El futuro del PSOE

Las primarias gallegas centran las discrepancias ante el Comité Federal del PSOE

Alfredo Pérez Rubalcaba conversa con José Antonio Griñán durante la foto de familia previa al Consejo Territorial del PSOE en Granada, el pasado 6 de julio.

El PSOE llega a su última parada antes del fin de curso: el Comité Federal. La máxima esfera de poder de todo el partido, la que reúne a 300 dirigentes de toda España. Una cita programada para el sábado 13 de julio que, pese a la agitación de las últimas semanas y de los últimos meses, se espera "tranquila". Pero eso no significa que no haya discrepancias. En este caso están centradas en la aprobación de las primarias gallegas, ya que hay sectores del partido que siguen convencidos de que permitir a las bases elegir a su secretario general choca con los Estatutos aprobados en febrero de 2012 en el 38º Congreso del PSOE.

A muy pocos días vista del Comité, no se prevé que el eterno debate sobre el calendario de las primarias para elegir candidato a la Presidencia del Gobierno –"la madre de todas las batallas", como recuerda con sorna un dirigente territorial– emerja en el debate y acabe desplazando los otros temas marcados en rojo en la agenda del Comité Federal. A saber: las citadas primarias gallegas, la ponencia marco que se discutirá en la Conferencia Política del próximo noviembre y, sólo si avanzan las negociaciones, el nuevo protocolo con el PSC. 

En el PSOE se respira esta semana un clima de distensión al que, según todas las fuentes consultadas, ha contribuido el consenso trenzado el pasado sábado en la reunión del Consejo Territorial de Granada, donde Alfredo Pérez Rubalcaba y los barones territoriales lograron aprobar por unanimidad el nuevo modelo de Estado por el que apuesta el PSOE, garantizando de paso la convivencia con el PSC. "Lo que se percibe es un pacto de no agresión. Y no me parece mal –opinaba una veterana dirigente madrileña del partido–. En un momento como este, el sentido de la responsabilidad de todos es lo más sensato. Tenemos que dedicar el menor tiempo posible a mirarnos el ombligo". Desde Valencia, un destacado cargo resaltaba la repercusión "importante" del Consejo Territorial y el reforzamiento interno de Rubalcaba

01. LAS PRIMARIAS GALLEGAS

El choque con el PSdeG se diluyó en primavera. Los socialistas gallegos, con su secretario general, Pachi Vázquez, a la cabeza, aceptaron retrasar sus primarias consultivas para elegir al nuevo líder a después del verano, al 7 de septiembre, a cambio de que el Comité Federal aprobase el procedimiento, no tasado en los estatutos del PSOE. Las negociaciones entre Madrid y Santiago se fueron intensificando en la última semana de abril, pero lo que realmente desbloqueó el conflicto fue el anuncio del secretario de Organización, Óscar López, en un desayuno informativo, de que Ferraz defendería que los militantes puedan votar de forma directa a su secretario general. Tras el compromiso público del aparato del partido, el Comité Nacional gallego respaldó el cambio de calendario

Claro que todo quedaba a expensas de la decisión del Comité Federal. Algunos dirigentes no acaban de ver la idoneidad de que sean los afiliados (y no los delegados) los que designen a su número uno, y menos aún que ese cambio tan radical en la vida del partido se haga sin pasar por un congreso. Uno de los que ha expresado más reservas, de hecho, ha sido José Antonio Griñán, presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía. Sin embargo, lo que se someterá a votación el sábado es la excepción gallega, unas primarias consultivas a las que seguirá un congreso el 29 de septiembre que sirvan para dar salida al deseo de los militantes y de los cuadros del PSdeG. 

¿Habrá problemas para la aprobación de las primarias gallegas? "Esto es como quien lleva una cesta de huevos", expresaba gráficamente un alto responsable del PSdeG. La razón es que el Comité Federal es un órgano muy amplio, de 300 dirigentes, y no hay que dar nunca nada por sentado. Pero la cierta seguridad de que no habrá complicaciones la apuntalan varias señales: las conversaciones informales que ha tenido Vázquez con el resto de barones en Granada y el hecho de que a estas alturas no se hayan detectado "movimientos de profundidad", más allá de algunas reticencias que no se traducirán previsiblemente en un voto en contra. "Al final, lo normal es que salga lo normal, la aprobación", sintetizaban desde el PSdeG. 

"Hay que hablarlo, nada más"

Aunque haya algunas reservas, la impresión es que el daño que se haría si cuajara un veto a Vázquez sería mucho mayor que dar luz verde a un procedimiento excepcional. "Yo creo que es una barbaridad, porque es saltarse los estatutos, que dicen que al secretario general lo eligen los delegados. Ahora bien, si está pactado con el PSdeG y conviene porque ayuda a pacificar, que se haga", apuntaba pragmático un dirigente manchego. "Algo habrá que ajustar tal vez el reglamento gallego, pero dar marcha atrás es muy difícil ahora", señalaba a infoLibre uno de los jefes de la federación andaluza. 

Porque a Andalucía, y a otras federaciones, sigue sin gustarles que las primarias consultivas, tal y como están planteadas, sean en la práctica vinculantes, ya que están previstas cláusulas de salvaguarda que obligan a que el resultado del referéndum a las bases sea milimétricamente trasplantado al congreso. Así, según el reglamento aprobado por el Comité Nacional del PSdeG, todos los aspirantes se comprometerán a someterse primero al criterio de las urnas y a renunciar a la pugna en el cónclave si son vencidos previamente en la consulta. Y los delegados, a su vez, prometerán asimismo apoyar al jefe aupado por los afiliados el 7 de septiembre.

Desde el PSdeG no tienen "constancia" de esas reservas y advierten de que cualquier propuesta de cambio del reglamento, o de un nuevo aplazamiento de las elecciones internas es, ahora mismo, "inaceptable".

Ferraz, según subrayó en abril López, intentará que prospere el acuerdo. "Hay que hablarlo, nada más", aseguraba una fuente del equipo de Rubalcaba. Es decir, esperar a la reunión del sábado y a la votación del órgano. Para preparar el Comité Federal, no obstante, Rubalcaba ha convocado para el viernes por la tarde a su ejecutiva.

02. LA PONENCIA DE LA CONFERENCIA POLÍTICA

López indicaba el lunes pasado en rueda de prensa que el PSOE comienza ahora la "segunda fase" de la puesta al día de su proyecto. Ya se han celebrado seis de los siete foros temáticos –sólo queda el de educación y conocimiento, en septiembre– con un resultado, insistía, positivo: 24.000 propuestas, 122.300 usuarios registrados, 54.000 visitantes en la web, una audiencia de 9 millones en Twitter... Se trata, elogió, del "mayor debate" emprendido por un partido político en España. 

El Comité Federal del sábado (y el viernes, la ejecutiva) debe dar visto bueno al documento marco que se discutirá y enmendará en la Conferencia Política, que ya tiene fecha definitiva: 8, 9 y 10 de noviembre. Una síntesis de todas las medidas discutidas en los diálogos monográficos celebrados hasta ahora (Europa, crecimiento económico, reforma fiscal, profundización democrática, igualdad, Estado del bienestar). En ese texto, señalaba una dirigente, "tiene que quedar reflejado qué país quiere el PSOE, y para eso no hace falta un borrador de cien folios, sino una docena de objetivos". 

Efecto limitado de la retirada de Griñán

¿Y las primarias? Según explicitó el número tres ayer, no se propondrá un formato de las elecciones internas para la elección del candidato. Todo eso queda para la Conferencia Política y para un posterior Comité Federal, en diciembre o a principios de 2013. De modo que el calendario, la previsión de que las primarias se celebren pasadas las elecciones europeas, no se toca. 

La impresión compartida por varios dirigentes, y confirmada por Ferraz, es que "no habrá movimientos" hasta noviembre, así que estos meses funcionarán como una especie de tregua a Rubalcaba. No se percibe que los barones vayan a reclamar un adelanto de las primarias –petición que sí se oía hace unas semanas– ni que el secretario general vaya a mover ficha, a anunciar cuáles son sus planes, si concurrir como candidato o no. "El mandato que tiene la ejecutiva es acabar el trabajo. No va a haber otro afán que renovar el partido. Se está cumpliendo la hoja de ruta, a pesar de las dificultades", reflexionaba un portavoz oficial. Al final, la onda expansiva de la retirada de Griñán "se ha limitado a Andalucía", según el análisis de un diputado valenciano.

De modo que "todos los esfuerzos" están volcados ahora en la redacción de la ponencia y en que pase el filtro del Comité Federal.

03. EL NUEVO PROTOCOLO CON EL PSC

No está nada claro que este punto entre en el orden del día. Dependerá de cómo fluyan las negociaciones esta semana. El primer escollo para reestructurar las relaciones con el PSC ya se superó en Granada, al conseguir que el primer secretario, Pere Navarro, respaldase el documento de la reforma federal del Estado. Tanto desde Madrid como desde Barcelona se insistía en los últimos meses en que si se pactaba una sola propuesta de federalizar España el camino estaba más que andado y la crisis, resuelta. Así que lo que falta es poner hilo a la aguja, aunque sin urgencias. 

Elena Valenciano, vicesecretaria general y comisionada de Rubalcaba para resolver este asunto (por parte de Navarro lo es Antoni Balmón), reconoció ayer martes en rueda de prensa en Ferraz que los acontecimientos de los últimos días –las nuevas revelaciones del caso Bárcenas– habían impedido a ambos partidos sentarse a la mesa, pero se mostró segura de que "en algún momento" se rubricará el pacto que cubra "todas las relaciones" con los socialistas catalanes.

La intención, como reiteraban ayer martes desde el entorno de Navarro, es llegar a un acuerdo primero de las relaciones en el grupo parlamentario en el Congreso, donde el PSC quería que se amplificara su voz. Una cuestión complementaria es si varían los lazos orgánicos: si la representación del PSC en los congresos del PSOE o su presencia en la ejecutiva y en el Comité Federal se mantiene exactamente en los términos actuales.

El PSOE reduce las primarias gallegas a una consulta “no vinculante”

El PSOE reduce las primarias gallegas a una consulta “experimental y no vinculante”

Más sobre este tema
stats