El relevo de Griñán

Planas reconoce sus “dificultades” en recoger avales y el alcalde de Jun dice que tiene ya el 81%

Luis Planas, en la presentación de su candidatura a las primarias andaluzas, el pasado 5 de julio en Córdoba.

Quedan cinco días para la fecha límite, el 17 de julio. Cinco días para que los cuatro precandidatos de las primarias del PSOE andaluz consigan los 6.860 avales necesarios para pasar a la siguiente ronda, a la campaña y a la votación de los 45.733 militantes del partido. Las candidaturas custodian como oro en paño sus números, pero sí adelantan sus impresiones de cómo les está yendo esta fase previa. Así, en el equipo de la favorita, Susana Díaz, consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta, destacaban ayer jueves la "respuesta muy positiva" de las bases y que la recogida de firmas marcha "muy bien". Luis Planas, titular de Agricultura, reconocía sus "dificultades" en conseguir los apoyos. Desde el entorno de José Antonio Rodríguez Salas, alcalde de Jun (Granada), aseguraban anoche que sólo les faltaban ya "1.308 rúbricas". O sea, que dispone ya del 80,93% de los respaldos necesarios. Mucho más complicado lo tendrá el cuarto aspirante, conocido el pasado lunes, Marco Antonio Encinas, militante de base de Torrox (Málaga). 

Al final, lo que se ventilará a partir del 17 de julio, una vez que se cotejen todos los avales, es si Díaz tiene algún rival. Si ningún otro aspirante consigue los respaldos, la consejera sería proclamada automáticamente candidata a la Presidencia de la Junta, investida como la sucesora de José Antonio Griñán. Si por el contrario alguno otro recaba las firmas, habrá campaña y votación en urna el 29 de julio. 

Díaz partía esta carrera con mucha ventaja sobre sus competidores. Es la secretaria general del PSOE de Sevilla, la agrupación más grande de toda España (en torno a 12.000 afiliados), conoce bien la fontanería del partido y cuenta con el apoyo de la mayoría de los miembros del Ejecutivo autonómico y de los secretarios provinciales –todos menos el de Jaén, Francisco Reyes, que oficialmente mantiene una política de equidistancia– y también con la simpatía de la dirección del PSOE-A. Planas en cambio no dispone de respaldos orgánicos, igual que Rodríguez Salas, regidor de un pueblo granadino de 3.500 habitantes. 

En el equipo de Díaz reiteraron que la precandidata está "despertando la ilusión" de los militantes, a los que intenta hacer calar la idea de que Andalucía "necesita un tiempo tiempo y el PSOE se lo va a dar". Sus colaboradores no quieren dar cifras, ni tan siquiera adelantar lo que se da por descontado, que superará con mucho el listón de los 6.860 avales. 

Planas, en cambio, dijo estar trabajando "a ciegas" en esta primera fase en la que pese a todo está recibiendo "mucho calor". El consejero hizo desde Mengíbar (Jaén) una "valoración positiva" de las primarias, aunque sea "sólo" por lo que suponen de "movilización interna, con todas sus dificultades y elementos críticos". "El trabajo no está siendo fácil", reconoció, informa Europa Press. 

La dirección garantiza la "igualdad de oportunidades"

El titular de Agricultura y el alcalde de Jun comparten las quejas por la diferencia de medios con la candidata oficialista y por el número de avales exigidos (un 15% del censo, no un 10%). Ambos han venido diciendo que no disponen de los listados de afiliados y que por tanto no tienen acceso a los militantes. Su estrategia de denuncia, sin embargo, es distinta. Mientras uno, el consejero, prefiere lamentarse "ante los órganos" del PSOE; el otro, el regidor granadino, ha acudido directamente a los tribunales. Anteayer, miércoles, Rodríguez Salas presentó en el decanato de los Juzgados de Sevilla una solicitud de medidas cautelares, para que se suspendan las primarias, porque se están "vulnerando", a su juicio, "los derechos de los militantes socialistas", al no dejarle entregar las firmas recabadas telemáticamente, a través de Internet. 

Tanto se estaba embarrando el terreno de juego que la dirección del PSOE sacó una nota en la que garantizaba "la plena de igualdad de oportunidades de los aspirantes". Tenía otro argumento a su favor: que las normas de las elecciones internas fueron aprobadas el pasado 2 de julio por una aplastante mayoría (el 91%) del Comité Director, el máximo órgano entre congresos del PSOE-A. Normas que estipulan, como han recalcado hasta la saciedad desde el aparato, que los censos sólo pueden entregarse a los aspirantes una vez se ratifique que cumplen con las rúbricas exigidas y pasen a la segunda ronda

Otra diferencia entre los precandidatos alternativos. El estado de ánimo. Los colaboradores de Planas subrayaban ayer que la labor de recogida de firmas "está siendo titánica, muy complicada, muy difícil". "Vamos a intentarlo, estamos en ello, pese a todos los impedimentos que tenemos", señalaba a este diario un miembro del equipo de campaña del consejero, quien apuntaba que "con bastante probabilidad, y eso es lo que se está buscando", es que no haya votación para el 29 de julio. "No hay tiempo, ni instrumentos. Pero a pesar de las trabas, estamos muy contentos. La gente quiere votar, que haya urnas". El consejero ha apelado a la Comisión Federal de Garantías del PSOE para que le permita el acceso al censo. Madrid, según fuentes de Ferraz, no tiene aún constancia del recurso. 

¿Habrá síntesis de los dos aspirantes?

Para Rodríguez Salas, el camino de reunión de avales tampoco "está siendo fácil", pero sí cundía un mayor optimismo en sus colaboradores. Para empezar, por la cifra de apoyos que dicen haber conquistado: el 81%, todos ellos ya en papel, como estipulan las normas. "Hemos tenido mucha suerte porque hay un goteo constante y contundente de firmas", apuntaban fuentes de la candidatura. Sostenían que van por delante de Planas gracias al uso intensivo de Internet que hace el alcalde de Jun y su nutrida red de seguidores en Twitter, más de 223.000. "No hay que lanzar las campanas al vuelo todavía, pero hay posibilidades", comentaban. 

La causa común de los dos rivales alternativos más fuertes ha hecho que se hable día sí día también de que los dos sumen esfuerzos y se cobijen bajo una misma candidatura. Ninguno lo descarta y se dicen perfiles "complementarios", pero sus respectivos entornos advierten de que eso podría producirse en la segunda fase, no ahora, porque supondría comenzar de cero todo el proceso de recogida de rúbricas. 

Las críticas de Planas y Rodríguez Salas están, para el equipo de Díaz, "fuera de lugar". Una mujer de la confianza de la consejera recordaba a infoLibre que el umbral de 6.860 avales (el 15% del censo total) se aprobó por el Comité Director y es ajustado ("¡Qué minimo que esas firmas para quien queremos que sea el presidente o presidenta de la Junta!"). "No es sencillo tener tantos apoyos, no es fruto del trabajo de un día o de 15. Susana lo ha hecho. Su trabajo ha sido constante y permanente en el tiempo", añadía la citada fuente. 

"Quieren manchar el proceso porque no llegan"

Los colaboradores de Díaz insistieron en que la candidata no dispone del censo. "Cada vez que tenemos un acto en una provincia, advertimos a la dirección provincial para que, si quiere, dé traslado a la militancia. Pero lo mismo pueden hacer los otros candidatos. Los que buscan quienes protestan contra el procedimiento quieren mancharlo porque saben que no van a llegar a tener los avales suficientes", reprobaban. 

"Si al final no hay más que una candidata, entonces se dará la razón a los que decimos que no se quería que se votara. Y es una auténtica pena, porque ese aspirante podría ser el primer político en España refrendado con el voto de los ciudadanos en primarias abiertas", se dolían en el equipo de Planas. "Si no hay urnas, no hay primarias", sentenciaron los afines a Rodríguez Salas. Los partidarios de Díaz, en cambio, volvieron a subrayar la limpieza del proceso, validado por el Comité Director

Las primarias gallegas centran las discrepancias ante el Comité Federal del PSOE

Las primarias gallegas centran las discrepancias ante el Comité Federal del PSOE

Más sobre este tema
stats