'Operación Nelson'

La marquesa atracada por Pineda recurre a Pedraz para recuperar “las 513.000 pesetas” que reclama al cabecilla de Ausbanc

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, en una imagen de 2015.

Tono Calleja

María Ignacia López de Sa y Soto, marquesa de San Eduardo, presentó el pasado 5 de mayo un escrito al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en un intento de recuperar "las 513.000 pesetas" a las que fue condenado en 1994 a abonar el cabecilla de la trama de Ausbanc y Manos Limpias, Luis Pineda, pero que no pagó porque se declaró insolvente.

El ahora preso fue condenado en una sentencia de 30 de octubre de 1994 por atracar y secuestrar el 6 de marzo de 1980 a cuatro mujeres. Entre ellasse encontraba la mencionada noble, que falleció el pasado 15 de mayo, diez días después de que su abogado presentara el documento en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional en el que solitaba la personación como acusación popular de la marquesa en la denominada Operación Nelson.

Y por eso tendrá que ser uno de sus hijos el que continúe con la intención de la marquesa de acusar a Pineda, y recuperar el dinero al que fue condenado a abonar en 1994 como responsable civil, ya que cuando cometió el atraco y el secuestro, en 1980, era menor de edad y se declaró insolvente, "y por tanto no atendió ni las indemnizaciones fijadas ni siquiera resarció de lo robado a las empleadas del hogar", explica el escrito de la marquesa dirigido a Pedraz.

"No se reinsertó"

Pero el abogado de la noble no sólo justifica su intento de personarse en el caso por recuperar el dinero que no abonó en 1994 el presidente de Ausbanc, sino que destaca que "es público y notorio que Luis Pineda no se reinsertó en la sociedad y que, por lo conocido en la prensa, ha venido actuando delictivamente utilizando para ello en su beneficio propio a los usuarios de banco".

En el escrito al juez Pedraz, al que ha tenido acceso infoLibre, el abogado de los hijos de la noble recuerda que el 30 de octubre de 1994 Pineda fue condenado por la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional por "un delito de robo con intimidación en las personas, uso de armas en casa habitada y utilización de violencia para obligar a entregarles un talón de 85.000 pesetas" (510 euros).

Tres meses de arresto mayor

En la sentencia se constata que Pineda se benefició precisamente del atenuante de ser menor de edad, por lo que fue condenado a una pena de tres meses de arresto mayor y a satisfacer, en concepto de responsablidad civil, la cantidad de 513.000 pesetas (3.083 euros).

En el documento dirigido al juez Pedraz, la familia que sufrió el robo por el que Pineda fue condenado incluyen una transcripción de la mencionada sentencia de 1994. Y según la misma, los procesados, en concreto Pineda y su compañera en el atraco Beatriz Klecker de Elizalde, estaban vinculados al partido ultraderechista Frente de Juventud (FJ).

Los integrantes de esta pseudoformación política, "proveyéndose de armas, se dedicaron a la realización de acciones violentas contra personas y cosas, para allegar recursos económicos a favor de dicho grupo, pero cuando lo consiguieron, unas veces los destinaron a dicho fin y otras en beneficio personal y propio", prosigue el documento.

Golpeada con una pistola

Y en concreto, Pineda y Beatriz Klecker de Elizalde y "varios más que no se juzgan", se dirigieron al domicilio de la marquesa de San Eduardo, en la madrileña Calle de O'Donnell, "portando armas de fuego". Llamaron a la puerta e irrumpieron en la vivienda "en dónde redujeron a las personas que había allí, Vicenta O.F, portera de la finca y las empleadas María Rosa P.L y Remedios P.L.".

Según el fallo judicial, después de inmovilizar a las trabajadoras, Pineda y el resto de atracadores se dirigieron a la dueña de la casa, que fue golpeada en la cara con una pistola por uno de los integrantes del grupo. Y de esta forma lograron que la mujer firmara un cheque por un valor de 85.000 pesetas, que fue cobrado por uno de los agresores mientras las mujeres permanecían secuestradas en el piso.

Pero antes de abandonar la vivienda, los atracadores amordazaron a las cuatro mujeres y se llevaron 25.900 pesetas en metálico y el DNI de una de las agredidas: "Y además rasgaron con navajas un abrigo de astracán, otro de visón chino negro, otro de zorro y una chaqueta de zorro, produciendo desperfectos por unas 400.000 pesetas", completa la sentencia que se incluye en el escrito de personación de la fallecida María Ignacia López de Sa y Soto.

Los españoles aún no han cambiado 272.041 millones de pesetas

Los españoles aún no han cambiado 272.041 millones de pesetas

Más sobre este tema
stats