La izquierda lamenta que la justicia no investigara a López Miras y García Egea tras la exclusiva de infoLibre

López Miras y García Egea, durante el balance de la campaña.

infoLibre

La solicitud de la Fiscalía para que se archive la denuncia del presidente de Murcia y el ahora ex secretario general del PP contra infoLibre por publicar que el primero medió en la operación quirúrgica de un familiar del segundo ha provocado una reacción agridulce en la izquierda murciana. Tanto PSOE como Podemos aplauden que el Ministerio Público busque finiquitar la persecución emprendida en junio de 2021 contra este medio por el jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, y quien hasta hace menos de tres meses era el número dos del PP, Teodoro García Egea. Pero al mismo tiempo lamentan que tanto el uno como el otro salieran indemnes: nadie investigó si se habían valido de su posición de poder en favor de sus intereses personales, viene a argumentar la oposición.

Tanto PSOE como Podemos lamentan que el contenido del chat desvelado entonces por este diario careciera de consecuencias judiciales para los dos dirigentes políticos que en él participaron. Sustentada en imágenes procedentes del móvil de López Miras y captadas el 14 de abril durante un pleno de la Asamblea murciana, la noticia informaba de cómo el presidente regional hizo ese día gestiones con un alto cargo de la Consejería de Salud para de inmediato trasladar a García Egea la fecha en que se iba a efectuar la intervención quirúrgica de su pariente. "La van a programar para el día 20", escribió López Miras a su paisano y entonces superior jerárquico en el PP. "Cojonudo", respondió este. Y recordó entonces al presidente de Murcia que su familiar debía pasar antes por un cardiólogo.

La denuncia de los dos dirigentes conservadores no cuestiona en ningún momento la veracidad de lo publicado. Lo que sostiene es que, al reproducir los mensajes del chat, infoLibre y la autora de la información incurrieron en un delito de revelación de secretos. En su escrito al juez madrileño que instruye las diligencias derivadas, la Fiscalía subraya que la noticia solo difundió los datos "estrictamente necesarios". Agrega que tal comportamiento goza del amparo del derecho constitucional a la libertad de información. Y señala que, a tenor de la noticia, aquella conversación de WhatsApp "reflejaba un presunto caso de corrupción entre los políticos que mantenían la misma".

Colar a un familiar

Para los socialistas, la denuncia del PP constituye un intento de amedrentar a infoLibre por cumplir con su obligación informativa. “La falta de ética y de responsabilidad pública quedó de manifiesto cuando, además de no asumir las responsabilidades por saltarse la lista de espera, denunciaron a un medio de comunicación por hacer su trabajo”, aseguró este viernes Carmina Fernández, portavoz del PSOE murciano. En su opinión, con la petición de la Fiscalía de archivar la denuncia "se hace justicia". “Lo que no nos parece tan bien —añadió a renglón seguido— es que la actuación de Miras y García Egea no haya tenido consecuencias de ningún tipo y no se investigara cómo estos altos cargos se saltaron la lista de espera sanitaria para colar a un familiar".

Desde las filas de Podemos, su coordinador regional y secretario general tercero de la Mesa del Congreso, Javier Sánchez Serna, coincide en el análisis: “Estamos satisfechos por la solicitud de la Fiscalía porque lo contrario nos habría parecido un disparate y nos gustaría que se asegurase el derecho de los periodistas a informar porque son ya muchas las corruptelas que se intentan tapar".

Pero —añade Sánchez Serna— "la denuncia que interpusimos [junto con Izquierda Unida] contra López Miras y García Egea por cohecho y tráfico de influencias fue archivada por el juez bajo el argumento de que faltaban pruebas, aunque cuando un dirigente político pide a otro que mire cómo va su familiar eso actúa siempre en detrimento del derecho a la salud de otro ciudadano”. "Había indicios —mantiene el líder regional de Podemos— como para que un particular hubiera podido verse afectado y hubiese presentado una querella". "La ciudadanía —concluye— tiene razones para desconfiar cuando entre políticos se piden favores".

La denuncia de dos cirujanos por 30 fallecimientos

El pasado 30 de noviembre, dos cirujanos cardiovasculares enviaron a Anticorrupción una denuncia por muertes que atribuyen a la vulneración de las prioridades establecidas para las listas de espera. El escrito ofrece datos pormenorizados de 30 pacientes con patologías cardiacas que, según ambos cirujanos, fallecieron entre 2014 y 2020 porque el hospital público Virgen de la Arrixaca se saltó las listas de espera para colar a determinados enfermos. Dirigida contra seis cargos sanitarios, entre ellos el actual consejero de Salud de la región y su predecesor, la denuncia les señala como responsables de "fallecimientos totalmente evitables”. De momento, nada ha trascendido sobre el camino seguido por esa denuncia en los tribunales.

Tres semanas después de que los dos cirujanos aportasen 30 historiales médicos a Anticorrupción, quedó en nada la denuncia interpuesta en junio por Podemos tras conocer el chat de López Miras y García Egea. Fue el 20 de diciembre cuando el juez que instruía el caso le dio carpetazo. Para el sobreseimiento, la Fiscalía murciana y el magistrado esgrimieron dos certificados firmados por un responsable del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. Fue allí donde se sometió a intervención quirúrgica el familiar de García Egea. Tales certificados defendían “la regularidad del tratamiento, prioridad y fechas de intervención médica objeto de la denuncia” de la formación morada.

La Fiscalía encuadra en un "presunto caso de corrupción" la exclusiva de infoLibre sobre los mensajes de López Miras y García Egea

La Fiscalía encuadra en un "presunto caso de corrupción" la exclusiva de infoLibre sobre los mensajes de López Miras y García Egea

Más sobre este tema
stats