El futuro de la izquierda

Izquierda Abierta se enfrenta a IU y pide datos de financiación de todos los partidos de la coalición

Foto de archivo del portavoz de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares.

Izquierda Abierta (IzAb) pidió este viernes a la dirección federal de IU que les informe sobre sobre la financiación y el patrimonio de los partidos de la coalición, así como su gestión y formas de adquisición. Así, la formación de Gaspar Llamazares ha reclamado por carta una auditoría sobre los ingresos que hayan recibido estos partidos, "especialmente el PCE". 

De este modo, la Ejecutiva Federal de IzAb "conocer las formas de financiación de los partidos integrantes, el patrimonio de cada uno de ellos, su gestión y forma de adquisición". En este sentido, el partido ha pedido a su vez una auditoría sobre los ingresos que hayan recibido los distintos partidos de IU, "especialmente el PCE, así como las aportaciones de los cargos públicos de IU durante los últimos 10 años", según establece la misiva.

La carta de Izquierda Abierta, a la que ha tenido acceso infoLibre, es una respuesta al último movimiento de Izquierda Unida, que el pasado mes de junio decidió retirar retirar su asignación económica a los de Llamazares por romper los estatutos de la coalición, algo que el partido considera "un claro ataque a la pluralidad interna" y una acción "más dirigida a aniquilar todo aquello que no coincida expresa y nítidamente con la mayoría". En este caso, la formación se ha enfrentado en varias ocasiones a la dirección de IU, como cuando rechazaron la unión con Podemos para las generales de 2016 o cuando trataron de competir electoralmente con la coalición (razón por la cual les cortaron el grifo económico).

Así, IzAb considera que las medidas tomadas fueron "arbitrarias", aseverando que se trataban de "otro hito en la persecución de la libertad de expresión interna". Ya hace unas semanas, Llamazares acusó al secretario de Organización del PCE, Fernando Sánchez, de sembrar la duda sobre su organización con "la sospecha" de que Izquierda Abierta pretendía presentarse a las elecciones gallegas –a través del partido Actúa– contra En Marea, en la que se integra IU.

Así, el artículo 31.4 de los Estatutos de IU recoge: "La integración de un partido u organización política en IU supone su reconocimiento como realidad política y organizativa de IU. En consecuencia, no podrá admitir que sus afiliados y afiliadas militen en otros partidos u organizaciones políticas no integradas en IU. Asimismo, esta integración supone también su derecho a participar de la financiación pública que esta recibe en contraprestación a su renuncia a presentarse a procesos electorales". No obstante, los de Llamazares sostienen que la suspensión no preservó "los más mínimos de derechos de audiencia y garantías".

Nueva reunión de la dirección federal

En la carta emitida este viernes, Izquierda Abierta ha pedido reunirse de nuevo con la dirección federal de Izquierda Unida –con quien ya se han visto dos veces a lo largo de las últimas semanas–, a quien reclaman una medida de todo punto desproporcionada" y que "no tiene precedentes en la vida y convivencia interna". Los de Llamazares, que reclaman una presunta injusticia en la actitud de IU, sostienen que la dirección ha pretendido generar un "conflicto de IU contra IzAb".

De este modo, la Ejecutiva Federal de Izquierda Abierta, reunida el pasado 10 de julio, ha avisado a IU de que adoptará "todas las medidas necesarias" para defenderse de "una clara agresión para impedir el legítimo desarrollo de su actividad política".

IU suspende la asignación económica a Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares

IU suspende la asignación económica a Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares

Más sobre este tema
stats