades de Pontevedra, Ourense, Santiago y otras de Galicia, así como en la ciudad de Madrid" y abogaba por la "confluencia electoral para las próximas elecciones que supongan una alternativa real al bipartidismo y la emancipación real de la ciudadanía y que sean aceptados, mediante referéndum entre la militancia de los espacios implicados". Este asunto, la consulta a las bases, es ahora el foco de discrepancias. Además, el CPF aprobó la creación de una comisión de desarrollo, apoyo y seguimiento de los procesos de convergencia, integrada por los secretarios de Organización (Adolfo Barrena), Finanzas (Lola Sánchez), Institucional (Montse Muñoz), Política Municipal (Manuel Fuentes), Convergencia (Lara Hernández) y el coordinador de la Presidencia Federal, José Luis Centella. 

"De acuerdo con lo que dice la resolución del CPF"

La dirección colegiada de IU-CM, que integran siete miembros, y en la que no se sienta el sector crítico, acordó el pasado lunes pedir una reunión con la cúpula federal para aclarar la ejecución de la moción del Consejo Político. Como pudo confirmar infoLibre, tuvo lugar este miércoles a mediodía. Acudieron los representantes de Lara –todos, menos Lola Sánchez y Montse Muñoz, sustituida por un hombre de su confianza, Antonio Cortés– y otros cinco responsables madrileños (Libertad Martínez, Carlos Gutiérrez, Carlos Paíno, Miguel Ángel Gómez y Pepa Merín). Un encuentro que algunos asistentes definieron como "muy tenso". Justo antes, habían pasado por la sede federal Mauricio Valiente y dos de sus afines: el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, y la candidata de Getafe, Vanessa Lillo. 

La cúpula federal expuso, como explica a este diario Barrena, que el referéndum a la militancia de IU en la capital debe hacerse, "de acuerdo con lo que reza en la resolución del Consejo", cuando esté listo "el resultado del proceso de convergencia". Es decir, que se debería preguntar a las bases una vez que se hayan cerrado todos los flecos de la negociación con Ganemos y Podemos. Toda la letra pequeña. Desde la financiación de la campaña, los recursos, los espacios electorales o lo que ocurra con el partido instrumental tras los comicios del 24 de mayo. Según Barrena, esas conversaciones "no se han cerrado aún", de modo que habría que esperar a convocar el referéndum. "Eso es lo que pensamos que hay que hacer, porque así se acordó el sábado", insiste el secretario de Organización. 

La comisión colegiada de IU-CM, sin embargo, considera que hay que preguntar a los en torno a mil afiliados de Madrid ciudad "cuanto antes, mejor", como señala una dirigente de peso y muy próxima a los todavía portavoces en el Ayuntamiento y la Asamblea, Ángel Pérez y Gregorio Gordo, expulsados de IU el pasado viernes. "Queda muy poco tiempo, y la semana que viene entramos en marzo", y el 31 se convocarán las elecciones. Premura que también piden otros dos miembros de la dirección regional, Carlos Gutiérrez y Pepa Merín. IU-CM no se opone a hacer un referéndum a posteriori (como quiere el federal), pero considera que hay que consultar a las bases ya para "pulsar su opinión" y que estas expresen su parecer sobre el marco de entendimiento validado por Ganemos, Podemos y Equo.

Las condiciones de Cambiar Madrid

En la cúpula colegiada ha sentado mal que quien ha llevado las riendas de la negociación en el espacio de confluencia "haya sido Mauricio Valiente, que sólo es un candidato, no representa a la dirección, y sin que le haya dado cuenta de esas conversaciones". "Eso es lo más grave", observa Merín. Ella y Gutiérrez denuncian igualmente que hay una "representación ridícula de IU" en la coordinadora de Ganemos: "Sólo dos personas, Fabio Cortese y Lara Hernández, no autorizadas por la dirección". En el entorno de Hernández, responsable muy próxima a Alberto Garzón, insisten en que esa coordinadora no ha sido ratificada aún. 

Cambiar Madrid está de acuerdo con que el referéndum se posponga y se celebre una vez cerrado el acuerdo, tal y como indican fuentes próximas al líder del Partido Comunista de Madrid, Álvaro Aguilera, principal cabeza orgánica del sector crítico. Pero, sobre todo, el grupo quiere, y así se lo expuso al equipo de Lara, que la consulta sea "tutelada" por la dirección federal, ya que no se fía de que el proceso se haga "con total limpieza" por parte de IU-CM. "Si el proceso es limpio y democrático, responde al cambio que ordenaron las primarias, y no está organizado por Madrid, acataremos el resultado. Pero la dirección está en sus trece", indicaron estas fuentes. Cambiar Madrid no reconoce a los órganos regionales y juzga que está haciendo todo lo posible para "boicotear" el proceso de convergencia con Ganemos. Por eso Valiente y los suyos insisten en que irán hasta el final y nada les detendrá: participarán en las primarias de la plataforma municipalista. Si no hubiese acuerdo, los críticos están dispuestos a organizar ellos mismos un referéndum la próxima semana. "Creo que lo podemos hacer en las mejores condiciones", dijo Valiente, en declaraciones a los medios. 

Desde la comisión colegiada se subraya que el referéndum, "como ocurre con otras federaciones, como Galicia", "ha de convocarlo y organizarlo" IU-CM, aunque está dispuesta a "compartir la gestión con el federal, a ir acompañada de él", según Merín. "Si el federal quiere seguir el proceso, estar informado, seguro que se busca la fórmula más sensata para todos. Si con ello conseguimos que Mauricio se incorpore a los órganos, habrá modo de que el federal pueda certificar", sostiene Gutiérrez. 

"Tutela", ¿sí o no?

Barrena, mientras, evita emplear la palabra "tutelar". "El federal tendrá que hacer lo que acordó el Consejo. Que la comisión de seguimiento apoye, desarrolle, ayude", apunta. Sin embargo, otros dirigentes federales asistentes a la reunión entienden que la única vía de salida es que Olimpo "tutele" el referéndum, para garantizar la participación de Cambiar Madrid. 

El problema es que hay muy poco tiempo ya. Este viernes, se celebra el Consejo Político Regional (CPR), que previsiblemente convocará el referéndum, aunque después sean los órganos de Madrid ciudad los que "concreten" la reglamentación de la consulta. Todas las partes reconocen que llegar a un acuerdo es, por el momento, un objetivo "difícil", aunque sería lo deseable para evitar una nueva fractura después de la marcha de Tania Sánchez y los suyos –según dicen en IU-CM, se han dado de baja "entre 60 y 70 militantes"–. Porque en caso de quiebra, la federación madrileña podría nombrar a un nuevo aspirante a la Alcaldía ("el único, hoy, es Mauricio", remarcan fuentes de la comisión colegiada), lo que podría conducir a la cúpula de Lara a elegir entre el sector crítico o el oficialista. "Estamos esperanzados en poder llegar a un acuerdo. Otra cosa es lo que tardemos. No sé si llegaremos a desbloquear el conflicto", apunta Barrena. 

A fin de evitar el peor escenario, se prevén nuevas conversaciones en las próximas horas. Según un asistente a la reunión, miembro de la confianza de Lara y que rechaza ser citado, se intentará que cada una de las partes "no tomen decisiones de forma unilateral", con el objetivo de que no se den más pasos hacia la fractura. 

García Montero, sólo "candidato de unidad"

Del CPR también tendría que salir el nuevo candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. El nombre que cuenta con más posibilidades ahora mismo es el de Luis García Montero, planteado de forma creciente por los militantes en las asambleas de base y del gusto de todos los sectores de la dirección colegiada. "No he encontrado a nadie que diga que no –dice una dirigente de la cúpula regional–. Sería un bombón de candidato y creemos que ayuda a situar a IU en la mejor de las condiciones". La dirigente calcula que, hasta el Consejo, la inmensa mayoría de las bases se habrán pronunciado a favor de la propuesta. 

Desde Cambiar Madrid, de entrada, no censuran el nombre. "No hay mimbres para decir sí o no, no hay condiciones para aceptar a Luis. No es una mala propuesta, pero lo que no nos gusta es lo que hay detrás, quién le apoya. Luis no puede ser un candidato de parte. Si es un candidato de todos, y para interlocutar con otros sectores, para la convergencia, nos lo podríamos plantear", señalan fuentes de este sector. 

García Montero, militante de IU y dirigente de Izquierda Abierta, el partido que a nivel federal colideran Gaspar Llamazares y Montse Muñoz, aún no ha dicho , pese a las numerosas presiones recibidas en los últimos días. En su círculo más cercano subrayaban este miércoles que no dará una respuesta al ofrecimiento de IU-CM hasta el sábado, pasado el Consejo Regional. E insistían en que sólo aceptará si es un "candidato de unidad, y no de una parte". 

IU aprueba una estrategia electoral que centra el ataque en PP y PSOE y evita el choque con Podemos

IU aprueba una estrategia electoral que centra el ataque en PP y PSOE y evita el choque con Podemos

Más sobre este tema
stats