Investigación

Uno de los policías del chat donde se amenazaba a Carmena pide la suspensión en el PP tras quedar su afiliación al descubierto

Julián Leal, en el centro, con gafas de sol y bandera española sobre el pecho, junto al alcalde de Boadilla, Antonio González Terol (PP)

Julián Leal, uno de los policías municipales de Madrid que participaron en el chat donde se vertieron graves amenazas contra la alcaldesa Manuela Carmena así como proclamas racistas, todo ello ahora bajo investigación judicial, se ha mantenido hasta este lunes como militante del PP en el municipio de Boadilla sin que el partido haya adoptado medidas disciplinarias. Portavoz durante siete años del sindicato mayoritario de la Policía Municipal de Madrid, Leal dimitió de ese puesto el 6 de noviembre. Lo hizo tras la publicación de una foto que demostraba su asistencia a la protesta con que, alentada por el grupo neonazi Hogar Social, habían sido recibidos una semana antes y a su llegada a Atocha los miembros de la Mesa del Parlament imputados por el proceso independentista. Este lunes, horas después de que este diario averiguase que Leal figura en el listado oficial de militantes de Boadilla y preguntase al PP por la ausencia de medidas disciplinarias, fuentes oficiales del partido aseguraron que el policía ha pedido su baja temporal. ¿Cuándo? "A lo largo del día", respondió la fuente. "La suspensión se está tramitando", añadió.

Por la mañana, infoLibre había contactado con Leal, a quien preguntó si interpretaba como un signo de apoyo el hecho de que el PP no le hubiera abierto expediente ni suspendido de militancia un mes después de conocerse su presencia en la concentración de Atocha y transcurridas tres semanas desde que estalló el escándalo del chat policial. Leal declinó pronunciarse. Rehusó incluso corroborar su condición de militante pese a que su nombre figura en el listado oficial de afiliados, extremo del que este diario hizo partícipe al círculo de la líder del PP madrileño, Cristina Cifuentes, y de cuyo conocimiento también informó al alcalde y presidente del PP de Boadilla, el diputado Antonio González Terol.

Según eldiario.es, en el chat que ahora investiga el juzgado de instrucción 42 de Madrid, Leal respondió al comentario de uno de los participantes que pedía exterminar con cámaras de gas a los inmigrantes. Su respuesta fue que es mejor "la lapidación". En otro momento de la charla, el ya exportavoz sindical llega a aplaudir a un compañero que proponía "electrificar la valla de Melilla". Según fuentes conocedoras de la investigación judicial y ajenas al PP, Leal no figura entre aquellos sobre los que ya pesa la condición de investigados. Es decir, de imputados, aunque la Fiscalía no ha cerrado la puerta a ampliar la lista. 

Ya avanzada la tarde del lunes, fuentes de la dirección regional del PP aseguraron, primero, que González Terol había sometido el caso este mismo lunes a la consideración del comité de derechos y garantías del partido. Más tarde, las fuentes consultadas en la formación conservadora corrigieron esa primera versión para asegurar que se manejaban dos escenarios. El primero, que Julián Leal cumpliese el plan que, al parecer, había anunciado él mismo a través de los cauces internos y solicitara la suspensión voluntaria de militancia, con lo cual Terol solo tendría que comunicar la baja al comité de afiliaciones del PP regional. El segundo escenario era este: si el policía no daba ese paso, el comité local de Boadilla le abriría expediente para remitirlo al comité de derechos y garantías, que es al que corresponde resolver. Finalmente, se impuso la primera opción.

El policía no es un anodino afiliado en este municipio del cinturón metropolitano que con 49.762 habitantes en 2016 ocupó el tercer puesto en el ranking de las localidades más ricas del país. Vídeos y fotos muestran a Julián Leal a muy escasa distancia de Antonio González Terol en distintos actos electorales o de propaganda partidaria fuera de campaña. Su última intervención en un evento de esa naturaleza se produjo el 1 de octubre. Ese día  se celebró el referéndum ilegal convocado por el bloque independentista catalán. Terol se lanzó a las calles de Boadilla con un grupo de fieles para repartir banderas españolas. Las imágenes difundidas por el PP enseñan a Leal andando de espaldas a pocos pasos del alcalde envuelto en la enseña rojigualda. En su cuenta de Twitter, Terol ilustró ese evento con cuatro fotos. Y en dos de ellas se ve claramente al policía en labores de reparto.

 

Zapata, Mayer y Barbero se plantean abandonar el gobierno por el "grave error" que supone el cese

Zapata, Mayer y Barbero se plantean abandonar el gobierno por el "grave error" que supone el cese

Más sobre este tema
stats