La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

CHOQUE DE PODERES

La derecha redobla su ofensiva contra Bolaños y lo someterá a un tercer grado en el Congreso

Félix Bolaños, en un acto en el Ateneo de Madrid

Objetivo: Félix Bolaños. Las derechas van a redoblar su ofensiva parlamentaria contra el ministro de la Presidencia en la semana clave del choque de poderes para intentar desgastar al hombre fuerte del Gobierno. Será la principal presa de caza de la próxima sesión de control del miércoles en el Congreso.

Bolaños suele contestar una o dos preguntas en cada sesión de la Cámara Baja. Pero este miércoles centrará principalmente la jornada, ya que tendrá que afrontar hasta cuatro cuestiones y se someterá, además, a dos interpelaciones desde la tribuna de oradores. Por lo tanto, será el miembro del Gobierno que protagonizará más ‘cara a cara’ con los partidos de la oposición.

Las derechas se han fijado especialmente en él en un momento en el que juega un papel muy clave. Está detrás de buena parte de la macrorreforma legal que se tramita en las Cortes, con cambios en el Código Penal y en las mayorías para la elección de los miembros del Tribunal Constitucional por parte del Consejo General del Poder Judicial. Es el gran cerebro jurídico del Gobierno actual y una de las personas más cercanas al presidente del Gobierno. De hecho, ir contra él es como ir contra Pedro Sánchez.

Las preguntas de las derechas

Desde Vox le lanzará una pregunta el diputado Ignacio Gil Lázaro: “¿Habrá referéndum separatista en Cataluña?”. De esta manera se quiere presionar al ministro que se ha encargado principalmente de la agenda del reencuentro con la Generalitat. El propio Bolaños ya se ha referido a esta cuestión durante estos días: “No va a haber en ningún caso un referéndum en Cataluña”. Desde la derecha se intenta azuzar la idea de que el Ejecutivo está pactando una consulta de autodeterminación, como quiere ERC en la ponencia de su congreso. La Moncloa lo ha negado constantemente y desde el PSC se ha pedido que se deje de engañar a los catalanes con promesas como esa.

El PP se enfrentará con el ministro en la sesión a través de la diputada Macarena Montesinos, cuya pregunta, según el texto del grupo parlamentario popular, irá en esta dirección: “¿Cómo valora el Gobierno las declaraciones de los líderes independentistas de celebrar un referéndum ilegal en Cataluña?”

Inés Arrimadas centrará el tiro también contra el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. La líder de Ciudadanos ha registrado esta pregunta: “¿Considera el Gobierno que hay que dar un toque de atención a los jueces?”. Quiere presionar respecto a la enmienda introducida en la reforma del Ejecutivo para intentar clarificar la ley del ‘sólo sí es sí’ y evitar más rebajas de penas. La parlamentaria naranja busca con su pregunta criticar a los socialistas por la expresión utilizada por Patxi López (“toque de atención”) cuando hizo pública esta modificación del texto.

Y con la idea desligitimadora que vende la derecha sobre el Gobierno llegará también el turno de Sergio Sayas, diputado expulsado de UPN tras romper el pacto para apoyar la reforma laboral. Su pregunta es: “¿Hasta cuándo piensa el Ejecutivo seguir deteriorando la democracia en España?”

De Cataluña al choque con los jueces

El titular de Presidencia, además, se someterá a dos interpelaciones urgentes en el Hemiciclo. Una vendrá por parte de la ultraderecha de Vox, que le exigirá explicar las “acciones que va a llevar a cabo el Gobierno para impedir que partidos que atentan contra la soberanía nacional puedan condicionar la vida política de España”.

La otra ha sido registrada por el grupo parlamentario de Ciudadanos para que hable “sobre la crisis institucional provocada por las acciones e iniciativas del Gobierno en relación con los órganos constitucionales, la estructura territorial del Estado y las reformas penales para rebajar la gravedad de determinados delitos”.

En la exposición de motivos, Ciudadanos se abona a las tesis de la derecha más dura diciendo que la reforma legal “está provocando un ataque descontrolado a las instituciones democráticas de nuestro país”. “Estas semanas los españoles están siendo testigos, una vez más, del desguace a nuestro Estado de Derecho”, sostiene el partido de Inés Arrimadas.

Fracasa el primer intento de las derechas política y judicial de suspender la labor de las Cortes

Fracasa el primer intento de las derechas política y judicial de suspender la labor de las Cortes

Bolaños fue el encargado de negociar con el PP la renovación del Consejo General del Poder Judicial y el desbloqueo del Tribunal Constitucional. Pero los puentes están totalmente rotos. El acuerdo estaba listo, a falta sólo del ‘sí’ definitivo de Alberto Núñez Feijóo. Pero a última hora el líder de los populares se echó para atrás. El ministro de Presidencia siempre indica que al conservador le temblaron las piernas por la presión de la parte más dura de su partido y de la derecha mediática.

Su interlocutor aquellos días fue el vicesecretario de Acción Institucional de los populares, Esteban González Pons, quien también ha elevado el tono muchísimo contra el Gobierno durante esta semana, llegándolo a comparar con la Hungría de Viktor Orban. El ministro de Presidencia le respondía el viernes, además de pedirle que retire el recurso de amparo registrado ante el Constitucional para paralizar la ley. “Todos los responsables políticos tenemos la obligación de cuidar la convivencia, de debatir con pasión pero con educación y respeto al adversario”.

Y, dentro de todo este ruido, el Gobierno sacó esta semana la propia reforma legal y la nueva ley del aborto, con amplias mayorías absolutas (184 y 190 votos a favor, respectivamente). Bolaños es el encargado de armar esas mayorías llevando las negociaciones y es otro de los motivos por los que las derechas buscan erosionar su figura. El Gobierno de coalición ha imprimido un fuerte ritmo legislativo, a pesar de ser el Parlamento más fragmentado y desarrollarse una de las legislaturas más complicadas por la pandemia. Hasta el momento se han sacado adelante 181 iniciativas en las Cortes.

Más sobre este tema
stats