Crisis en el PSOE

La Policía forma un cordón de seguridad en Ferraz para proteger a los dirigentes del acoso de los manifestantes

La Policía forma un cordón de seguridad en Ferraz para proteger a los miembros del PSOE del acoso de los manifestantes

infoLibre

Agentes de la Policía Nacional formaron un cordón alrededor del acceso a la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz para proteger la salida de los miembros del Comité Federal que han decidido abandonar el edificio durante un nuevo receso del tenso cónclave socialista, que se está celebrando este sábado con una profunda división en el partido.

La Policía tomó posición frente a la sede, con cinco agentes apostados en la entrada, ante el acoso que sufrieron algunos miembros del Comité, como el aragonés Simón Casas, que fue perseguido por varias de las personas que protestan desde primera hora de la mañana contra los críticos del partido, defendiendo al actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Casas sufrió el hostigamiento de los manifestantes durante unos 50 metros, hasta llegar a una cafetería donde estaban situados los agentes de la Policía Nacional que custodian la calle Ferraz. Aunque fue  increpado por varias personas, no se produjo ningún tipo de agresión, y la Policía no intervino en ese momento.

Sin embargo, la situación se repitió con otros asistentes al máximo órgano entre congresos cuando pusieron el pie en la calle, y un veterano miembro del Comité se quejó de que se estuviera permitiendo a los manifestantes acercarse tanto a la puerta de Ferraz.

Tras estos incidentes, la Policía reaccionó situando agentes en la entrada de la sede del PSOE. Cerrada al tráfico desde las 9.00 horas, la presencia de manifestantes en Ferraz ha sido constante durante toda la jornada, entonando consignas como "No es no" o "Pedro sí, Susana no", aludiendo a la presidenta de la Junta de Andalucía.

A la hora de comer, y después de los momentos de tensión de la mañana, la protesta se había mitigado, pero el nuevo receso del Comité Federal volvió a crispar los ánimos del grupo de manifestantes, que portan carteles mostrando su rechazo a la posible abstención socialista que permita un gobierno del PP, partido con el que equipararon a la líder de los socialistas andaluces, blanco de sus insultos. "Susana y el PP, la misma mierda es", gritaron.

Margallo tacha de “esquizofrénica” la situación en el PSOE y cree que “no está en el mejor momento” para ir a elecciones

Margallo tacha de “esquizofrénica” la situación en el PSOE y cree que “no está en el mejor momento” para ir a elecciones

Más sobre este tema
stats