Aborto

La píldora del día después y los cambios demográficos, las causas del descenso del número de abortos

Concentración en Madrid, en 2013, contra el cambio en la ley del aborto que preveía el PP.

En 2015 se llevaron a cabo en España 94.188 interrupciones voluntarias del embarazo. La cifra –hecha pública por el Ministerio de Sanidad el pasado 30 de diciembre– consolida la tendencia a la baja en el número de abortos iniciada en 2011, cuando se registraron 118.611. El descenso desde entonces es, por tanto, del 20,6%.

A mediados de 2010 entró en vigor la actual ley de plazos que consolida el aborto como un derecho de la mujer en las primeras 14 semanas de embarazo, durante las que puede abortar sin alegar ninguna razón. Casi cinco años después, los datos siguen demostrando que los pronósticos de los sectores críticos con esa norma no se han cumplido. Cargos del PP –partido que llevó esa norma al Constitucional e intentó cambiarla al llegar al Gobierno– insistieron en que los abortos "sin duda" crecerían con esta ley.

Las expertas en planificación familiar consultadas por infoLibre apuntan que las cifras echan por tierra esos pronósticos, pero atribuyen este descenso a "un conjunto de circunstancias". "Las leyes regulan el funcionamiento de la atención al aborto, pero no suelen tener una implicación enorme en el número. En cualquier caso, estas cifras son una buena noticia y rebaten la repetición insistente por parte del Gobierno conservador de que una ley que regulara el aborto en una formas más amplias iba a suponer un aumento enorme del número", señala la ginecóloga Isabel Serrano. Francisca García

, ginecóloga y presidenta de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), sí señala que el hecho de que la mujer pueda acceder al aborto a petición propia ha provocado que la mayoría de los abortos se hagan en semanas de gestación muy temprana, lo que hace que la mujer se encuentro mejor tanto física como psicológicamente. De hecho, en 2015, el 70% de las interrupciones se hicieron antes de las ocho semanas. 

Píldora del día después 

Serrano, que fue presidenta de la Federación de Planificación Familiar Estatal, cita entre los factores que explican este descenso los efectos de la píldora postcoital, cuya venta en farmacias se liberalizó en el último trimestre de 2009. "El uso de este método anticonceptivo de urgencia impacta el número de abortos porque se consigue actuar antes de que el embarazo se produzca, lo que tiene un componente muy positivo para la mujer", señala. 

García explica que también incide en este descenso la salida de población española y, especialmente, extranjera, donde las tasas de aborto son mayores. El 36% de las mujeres que abortan en España es de origen extranjero. Sin embargo, en el conjunto de la población femenina, las mujeres no nacidas en España representan apenas el 9,4%. Esta mayor proporción de extranjeras es clave en el descenso del número de abortos, ya que su número total se ha reducido más de un 17% desde 2011.

Es especialmente llamativo el caso de las mujeres nacidas en América central y América del Sur, que representan uno de cada cinco abortos que se realizaron en España en 2015. "En su mayoría son mujeres que arrastran una cultura de origen machista, lo que deriva en un trato de desigualdad y subordinación en sus relaciones sexuales que las aboca a descuidar los métodos anticonceptivos y a sufrir embarazos no deseados", explica García.

García también cita como otras causas de la bajada el envejecimiento paulatino de la población y el consiguiente descenso de mujeres en edad reproductiva. No obstante, la tasa de abortos por cada mil mujeres –que elimina el factor de la variación del número de mujeres en edad reproductiva– evidencia que hay un descenso acusado: en 2015 esta proporción fue de 10,40, frente a los 12,47 de 2011. En los últimos 10 años, la tasa solo había sido menor en 2005 (9,6). De ahí que las expertas también incluyan entre las causas la mayor cultura que existe en la población sobre el uso de anticonceptivos. 

Aunque la reducción del número de abortos voluntarios sea una noticia positiva, plataformas como Nosotras Decidimos o Acai mantienen que queda todavía mucho camino por hacer. Ambas reivindican que se cumplan los programas de educación sexual, prevención de embarazos no deseados y educación que están previstos en la ley de plazos de 2010 y a los que, asegura, tanto han afectado los recortes. Denuncian que, más de seis años después de su aprobación, todavía no se ha desarrollado el reglamento que exige el desarrollo de políticas específicas en esta materia y apuesta por fomentar la formación de los profesionales. 

La primera prueba para el autodiagnóstico del VIH ya está en las farmacias

La primera prueba para el autodiagnóstico del VIH ya está en las farmacias

Más sobre este tema
stats