La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

Manifestaciones

Madrid se tiñe de violeta para denunciar las violencias machistas

Las calles de Madrid han acogido este sábado a miles de personas que se manifestan en la primera gran movilización nacional contra las "violencias machistas".

Miles de personas –100.000 según los organizadores– recorrieron este sábado algunas calles del centro de Madrid en la primera marcha estatal contra las "violencias machistas", una multitudinaria manifestación que arrancó a mediodía del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para exigir que la lucha contra el "terrorismo machista sea una cuestión de Estado" y pedir "que se desarrolle e implemente el Convenio de Estambul y el cumplimiento de las recomendaciones del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw) y que se reforme la ley 1/2004 para que estén reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres". 

"Las violencias machistas suponen la manifestación más violenta de la desigualdad de género y suponen la más grave violación de los derechos humanos de las mujeres que padece nuestra sociedad". Tras estas palabras, de la boca de Ángela González Carreño –madre de una niña de 7 años asesinada por su padre maltratador–, recogidas en el manifiesto de convocatoria, comenzaron a caminar las más de veinte mujeres víctimas de violencia de género que sostenían la pancarta que encabezaba la marcha, en la que se podía leer el lema de la convocatoria: Contra las violencias machistas. Unos primeros pasos que fueron acompañados por diferentes consignas que se escucharon a lo largo de todo el recorrido –"¡Disculpen las molestias, nos están asesinando!", "¡Vosotros machistas sois los terroristas!" o "¡No son locos, son asesinos!", entre otras–. 

La marcha, organizada por 380 organizaciones feministas a nivel territorial y 70 a estatal y a la que confirmaron su asistencia más de 20.000 personas procedentes de todas las partes de España en un total de 268 autobuses, también recibió el apoyo de sindicatos, partidos políticos y diferentes organizaciones sociales. Los organizadores del evento aseguraron que más de 600 viajeros se han acogido al descuento del 30% que RENFE ofreció a las personas que quisieron trasladarse en tren a la capital para acudir al evento. "Vamos a llenar Madrid y Madrid va a vibrar", apuntó una de las representantes del comité organizador, Elena Lebrato, el pasado viernes. Y las previsiones se cumplieron. Miles de personas, vestidas de violeta y con carteles y pancartas tajantes contra la violencia marchista –"Hola, ¿hay alguien ahí? Nos están matando", "Ya seas cura o imán, a la mujer igualdad", "No es moral, ni es amar, el maltrato soportar", entre otros–, acompañaron la marcha por el centro de la capital.

Cabecera de la manifestación. | EFE

"La mujer está infravalorada a todos los niveles, no sólo en el aspecto doméstico. Nos faltan casi más de dos siglos para equipararnos laboralmente al hombre", señaló en declaraciones a infoLibre Mariví Ibarrola, fotoperiodista y profesora universitaria. "Los hombres está bien que estén aquí, sobre todo para que tomen conciencia, pero en realidad quienes tienen que protagonizar y llenar las calles son las mujeres. En el momento en que muchas más mujeres sean conscientes de lo que está pasando, daremos la vuelta a esta situación", añade Lucía García Cobo, que en la década de los 90 estuvo muy vinculada al movimiento feminista.

Ambas coinciden en que la violencia machista es una cuestión de Estado, otra de las reivindicaciones de la movilización: "Tiene que haber políticas de igualdad. Resulta que yo tengo que trabajar nueve años más para conseguir la misma jubilación que un hombre, no llego a estar en ningún puesto de mando...", señala la fotógrafa, cámara en mano. "Claro. Fíjate que cuando se habla de terrorismo sí que es una cuestión de Estado, se sale a la calle y hay que poner el dinero sobre la mesa. Pero sin embargo mujeres van asesinadas más que en esa situación de terrorismo y no hay el mismo tratamiento", completa García Cobo.

La manifestación discurrió a lo largo de la mañana por el Paseo del Prado y la Gran Vía hasta finalizar en Plaza de España con una nueva lectura del manifiesto en varias lenguas. La marcha hizo, además, una parada frente al Ayuntamiento de Madrid, engalanado con una pancarta con el lema del evento. Allí, frente a la Cibeles, que la noche del viernes, al igual que otros edificios por toda España, se iluminó de violeta, se depositaron flores del mismo color, una acción coordinada por Generando Arte. 

Respaldo político y sindical

El acto recibió el respaldo de todos los partidos políticos, incluídos PP, Ciudadanos –asistió su portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís– y UPyD –fue el candidato de la formación a la Presidencia del Gobierno, Andrés Herzog–, que un día antes todavía no habían confirmado su adhesión. En representación de los conservadores acudió a la manifestación la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy. "Me enorgullece que toda la sociedad española se manifieste ante una causa tan dolorosa como es la violencia machista. Es importante que toda la sociedad muestre su compromiso y su repulsa ante este acto deleznable", señaló en declaraciones a Europa Press.

Levy negó que se hayan producido recortes en el presupuesto para la prevención de la violencia machista y en las políticas a favor de la igualdad y defendió la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy, que, afirmó, "tiene y ha tenido sensibilidad con este tema, como no puede ser de otra manera". Sin embargo, los 44 millones de euros que sumaban ambos programas para este 2015 son un 27,5% menos de lo que se disponía en 2011. Es decir, se han perdido 16,9 millones de euros.

También se dejaron ver por la marcha otros líderes políticos como Pablo Iglesias (Podemos), Alberto Garzón (IU), Pedro Sánchez (PSOE) o Juan López de Uralde (Equo). El candidato de los socialistas a ocupar La Moncloa tras las elecciones del próximo 20-D reivindicó el papel que jugó de su partido en la lucha contra la violencia de género con la aprobación de la ley 1/2004: "El PSOE fue quien puso en pie la ley contra la violencia de género y a partir del 20 de diciembre seremos los que lideraremos un pacto de estado, ciudadano, institucional y político, un pacto de vida", señaló en declaraciones a los medios. 

El líder de Podemos afirmó que el Gobierno de Mariano Rajoy "no ha estado a la altura" en la lucha contra la violencia de género al mismo tiempo que denunció los "recortes" del PP en esta materia, informa Europa Press. "No se puede recortar, no más recortes", señaló en declaraciones a los periodistas. Iglesias, que rechazó que esta movilización sea "partidista", destacó que "hay que dejar claro" quien está a favor de las mujeres y quien no. "Los que recortan y hacen leyes como la del aborto 30 años atrás están el bando contra las mujeres", subrayó, para después apostar por un "gran acuerdo social" para luchar contra la violencia machista más que por un pacto de Estado.

De izquierda a derecha: la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias. | EFE

Garzón, por su parte, aseguró que el objetivo de la marcha es tratar de "luchar por una concepción feminista de la vida". El candidato de Ahora en Común a la Presidencia del Gobierno, apostó por luchar contra las manifestaciones explícitas de violencia machista pero también contra "los casos implícitos que todavía no se perciben por gran parte de la población". Además, pidió que la manifestación no se quede "en un día anecdótico", sino que sirva para concienciar sobre la necesidad de tomar medidas contra todas las formas de violencia de género que sufren las mujeres.

Tres mujeres asesinadas en dos casos de violencia machista

Tres mujeres asesinadas en dos casos de violencia machista

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, recibió a primera hora de la mañana a representantes de diferentes ciudades, entre las que destacó su homóloga en Barcelona, Ada Colau, que acudió a la manifestación acompañada de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra. Durante el encuentro, la primera regidora en el consistorio de la capital deseó que "Madrid se convierta en una ciudad para la cultura y la educación contra la violencia" y exigió la "necesidad" de una "respuesta absoluta" para "poder acabar de una vez por todas con la violencia de género" y con "todo tipo de violencia". Colau, por su parte, reivindicó la "respuesta" del Gobierno estatal ante una "situación de violencia estructural que está prácticamente silenciada en la agenda oficial e institucional". Durante la última semana más de un centenar de ayuntamientos de toda España, entre ellos el de la capital con el rechazo de los concejales del PP, aprobaron mociones para denunciar la violencia machista.

Además de las formaciones políticas, la marcha también contó con el respaldo de los sindicatos UGT y CCOO, así como de más de un centenar de organizaciones sociales y colectivos LGTB. 

El 016 es el teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura.

Más sobre este tema
stats