LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El día a día de la ley trans y el 'sólo sí es sí' tras un año: ni fraude en los registros ni rebajas de penas diarias

DUELOS PARLAMENTARIOS

El PP le hace el vacío a Bolaños: no le pregunta en el Parlamento desde el año pasado

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso.

El PP no quiere enfrentarse a Félix Bolaños. Le hace el vacío. Los grupos parlamentarios populares en el Congreso y en el Senado no se han dirigido ni una vez en lo que va de año contra el ministro de la Presidencia en las sesiones de control. Ni una pregunta.

Los populares han adoptado esta estrategia tras un final de año, en cambio, en el que las derechas llevaron a cabo varias ofensivas parlamentarias contra el titular de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática cuando se sacaba adelante la macrorreforma legal con cambios en el Código Penal y estaba estancada la renovación por el Tribunal Constitucional.

Pero el PP se ha cansado del ministro de la Presidencia. No le ha dirigido ninguna pregunta en una sesión de control en el Senado desde el pasado 22 de noviembre y en el Congreso desde el 21 de diciembre. En 2023 ningún parlamentario popular ha pedido un cara a cara y no le quieren dar protagonismo. Prefieren morder a otros miembros del Ejecutivo.

Los últimos duelos con el PP

En el Congreso de los Diputados, la última vez que se dirigió el PP al titular de Presidencia fue el 21 de diciembre. Fue la parlamentaria Macarena Montesinos, quien le interpeló por cómo valoraba el Gobierno "las declaraciones de los líderes independentistas de celebrar un referéndum ilegal en Cataluña".

Ese día las derechas llevaron a cabo una gran ofensiva contra el ministro, con preguntas también de Vox, Ciudadanos y del exdiputado de UPN Sergio Sayas. Entonces, el titular de Presidencia acusó al Partido Popular de ser sólo "un poquito democrático". "Tienen ustedes una relación muy tormentosa con la verdad", les espetó.

En el Senado la última pregunta del PP un martes por la tarde de sesión de control fue el 22 de noviembre, cuando el ministro contestó a Amelia Salanueva sobre si la decisión de quitar la medalla del mérito del trabajo al empresario navarro Félix Huarte Goñi era definitiva en virtud de la ley de Memoria Democrática.

El titular de Presidencia, del que depende la aplicación de esta norma, respondió que a los populares "les gusta más proteger el Valle de Cuelgamuros" que la sanidad pública en Madrid. Le reprochó a la bancada del PP: "No entiendo qué es lo que no les gusta de la ley de Memoria. ¿No les gusta que haya un banco de ADN para que las víctimas puedan encontrar a sus antepasados que están en fosas comunes? Eso es lo que no les gusta, a ustedes les gusta más ir a homenajes donde se termina gritando vivas al dictador o ponerse de perfil cuando se exhuma en la Macarena".

En el PP reconocen, según fuentes populares, en privado que sí le están haciendo premeditadamente este vacío a Bolaños. Algo que también ha sucedido durante meses con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

"Está claro, no le quieren dar bola, los machaca"

Fuentes socialistas señalan que este vacío de los populares es totalmente intencionado y que no quieren que el ministro tenga protagonismo y les responda. Como señala un diputado: "Está claro, no le quieren dar bola a Bolaños". "Es que, cada vez que les contesta, los machaca", añade.

Y es que, además, según confiesan varios diputados y senadores del PSOE, el ministro es uno de los miembros del Gobierno que más anima siempre a las bancadas y de los que reciben más aplausos. "Gusta mucho", indica otro parlamentario, que hace esta radiografía: "Es de los que levanta al grupo. Lo escuchamos muy atentamente porque sus argumentos nos sirven para la calle".

Otra fuente socialista de la Carrera de San Jerónimo refuerza esta idea: "María Jesús Montero y él son de los que más gustan en las sesiones de control. Defienden muy bien al Gobierno y al partido".

También fuentes socialistas reflexionan que es una estrategia del PP, ya que es imposible de entender que no le planteen preguntas en las sesiones de control cuando es "SuperBolaños", que ejerce in pectore como vicepresidente político y que es el principal cerebro jurídico de La Moncloa. Por ejemplo, estos días es el encargado de la gran reforma legal que supondrá la ley de paridad, que supone modificar hasta cuatro leyes (LOREG, de Gobierno, de colegios profesionales y de sociedades).

Bruselas pide a Bolaños la renovación del CGPJ antes de que España asuma la presidencia de la UE

Bruselas pide a Bolaños la renovación del CGPJ antes de que España asuma la presidencia de la UE

Bolaños estuvo también en el punto de mira de los populares al haber sido el interlocutor principal con el PP en el intento de pactar el Consejo General del Poder Judicial, que se frustró a última hora. De manera discreta también está en contacto con la 'número dos' del PP, Cuca Gamarra, para intentar lograr un acuerdo para reformar el artículo 49 de la Constitución y eliminar el término "disminuidos".

¿Y quién pregunta ahora a Bolaños en las sesiones de control? En el Congreso de los Diputados durante este 2023 se han dirigido a él en tres ocasiones, por parte de Esquerra Republicana, Vox y el PNV. En la Cámara Alta ha recibido cuestiones por parte del PNV, Bildu y del Grupo Parlamentario Nacionalista.

En la última sesión de control del Congreso del miércoles el PP se centró en Pedro Sánchez, Nadia Calviño, Yolanda Díaz, Pilar Llop, Fernando Grande-Marlaska, Raquel Sánchez y Pilar Alegría. En la sesión del Senado del pasado martes sus objetivos fueron: Calviño, Ribera, Llop, Marlaska, Rodríguez, Garzón y Sánchez.

Más sobre este tema
stats