El caso del pequeño Nicolás

El jefe de la Policía, sobre los comisarios Villarejo y Martín-Blas: “Veo en la prensa cómo me filtran unos o cómo me filtran otros”

El 'pequeño Nicolás', este viernes tras abandonar los juzgados de la plaza de Castilla.

El levantamiento del secreto que pesaba sobre una parte del caso del Pequeño Nicolás, justamente aquella donde el juez investiga la grabación y posterior publicación –la web Información Sensible ofreció la primicia e infoLibre, la grabación– de una reunión de altos cargos policiales y miembros del CNI, ha dejado a la luz la crudeza y el carácter inaudito de la ya larga guerra interna que vive la cúpula del Cuerpo.

En medio del escándalo desatado al desvelar el diario digital Público que el ministro del Interior buscó con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña cómo obtener rédito político de investigaciones a dirigentes independentistas, el sumario del caso del Pequeño Nicoláscaso del Pequeño Nicolás, o caso Nicolay, destapa los navajazos que se han ido asestando las facciones policiales enfrentadas. Y, también, el uso de los medios de comunicación en favor de sus intereses. Un ejemplo literal, extraído de la declaración judicial que en noviembre prestó el jefe de la Policía, el hasta este jueves DAO (Dirección Adjunta Operativa) Eugenio Pino, lo ilustra: "Veo en la prensa -dijo Pino- cómo me filtran unos o cómo me filtran otros, y no hago excepciones, y esa es mi gran preocupación".

Jubilado este jueves, al decir "los unos o los otros" Pino se refería por un lado al controvertido comisario José Villarejo, hombre de su confianza, persona vinculada a la web Información Sensible y quien ha aparecido públicamente asociado a distintas investigaciones bajo sospecha. Y por otro, a Marcelino Martín-Blas, que era jefe de Asuntos Internos cuando aquella reunión de policías y agentes del CNI fue grabada en su despacho –octubre de 2014– y que ahora dirige la comisión judicial que investiga precisamente aquella grabación en la que él mismo consta como afectado.

En esa declaración, Pino le dice al juez algo más sobre Villarejo y Martín-Blas: que ambos mantienen una "enemistad personal, manifiesta e irreconciliable". Y que esa es la razón por la que pone "en cuarentena cualquier cosa que diga uno sobre otro".

Cuando el enfrentamiento entre Villarejo y Martín-Blas por el caso Nicolay se hizo patente tras la difusión de aquella reunión que fue grabada, el DAO Eugenio Pino no los convocó a ninguna cita conjunta. El juez le preguntó con sorpresa por qué. Y el jefe policial dio una respuesta inesperada en mandos oficiales: "Pues entre otras cosas porque no se pueden ver Marcelino y Villarejo. ¿Qué quiere usted, que en mi despacho se peguen entre los dos?".

Martín-Blas sostiene que Villarejo se concertó con Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás que se jactaba de haber trabajado para el CNI y de tener contactos en las más altas esferas del Gobierno. En el polo opuesto, Villarejo acusa a Martín-Blas de fabricar pruebas falsas y alterar la investigación en varios casos de corrupción.

El líder de Podemos pide "limpiar las instituciones de tipos siniestros" y reconocer a las víctimas del franquismo

El líder de Podemos pide "limpiar las instituciones de tipos siniestros" y reconocer a las víctimas del franquismo

Más sobre este tema
stats