PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Operación Púnica

Los papeles del gerente de Aguirre incluyen a una empresa que logró 1,3 millones por "evaluar" ofertas de publicidad oficial

La expresidenta regional y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, durante el XVI Congreso del PP de Madrid.

Los documentos sobre la campaña electoral de 2007 incautados en casa del hoy exgerente del PP madrileño, Beltrán Gutiérrez, durante uno de los registros de la Operación Púnica incluyen dos hojas mecanografiadas que detallan gastos electorales por 441.425,45 euros y que fueron enviadas desde la sede regional del partido a un fax el 1 de octubre de 2007. El justificante de transmisiones no precisa a quién pertenecía. Pero el número que aparece en ambas hojas se corresponde con el del fax que en aquella época utilizada la empresa Swat SL, que en 2006 había recibido de la Comunidad de Madrid un contrato de 1,3 millones de euros para "evaluar" la estrategia de comunicación del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), un organismo autonómico que el Gobierno de Esperanza Aguirre clausuró por sorpresa en enero de 2011.

infoLibre contactó este jueves con el administrador de Swat. El empresario, a quien este diario comunicó los datos que obran en su poder -la pertenencia del citado fax a Swat en 2006 consta en la base de datos de contratos públicos de la Unión Europea-, declinó responder las preguntas formuladas. Ha prestado ya declaración en el caso Púnica y desde entonces -adujo- tiene prohibido taxativamente por el juez abordar el asunto con nadie. En el verano de 2015, el administrador de Swat ya declaró como testigo ante la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. El acta confirma que admitió haber dado servicios al Canal de Isabel II pero también que negó de forma tajante cualquier otro trabajo para la Comunidad de Madrid. El contrato de 1,2 millones con el Imade no figura en esa declaración.

En 2009, los documentos de Hacienda incorporados al sumario Gürtel señalan que Swat le facturó al PP 61.245 euros en 2009.  Pero la contabilidad regional del PP madrileño no refleja en 2007 ni un euro abonado o adeudado a esa mercantil a lo largo de aquel ejercicio. Por qué Beltrán Gutiérrez le envió el 1 de noviembre de 2007 un fax a Swat con distintos conceptos y costes parciales que suman un "total pendiente" de 441.425,45 euros es aún una incógnita.

Campañas sin rastro

El pendrive del exgerente del PP de Madrid se convierte en la 'piedra rosetta' de la financiación ilegal

El pendrive del exgerente del PP de Madrid se convierte en la 'piedra rosetta' de la financiación ilegal

Como "consultora" del Imade, el único trabajo conocido que desarrolló Swat fue el de puntuar en el segundo semestre de 2006 los méritos de las compañías aspirantes a gestionar sendos contratos igualmente millonarios (1,25 millones y dos millones, respectivamente) licitados por ese organismo público. El primero de esos dos contratos se refería a "una campaña de publicidad (sin inserción en medios)" sobre "la importancia del Desarrollo Económico Equilibrado"; el segundo iba vinculado a una campaña destinada a subrayar la relevancia de las pymes y los autónomos. De ninguna de esas dos campañas quedó rastro. Y así lo hizo constar la entonces diputada regional de IU Reyes Montiel en la denuncia que el 22 de abril de 2010 elevó al fiscal general del Estado. La denuncia quedó incorporada al sumario Gürtel. Pero sin consecuencias.

¿Y quiénes fueron los beneficidos por la puntuación que Swat hizo de sus ofertas? De la primera campaña, la empresa MQM, que había ostentado la condición de proveedora de firmas del grupo de Francisco Correa. La ejecución de la segunda campaña recayó en Over Marketing. Investigada por el juez Eloy Velasco dentro de la pieza abierta en Púnica sobre financiación del PP y que se mantiene bajo secreto de sumario, Over Marketing es una de las firmas que aparecen en los manuscritos donde el gerente regional del PP en la etapa de Aguirre reflejó lo que posee todos los visos de un reparto de costes electorales endosados a grandes adjudicatarios de contratos públicos. Como publicó infoLibre, Over Marketing y sus tres empresas satélite cobraron casi 10 millones de euros de la Comunidad de Madrid durante la etapa de Esperanza Aguirre.

Su propietario, Daniel Mercado, admitió en 2012 durante la instrucción del caso Palma Arena que había obtenido contratos amañados no solo en Baleares sino también en Madrid. Mercado remarcó que nunca había pagado comisiones. Y que el beneficiado por esa operativa había sido el PP: Over Marketing y sus empresas satélite -aseguró entonces- habían realizado para el PP actos gratis. El acta de su declaración resulta elocuente: “Que quizás el beneficio que pudieran obtener las personas que le contratasen es que no les facturasen las totalidades de los costes de las dos campañas electorales del PP del año 2003 y 2007”.

Más sobre este tema
stats